Compartir
Aguayo tenía 20 años de ser luchador profesional. Foto: Internet

Por Laurent Thomet (México, D. F., México). Autoridades de México iniciaron una averiguación por la muerte del “Hijo del Perro Aguayo”, un reconocido luchador mexicano que colapsó en pleno ring y quedó colgando de las cuerdas del cuadrilátero durante casi dos minutos antes de ser atendido, informó el lunes un vocero.

“Cada luchador de alguna manera sabe los riesgos en este tipo de deporte”, pero de cualquier forma “se abrió una averiguación previa como cuando se muere cualquier persona”, comentó a la Agencia France-Presse (AFP) José Manuel Yépiz, vocero de la fiscalía de Baja California, un estado del noroeste fronterizo con Estados Unidos, donde ocurrió el deceso.

Al observar los videos de aficionados sobre el último combate del luchador, efectuado el viernes pasado, “de entrada se puede ver homicidio imprudencial (…) sin embargo habría que catalogar que es lucha libre”, añadió el portavoz.

El “Hijo del Perro Aguayo”, que llevaba 20 años en los cuadriláteros, murió la madrugada del sábado por un traumatismo cervical que le provocó una patada propinada por el luchador Oscar Gutiérrez, “Rey Misterio Jr.”, en el Auditorio Municipal Fausto Gutiérrez Moreno de Tijuana.

Gutiérrez será llamado a declarar como parte de la investigación, prosiguió Yépiz.

En los vídeos difundidos se observa el momento en que el “Hijo del Perro Aguayo” cae inconsciente sobre las cuerdas tras recibir la patada.

Pedro Aguayo Ramírez, de 35 años, quedó colgando casi dos minutos de una de las cuerdas del ring mientras su pareja y sus otros dos contrincantes continuaban luchando, hasta que finalmente fue sacado del cuadrilátero en una camilla de emergencias improvisada con una tabla de madera para ser trasladado a un hospital privado, donde fue declarada su muerte en las primeras horas del sábado.

Esa aparente demora en su atención médica fue cuestionada por algunos aficionados en redes sociales y otros luchadores.

Pero el jefe de comisionados del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), Mario García, consideró el domingo en el velorio de Aguayo que “como hayan actuado (los médicos del evento) es inobjetable”.

Los médicos argumentaron que estaban atendiendo a otros tres lesionados en los camerinos en ese momento.

Un vocero de la empresa Lucha Libre AAA, para la que trabajaba el luchador fallecido, pero ajena a la organización de la pelea del viernes, aseguró que el movimiento que hizo “Rey Misterio Jr.” previo al colapso de Aguayo Ramírez es uno que ambos han ejecutado en el ring con regularidad.

“Fue un movimiento que el proprio Rey (Misterio) ha hecho muchas veces, fue un movimiento que el proprio (Hijo del) Perro (Aguayo) ha hecho muchas veces” dijo el portavoz, quien insistió en que se trató de “un accidente”.

“Rey Misterio Jr.” lamentó en su cuenta de Twitter la muerte del “Hijo del Perro Aguayo” con evidente consternación.

“Apenas se formaba una amistad de hermanos (…) me pregunto por qué y no lo entiendo, te extrañaré y te llevaré conmigo el resto de mi vida”, escribió “Rey Misterio Jr.” desde el domingo en esa red social.

La lucha libre en México se caracteriza por numerosas acrobacias aéreas, una práctica que luchadores veteranos consideran que son peligrosas por las lesiones que provocan en muy pocos años.

Dejar una respuesta