Compartir
Este es Max Verstappen, de 18 años y el nuevo piloto holandés de Red Bull Racing, a partir del Gran Premio de España, en el Campeonato Mundial de Automovilismo en la Fórmula 1. Esta foto del holandés la tomó Red Bull en Spielberg, Austria, el 11 de agosto del 2014.

San Petersburgo (Rusia) y Milton Keynes (Inglaterra). La escudería austriaca Red Bull Racing destituyó esta semana al ruso Daniil Kvyat y lo reemplazó por el prometedor piloto holandés Max Verstappen para el resto de la temporada de Fórmula 1, a partir del Gran Premio de automovilismo en España de la semana que viene, el 15 de mayo.

El ascenso de Verstappen, de solo 18 años, desde el equipo filial Toro Rosso se produjo después de que sugió la polémica, cuando Kvyat chocara dos veces con el monoplaza de Sebastian Vettel en el Gran Premio de Rusia el domingo pasado, dejándole fuera de carrera desde la primera vuelta.

Daniil Kvyat también se vio implicado en otro incidente con Vettel en el Gran Premio de China y su relegación a Toro Rosso parecía ser una reprimenda.

Casualidades de la historia, Kvyat, actualmente octavo en el campeonato del mundo de pilotos, había ascendido en el 2015 de Toro Rosso a Red Bull para sustituir al propio Vettel.

El director de Red Bull, Christian Hornder, describió a Verstappen como un “joven talento sobresaliente” en un comunicado y señaló que Kvyat “podrá continuar su desarrollo en Toro Rosso, un equipo con el que está familiarizado, lo que le dará la oportunidad de recuperar la forma”.

Desde su base en Milton Keynes (Inglaterra), la empresa de bebidas energéticas aclaró en un comunicado de prensa que Verstappen fue convocado desde el equipo Toro Rosso, una especie de academia para Red Bull.

“Max ha demostrado que su desempeño con Toro Rosso ha sido impresionante hasta ahora, y estamos contentos por poder darle esta oportunidad para manejar con Red Bull Racing”, dijo Horner.

“Estamos en una situación privilegiada, porque tenemos a los cuatro pilotos de Red Bull Racing y Toro Rosso con contratos a largo plazo con Red Bull (la compañía propietaria de las dos escuderías), así que tenemos la flexibilidad para alternarlos entre los dos equipos”, agregó el dirigente.

EL IMPARABLE VERSTAPPEN

Se trata de una tremenda oportunidad para Max Verstappen, un holandés que la temporada pasada se convirtió en el piloto más joven que maneja en el Campeonato Mundial de la Fórmula 1.

“Este es el próximo paso en mi carrera relativamente corta, y es una oportunidad increíble”, manifestó Verstappen en su portal oficial.

A sus 18 años, Max sigue su escalada fulgurante hacia la cima en el deporte de las cuatro ruedas, al pilotar con criterio un Red Bull, el de Daniil Kvyat.

Max Verstappen ha tenido un ascenso en la Fórmula Uno desde que debutó en marzo del año pasado. Ahora, el joven piloto pasó al equipo austriaco Red Bull Racing, procedente de su filial y academia Toro Rosso, donde el holandés tuvo un desempeño espectacular durante año y medio en el circuito profesional del automovilismo.
Max Verstappen ha tenido un ascenso en la Fórmula Uno desde que debutó en marzo del año pasado. Ahora, el joven piloto pasó al equipo austriaco Red Bull Racing, procedente de su filial y academia Toro Rosso, donde el holandés tuvo un desempeño espectacular durante año y medio en el circuito profesional del automovilismo.

Hijo del antiguo expiloto de la Fórmula 1, Jos Vertsappen, quien compartió el vehículo Benetton con el legendario alemán Michael Schumacher, Verstappen solo lleva un año y medio en el circuito profesional, pero ya ha dado mucho que hablar. Sus ambiciones son enormes.

Max Verstappen debutó en la Fórmula 1 en marzo del 2015, en el Gran Premio de Australia, con solo 17 años y medio… sin ni siquiera tener el permiso de conducir. Y ahora, en adelante, estará al volante de uno de los monoplazas más potentes de la parrilla.

En aquel momento, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) modificó su normativa para que este tipo de casos de precocidad no vuelvan a ocurrir.

El joven Verstappen hechizó al Dr. Helmut Marko, asesor personal de Dietricht Mateschitz, el dueño de Red Bull. Y lo elevó a la escudería Toro Rosso sin pasar por lo escalones intermedios de la GP3 o la GP2, como hacen la mayoría de los pilotos. Casi del karting a la Fórmula 1.

Es un piloto muy rápido y a menudo intenta realizar maniobras peligrosas. En general, suele funcionar. Durante el 2015, fue uno de los pilotos que más adelantamientos hizo en carrera (49 en 19 Grandes Premios). Fue nombrado el piloto debutante del año.

Actual décimo del campeonato del mundo, Verstappen disputó su primer Gran Premio en marzo del 2015 y se adaptó sin problemas a la crueldad de la Fórmula 1. Parece un tipo sin escrúpulos.

Más de una vez Max dijo que “mi padre me patearía las pelotas” si no hubiera intentado realizar alguna de las maniobras arriesgadas que desplegó durante este año y medio.

Dejar una respuesta