Compartir
De Corinthians a la Selección de Brasil: 'Tite' dejó su cargo en el 'Timao' y reemplazará a Dunga, tras su fracaso en la Copa América Centenario. De 55 años, el experimentado estratega no tendrá la vida fácil al frente del equipo (foto FIFA.com).

Río de Janeiro y Sao Paulo (Brasil). Adenor Leonardo Bacchi, el conocido Tite, el preferido por un gran sector de la prensa y la afición, dirigirá a partir de esta semana la selección brasileña con el reto de clasificarla para el Mundial de Rusia 2018.

Campeón de la Liga con el Corinthians en el 2015, Tite se reinventó siguiendo las directrices del italiano Carlo Ancelotti y después de rechazar la oferta de dirigir a la Canarinha en otras ocasiones aceptó ahora el reto respaldado por una carrera marcada por el trabajo, la academia y varios títulos.

El peso de sacar a Brasil del incómodo sexto lugar que ocupa en la eliminatoria suramericana al Mundial de Rusia 2018 y volver a meterlo en la zona de clasificación recae ahora en el entrenador de 55 años. Los primeros cuatro clasifican de forma directa al torneo, mientras que el quinto deberá jugar un repechaje.

Ese fue el objetivo que se planteó junto a los directivos de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El anuncio corrió por cuenta del presidente del Corinthians, Roberto de Andrade, quien ofreció este miércoles 15 de junio en una conferencia de prensa, que se transmitió por la televisión. La víspera, la CBF informó la destitución de Dunga como técnico.

“A partir de este momento, Tite ya no trabaja más con nosotros”, comentó Andrade. “Ha aceptado la invitación de la Confederación. Éste fue el día en que se despidió del club, al realizar su último entrenamiento”.

La decisión de la CBF de contratar a Tite desató la furia del club Corinthians, que acusó a la federación de “falta de ética”. Su presidente dijo a los periodistas que en la federación se manejó muy mal el tema de su contratación.

“Estoy furioso con la CBF”, sostuvo Roberto de Andrade. “Ni siquiera nos llamaron. Nada cambiaba si nos pedían permiso para hablar con él. Por supuesto que habríamos dicho que sí”.

Tite merece dirigir a la Selección por el trabajo que ha hecho y por el tipo de persona que es (…). Pero la selección no merece a Tite. La CBF no merece a alguien como él. Ellos no están acostumbrados a tratar a gente con ética”, agregó Andrade.

El dirigente del Corinthians añadió que en el partido de Liga de este jueves 16 de junio, ante el Fluminense, Tite “no dirigirá más al equipo y junto a él salen Cléber Xavier, Matheus y Edú Gaspar”, quienes formaban parte del cuerpo técnico.

El contacto de Tite con el entrenador italiano Carlo Ancelotti ocurrió a comienzos del 2014, durante el año sabático que se tomó el brasileño y que le sirvió para empaparse de las estrategias y del estilo del entonces entrenador del Real Madrid.

Tite, un nombre que ha sido aceptado entre aficionados y prensa, asegura que, gracias a ese contacto con Ancelotti aprendió a ser “más directo” con sus jugadores, “más preciso” en la preparación de los partidos y a hacer jugar a su equipo con el estilo más rápido e intenso de las principales ligas europeas.

Así se vio al Corinthians en la pasada temporada. Los entrenamientos dejaron los tradicionales partidillos de calentamiento por trabajos más específicos con balón.

UN COMPLICADO CAMINO AL MUNDIAL

Siguiendo una tradición desde el 2007 de seleccionadores gaúchos, como se conocen a los nacidos en el sureño estado de Río Grande do Sul, Tite sucede en el cargo a Carlos Caetano Bledorn Verri, el conocido Dunga, quien dirigió la selección en dos ocasiones, la última hasta la semana pasada en la Copa América Centenario, cuando fue eliminado 1-0 por Perú en la etapa de grupos por primera vez desde 1987.

Antes de Dunga estuvieron sus compatriotas Mano Menezes y Luiz Felipe Scolari.

Precisamente, Dunga ya había entrenado a la selección brasileña del 2006 al 2010 y fue contratado para reemplazar a Luiz Felipe Scolari, tras el vergonzoso desempeño de la ‘verdeamarela‘ pentacampeona del mundo en el Mundial 2014 en casa, donde recibió una paliza por 7-1 de Alemania en las semifinales.

En estos dos últimos años, el hoy exseleccionador Dunga, de 52 años, no consiguió cerrar las heridas por la humillación del Mundial 2014.

Bajo su liderazgo, el desempeño de la Seleçao fue decepcionante en la Copa América Centenario, en la Copa América 2015 y en las eliminatorias para el Mundial de 2018 en Rusia, en las que Brasil está en sexto lugar, por ahora fuera de la zona de clasificación.

En setiembre, el Scracht du Oro visitará a su par de Ecuador para la sétima fecha de las eliminatorias rumbo a Rusia y recibirá a la de Colombia en la octava.

“Es posible que Tite obtenga buenos resultados, que logre que Brasil se clasifique al Mundial” de Rusia, señaló el reconocido comentarista deportivo Juca Kfouri, para añadir inmediatamente que “en todo caso el problema del fútbol brasileño no se resuelve con cambiar de técnico”.

Kfouri es muy crítico de los últimos dirigentes de la CBF, Ricardo Teixeira y José María Marín, así como del actual timonel Del Nero, investigados en el escándalo de corrupción que salpicó a toda la cúpula de la FIFA.

Por eso duda que Tite tenga libertad para hacer alguna diferencia en cuanto a los cambios estructurales que precisa el fútbol brasileño, pero sí apuesta por buenos números.

Y se desconoce aún cómo será su relación con la CBF. A fines del 2015, Tite firmó un manifiesto junto a otras grandes figuras como Pelé y Zico para exigir la renuncia definitiva de Del Nero y la convocatoria de elecciones “democráticas” en la confederación.

UN TÉCNICO GANADOR QUE DA ESPERANZA

El nuevo seleccionador, Tite, fue jugador de equipos modestos en el país y se graduó como educador físico en la Universidad de Campinas (Unicamp). Dirigió al Internacional de Porto Alegre, con el que ganó la Copa Sudamericana del 2008 y la Liga del 2009.

Al Corinthians lo hizo campeón en el 2011, 2013 y 2015. Tite también dirigió al Atlético Mineiro y el Palmeiras, así como los clubes emiratíes Al-Ain y Al-Wahda. También se preció siempre de ser un estratega que construyó sus equipos desde atrás hacia adelante.

En su anterior paso por el Corinthians, entre el 2010 y el 2013, el equipo se constituyó en el campeón de la austeridad, el ‘rey del 1-0’.

Adenor Leonardo Bacchi, el conocido 'Tite', en un entrenamiento como director técnico del Corinthians brasileño, en la sede del equipo en Sao Paulo, Brasil. Su designación como el nuevo entrenador de la Selección brasileña desató la furia de su exclub, que acusó a la federación de falta de ética (foto FIFA.com).
Adenor Leonardo Bacchi, el conocido ‘Tite’, en un entrenamiento como director técnico del Corinthians brasileño, en la sede del equipo en Sao Paulo, Brasil. Su designación como el nuevo entrenador de la Selección brasileña desató la furia de su exclub, que acusó a la federación de falta de ética (foto FIFA.com).

En el 2015, el Corinthians acabó el campeonato con la mejor defensa (26 goles encajados en 35 partidos) y el ataque más productivo, 63. Sin embargo, los marcadores más habituales en los partidos del Corinthians del 2015 fueron goleadas por tres o más de diferencia.

Con esas características de juego, Tite espera devolverle la confianza a la afición de pentacampeón del mundo, que después de la humillante eliminación en el Mundial de “Brasil 2014”, no pudo sobreponerse con la vuelta de Dunga.

Tite es el técnico más laureado de la historia del Corinthians, con dos ligas (2011 y 2015), la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes del 2012, la Recopa Suramericana del 2013 y el Campeonato Paulista del mismo año.

'Dunga' asumió la dirección técnica de la selección brasileña tras la humillación en el Mundial de Brasil 2014 y ahora fue destituido tras quedar eliminado esta semana de la Copa América Centenario, que se disputa en Estados Unidos (fofo FIFA.com).
‘Dunga’ asumió la dirección técnica de la selección brasileña tras la humillación en el Mundial de Brasil 2014 y ahora fue destituido tras quedar eliminado esta semana de la Copa América Centenario, que se disputa en Estados Unidos (fofo FIFA.com).

Seco en su trato con la prensa y paternal con sus jugadores, Tite  tiene una misión clara: recuperar al equipo tras una serie de fracasos en los últimos años. Busca hacerlo identificándose siempre con la afición de los equipos que entrena a través de su indumentaria.

Ahora acostumbra a vestir elegantes camisas blancas o negras durante los partidos, siempre abotonadas hasta el puño y muchas veces cubiertas por chaquetas negras, diferente del rojo que era su color preferido en las dos temporadas (2008-2009) que pasó con el Internacional.

Algunos comentaristas de su país dicen que su sastre había comprado ya rollos de tela amarilla, por si quedaba vacante el banquillo de la Selección de Brasil, un episodio que se confirmó esta semana con la destitución de Dunga.

El desconocido técnico, Rogério Micale, se hará cargo de la selección olímpica de Brasil y de entrenar al astro Neymar Jr. durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 (foto FIFA.com).
El desconocido técnico, Rogério Micale, se hará cargo de la selección olímpica de Brasil y de entrenar al astro Neymar Jr. durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 (foto FIFA.com).

‘TITE’ NO DIRIGIRÁ EN LAS OLIMPIADAS DE RÍO 2016

El nuevo entrenador de Brasil, Tite, había rechazado en dos ocasiones la oferta de dirigir la Canarinha y ahora optó por no dirigir al equipo Sub-23 en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que tiene el reto de conquistar por primera vez la medalla de oro.

Para las Olimpiadas, el propio Tite recomendó a la CBF la continuidad de Rogerio Micale, técnico de la Selección Sub-20 y quien de manera interina asumía la función cuando Dunga estaba con el equipo mayor.

Micale, de 47 años, fue confirmado en el cargo  por la CBF, en Río de Janeiro, para suceder a Dunga en los Juegos Olímpicos de Río.

El estratega de la Juvenil brasileña venía trabajando con el equipo de manera interina y anunció que esta semana enviará a la FIFA la lista de los 35 preseleccionados y los 12 miembros de la comisión técnica.

La nómina definitiva será divulgada el 29 de junio y la preparación comenzará el 18 de julio en la Granja Comary, la sede de la CBF en Teresópolis, a 91 kilómetros de Río de Janeiro.

La selección olímpica disputará un amistoso contra Japón el 30 de julio en el estadio Serra Dourada, de Goiania, Brasil.

Micale ganó el título de la Copa Sao Paulo del 2008 con el Figueirense de Florianópolis y dos veces de la Cor Groenewegen (ICGT), en Holanda, con el Atlético Mineiro de Belo Horizonte.

En el 2015, Micale fue contratado por la CBF para relevar a Alexandre Gallo y sin poder escoger a los jugadores que había elegido su antecesor llevó a la Selección Sub-20 al Mundial de Nueva Zelanda 2015, en el que Brasil terminó segundo, y a los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, en los que conquistó la medalla de bronce.

Dejar una respuesta