Compartir
Herediano se enfrenta al América de México en las semifinales de la Concacaf. Foto: Archivo de Imágenes en Costa Rica.

En vísperas de los juegos de Concachampions, nuestros equipos nacionales están a las puertas de un gran desafío, el que podemos catalogar como el deseo más grande de un futbolista: Jugar en un Mundial de Fútbol, en esta ocasión, en el ámbito de los clubes.

Y es que después de vestir la camiseta de la selección en un evento de esta índole, el mundial de clubes de FIFA se convierte en una experiencia inolvidable.

Es, sin ninguna duda, lo más parecido para aquellos jugadores que no han podido vestir la camiseta Tricolor en un Mundial de selecciones nacionales.

La tarea ha sido dura y el esfuerzo noble, pero llegó la hora de definir y buscar una posición que pocos equipos han podido lograr.

Y es que se está tan cerca, pero a la vez, tan lejos (como dicen por ahí), que hoy estos muchachos deben entregarse al máximo y jugar el mejor partido que hayan recordado.

En estos juegos, la concentración y atención a los pequeños detalles marcarán la diferencia. No se valen las desatenciones ni los errores de bulto porque al nivel en el que han llegado merecidamente Liga Deportiva Alajuelense y Club Sport Herediano, normalmente no perdonan.

Liga Deportiva Alajuelense visita al Impact en Montreal, Canadá, y luego lo recibe en el Alejandro Morera Soto. (foto de Facebook de Alajuelense).
Liga Deportiva Alajuelense visita al Impact en Montreal, Canadá, y luego lo recibe en el Alejandro Morera Soto. (foto de Facebook de Alajuelense).

Para un ejemplo, basta recordar lo ocurrido al Saprissa en su experiencia anterior.

Como nos decía un entrenador que nos llevó a la gloria hace ya casi 25 años, estos partidos se deben disfrutar, pero responsablemente.

Y cuando se refería a ese tema era que no podíamos jugar con miedo ni con dudas, debíamos recordar (como ya mencione), el mejor encuentro de nuestras vidas e inclusive de nuestra niñez.

Hay que cargarse de la mejor energía y motivación para obtener un mejor rendimiento deportivo.

La mesa está servida, nuestros representantes listos, la ilusión intacta en aficiones, jugadores y dirigentes, así que los mejores deseos.

Estrechemos el margen de la suerte por medio de talento, planificación y trabajo que han realizado.

Esta noche juegan por sus clubes, sus familias, por su país.!!

Compartir
Artículo anteriorClaudio Ciccia ganaba comisión por venta de figuras de Cartaginés
Artículo siguienteEl Mundial-2022 en invierno no congelará las polémicas
Ronald González Brenes es entrenador de fútbol con amplia experiencia en Costa Rica y Guatemala, donde se proclamó campeón con Saprissa y Comunicaciones respectivamente. Dirigió a la Selección Juvenil en el Mundial de Egipto 2009 (cuarto lugar). Fue jugador profesional durane 19 años en Costa Rica, Guatemala, Austria, Yugoslavia, seleccionado en Mundial Juvenil Arabia Saudi Sub-20 , Mayor en Italia 90,y con Saprissa en mundial de clubes en Japón. Vistió la camisa tricolor en 68 partidos clase A.

Dejar una respuesta