Compartir
El universo pugilístico se paralizará por un choque inédito, que genera adeptos y rechazos por igual, y una gran incógnita, entre el boxeador estadounidense Floyd Mayweather y el luchador estrella de artes marciales mixtas, el irlandés Conor McGregor; este sábado 26 de agosto en el T-Mobile Arena, de Las Vegas, Nevada, Estados Uidos (fotos sitio www.martialtribes.com).

Las Vegas, Nevada (Estados Unidos). En el T-Mobile Arena de Las Vegas, Floyd Mayweather Junior, uno de los boxeadores libra por libra más grandes de la historia, y el luchador irlandés Conor McGregor, el talento más reconocido de las artes marciales mixtas (UFC), se enfrentarán este sábado 26 de agosto (8 p. m., hora tica, combate transmitido por Fox Sports y Fox Premium) y lo harán por primera vez, en una noche de pura adrenalina que se espera sea uno de los éxitos más grandes de taquilla del boxeo, así como la pelea más comentada de todos los tiempos.

A pesar de estar fuera del ring desde el 2015, la reputación de Money Mayweather, de 40 años, permanece intacta, con un increíble récord de 49-0 en su carrera profesional, gracias a una técnica muy depurada, desplazamientos constantes a lo largo del ring y una gran capacidad para controlar el ritmo del combate a voluntad.

El boxeador, oriundo de Michigan, gano 15 títulos mundiales y el campeonato lineal en cuatro diferentes clases de peso. Como aficionado ganó una medalla de bronce en la división de peso pluma en los Juegos Olímpicos de 1996, tres campeonatos de Golden Globes de los Estados Unidos (peso ligero, peso mosca y peso pluma) y el campeonato nacional de los Estados Unidos en peso pluma.

Además de sus logros en el ring, Mayweather es conocido por ser uno de los deportistas más lucrativos de la historia, principalmente por las ventas generadas por sus peleas. Encabezó los listados de las revistas Forbes y Sports Illustrated de los 50 atletas mejor pagados del 2012 y 2013 respectivamente, y otra publicación de la revista Forbes nuevamente en el 2014 y 2015, catalogándolo como el atleta mejor pagado del mundo.

Por su parte, el irlandés The Notorious McGregor, de 29 años, conocido como uno de los pegadores más peligrosos en las MMA, que compite en las categorías de peso pluma, peso ligero y peso wélter en UFC, utilizará su fiereza y naturaleza competitiva en un esfuerzo por superar a la leyenda invicta del boxeo, sin haber tenido un combate profesional en su carrera.

Con un récord de 24 peleas en MMA (21-3-0), McGregor ha sido también campeón de peso pluma y peso ligero simultáneamente en UFC, logro que lo convierte en el primer y único luchador en ganar dos títulos en dos divisiones diferentes al mismo tiempo. Es sin duda la figura más popular y reconocida de las artes marciales mixtas.

Todo está listo en Las Vegas para el espectáculo que nadie ha sabido definir ni encuadrar en una modalidad deportiva específica como es un combate de boxeo, promocionado por sus organizadores como “la pelea que todo el mundo había pedido”

Después de haberse montado un circo mediático tan “surrealista” y poco ético como el lamentable espectáculo de promoción de la pelea que dieron los dos protagonistas, ha llegado la hora que el sábado por la noche se suban al cuadrilátero montado en el T-Mobile Arena para definir a un ganador.

Como es lógico, el gran favorito es Mayweather junior, un excampeón invicto de 40 años, que a pesar de no haber boxeado en dos años, se retiró de forma voluntaria, mantiene su condición de haber sido uno de los grandes de todos los tiempos.

Mientras que su rival (0-0) hará su debut como profesional del boxeo y aunque es 11 años más joven, y aseguran que posee una gran pegada, no tiene asimilados los fundamentos ni el conocimiento de la ciencia del deporte que representó mejor que nadie el legendario Mohammed Ali, un peso pesado que mostró al mundo entero lo que debe ser un verdadero púgil y lo hermoso que es cuando se ejecuta bien.

Nada de eso interesa en el duelo entre Mayweather junior y McGregor, dado que se montó en base a que el excampeón invicto estadounidense hiciese su última salida al cuadrilátero no para competir sino para llevarse otro bolsa que podría superar los 250 millones de dólares y además de regaló un triunfo más de marca.

Mayweather Junior tiene garantizada una bolsa de 100 millones de dólares que con el porcentaje que reciba de los derechos de venta por televisión de pago podrían alcanzar como mínimo los 250 millones de dólares o superar los conseguidos por su duelo ante el excampeón filipino Manny Pacquiao, en mayo del 2015.

Aunque Mayweather junior insiste que para nada piensa en la marca de los 50 triunfos sin derrota que lo dejaría como el único en la historia del boxeo que acaba campeón invicto y con tantas victorias, es otro aliciente exclusivo que tiene la pelea para el púgil estadounidense que ha sido el que ha impuesto las reglas del juego.

Las que han aceptado hasta la propia Comisión Atlético de Nevada, que con los ingresos de más de 600 millones que se espera dejen el llamado espectáculo deportivo, se olvidó de defender y velar por la integridad de los atletas a cambio de tener asegurada también una importante cantidad de millones de dólares.

De ahí, que tras el pesaje que ambos protagonistas cumplieron sin ningún problema, se pudo ver a Mayweather Junior más feliz que nunca, completamente relajado y seguro que a partir del sábado por la noche habrá conseguido todos los objetivos que se propuso con un combate que pasará a la historia porque nadie ha podido definir.

También estará pleno de felicidad McGregor que antes de subir al cuadrilátero ya tiene asegurada una bolsa de 30 millones de dólares, que supera cualquiera de las que haya ganado por sus peleas en el octógono durante su carrera en las artes marciales mixtas. Pero, al igual que Mayweather junior, el peleador irlandés terminará ganando muchos más millones, hasta poder llegar a los 100 por haber promocionado su propio debut en el deporte del boxeo, algo completamente insólito y sin ningún argumento racional.

El tico Francisco Fonseca durante el pesaje de su pelea en Las Vegas, este viernes 25 de agosto (foto del periodista Rafael Ángel Soto Fallas).

UN TICO EN LAS PELEAS PRELIMINARES

Mientras la ironía será ver al resto de los profesionales que rellenan la cartelera si que tratarán de dejar en alto al deporte del boxeo aunque lo hagan por una auténtica “miseria” en comparación con lo que van a recibir Floyd Mayweather Junior y Conor McGregor.

Estos profesionales los encabeza el estadounidense Gervonta Davis (18-0, 17 nocauts), quien perdió el título mundial ligero junior al estar por dos libras por encima del peso limite de las 132, que ganara 600.000 dólares por su combate frente al costarricense Francisco Fonseca (19-0-1, 13 nocáuts), quien apenas tendrá una bolsa de 35.000 dólares.

Aunque Fonseca, de 23 años, recibirá un cheque mayor por la porción del dinero que le deberá pagar Davis al estar con más peso del establecido por el reglamento y el contrato.

El boxeador nacional, Francisco Fonseca (derecha), posa para las cámaras previo a su pelea contra el estadounidense Gervonta Davis, durante el pesaje realizado en el el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos (foto del periodista Rafael Ángel Soto Fallas).

Pero en el día del pesaje, el viernes 25 de agosto, se dio lo inesperado. El peleador costarricense ya tuvo su primera victoria en Las Vegas, luego de que diera las 130 libras en el pesaje, mientras que Davis se pasó por dos libras de lo pactado (132) por lo que perdió de manera automática su título mundial.

Con esta situación el estadounidense ya no es más el poseedor del cinturón y ahora es Fonseca el que de ganar la pelea obtiene el título mundial, de no ser así tendrá la primera opción por obtenerlo en una pelea en los próximos meses.

“Estoy tranquilo, hice un trabajo a conciencia y muy profesional, aunque me avisaron hace muy poco de la pelea yo he venido trabajando en silencio pero con mucha disciplina, por eso estoy en el peso desde inicios de semana”, indicó Fonseca desde el T-Mobile Arena, escenario donde la noche de este sábado 26 de agosto peleará por el título, en un boletín de prensa enviado por el periodista Rafael Ángel Soto Fallas.

El boxeador costarricense Francisco Fonseca que peleará en Las Vegas ante el estadounidense Gervonta Davis (foto del periodista Rafael Ángel Soto Fallas).

Para el equipo de Fonseca esta situación pone más sabor a la pelea y ha demostrado al mundo del boxeo lo bien preparado que está el costarricense.

“Por esas dos libras a él le quitaron el título y Francisco ha ganado la primera batalla en la báscula, por lo que si nuestro púgil gana se convierte en el primer Campeón Mundial Unificado de nuestro país”, manifestó Kathy Cunningham, del staff de Francisco.

Por su parte, Gervonta se mostró muy contrariado y desmotivado por el desenlace de este primer combate y pidió disculpas.
“Me disculpo con mis fanáticos y las personas que creen en mí, perdí el cinturón pero no la pela, sigo invicto y lo seguiré siendo al final de la noche” expresó Davis.

El pugilista tico Francisco Fonseca tiene un registro invicto en 20 combates, de los cuales ganó 19, incluidos sus 13 “nocauts”, y un empate (foto del periodista Rafael Ángel Soto Fallas).

En otro combate en Las Vegas, el campeón secundario de peso ligero, Nathan Cleverly (30-3, 16 nocauts), de Gales, ganará 100.000 por su defensa ante Badou Jack, aunque es probable que Cleverly reciba más dinero por la transmisión de la función en la televisión británica. Jack (20-1-3, 12 nocauts), quien pelea por primera vez desde que dejó vacante su título Supermedio, recibirá 750.000 dólares.

Dentro del peso crucero, Andrew Tabiti (14-0, 12 nocauts) y Steve Cunningham (29-8-1, 13 nocauts), exdoble campeón mundial, recibirá una bolsa de 100.000 cada uno por su pelea en pago por evento, que también les puede dejar algún dinero más.

Mientras que los pesos welter Thomas Dulorme y el veterano cubano Yordenis Ugas ganarán 75.000 dólares y 50.000 dólares, respectivamente, cada uno por enfrentarse en combate pactado a 10 asaltos y que serán los que representen al verdadero deporte del boxeo.

Mayweather y McGregor siguen prometiendo el triunfo

Las Vegas, Nevada (Estados Unidos). Hasta el último momento, el púgil estadounidense Floyd Mayweather Jr, y el irlandés Conor McGregor, peleador de artes marciales mixtas, han aprovechado cada presentación ante los periodistas para no dar espectáculo y prometer cada uno de ellos el triunfo.

Después de una serie de conferencias de prensa, a las que asistieron miles de personas en varias ciudades y en las que hubo toda suerte de insultos, maldiciones y espectáculo de pura promoción de venta de entradas y de pago por televisión, Mayweather júnior y McGregor fueron fieles a esa estrategia hasta el final.

En el último contacto con los periodistas antes de la pelea, prevista para el sábado próximo, McGregor reconoció: “Hemos hecho muchas conferencias locas, pero ésta es más moderada, más profesional, es como realmente me gusta”.

Lo anterior confirma que desde hace meses comenzó el circo en el que han convertido desde el inicio un combate, que ahora hasta la propia Asociación de Doctores que trabajan en las peleas han declarado abiertamente que es un “peligro”, especialmente para McGregor, que nunca ha boxeado y se va a enfrentar a un excampeón invicto.

Mucho más cuando también se ha autorizado que los guantes sean de ocho onzas en lugar de los reglamentarios de 10, con el único fin de que los peleadores puedan hacerse mucho más daño.

Pero La pelea se llevará a cabo en el T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde, desde el pasado junio cuando la Comisión Atlética de Nevada la aprobó, nadie habla de ningún aspecto deportivo sino simplemente de las ganancias millonarias que esperan deje el evento.

Dentro del mundo del boxeo ya se han cansado de repetir que es toda una “farsa”, un “circo”, y una falta de respecto a sus fundamentos que han sido “pisoteados” por la propia Comisión Atlética de Nevada, última responsable de que se pueda celebrar.
La pelea está programada a 12 asaltos en la división de los medios júnior.

Pero aunque el irlandés McGregor indicó que la conferencia tenía un tono serio, no pudo escapar de los insultos que durante su gira hicieron en las anteriores y que convirtieron en un espectáculo considerado por la gran mayoría de “muy mal gusto y educación”.

Sin embargo, en su línea también de dar la última ayuda a la venta de entradas que todavía no se ha completado, ambos púgiles se volvieron a insultar.

“Estamos preparados para las 12 rondas de tres minutos de ritmo sin parar y voy a seguir adelante y voy a poner la presión sobre él y voy a quebrar a este viejo”, declaró McGregor, el mismo que días antes destacó que su rival no le iba a durar ni un asalto.

McGregor se ufana de contar con 29 años de edad, mientras que Mayweather ya tiene 40 y está saliendo de una retirada voluntaria de dos años de inactividad.

McGregor recordó que además de su edad y mejor condición física y preparación, el peso de los guantes le favorecerá, ya que serán de ocho onzas en lugar de los guantes estándar de 10 onzas para peleas de más de 147 libras.

A McGregor (0-0) se le concedió que la pelea se disputará con guantes de ocho onzas, ya que está acostumbrado a pelear con cuatro onzas en la UFC.

Pero Mayweather (49-0, 26 nocauts) no está contento y dijo en la conferencia que al permitir guantes de ocho onzas “cometieron un gran error”.

Punto de vista que también reconocen los doctores que supervisan los combates.

“Aunque supuestamente es porque de esa manera él puede desempeñarse mejor, a mí me facilitará el trabajo, y no veo que (McGregor) pueda aguantar dos asaltos”, declaró Mayweather júnior en tono de burla, respondiendo a los comentarios del irlandés.

“Me siento feliz, porque independientemente de como mantenga su guardia, voy a romper lo que esté delante de mí. Eso es todo”.
Aunque había dicho que eso era todo y que no hablaría más, fue imposible que dejara de seguir prometiendo lo que hará sobre el cuadrilátero.

“Voy a meterme en su juego, y cuando eso pase me voy a sentir triste porque debió haber mantenido la boca cerrada, dado que no está a mi nivel, ni siquiera es un cuarto del tipo de hombre que yo soy”, agregó el excampeón estadounidense.

La pelea, que ha generado polémica en el ámbito boxístico porque muchos dicen que no tiene sentido ese tipo de combates, para Mayweather sí lo tiene, ya que salió de su retirada para subir nuevamente al cuadrilátero y acreditase una bolsa de posiblemente más de los 250 millones de dólares que ganó cuando unificó el título welter contra el filipino Manny Pacquiao.

Dijo que “todos pueden hablar de lo que va a suceder, aunque lo que no va a suceder se trata de mí y del tipo contra quien estoy compitiendo, pero es claro que con mi marca de 49-0, voy a darlo todo para continuar invicto”.

“Sé que soy el mejor en lo que hago, y McGregor en el octógono es como yo, él también está invicto, así que el público será el primer ganador al ver este gran combate”, agregó.

La pelea será vista por miles de irlandeses que han llegado a Las Vegas para animar a su compatriota en el debut del mundo del boxeo y que en las calles se hacen sentir con su banderas y el estribillo en español de “olé, olé, olé…”.

Los mismo que habían hecho antes dentro del T-Mobile Arena durante la ceremonia de peaje, al hacerse sentir más que los seguidores de Mayweather, que sigue al frente de todas las apuestas como el gran favorito a conseguir la victoria.

Precisamente, en función del volumen de la venta de la televisión de pago, Mayweather también podría superar las ganancias del duelo ante Pacquiao, de 250 millones de dólares.

“Hablamos de nuevo de números increíbles, lo que significa que los aficionados están locos por ver la pelea”, reiteró Mayweather, que ha prometido no defraudar y dar una lección de boxeo a McGregor.

Mientras en el apartado deportivo nadie hace comentarios nuevos, todos están de acuerdo que no tiene ninguna validez, que perjudica a la seriedad del mundo del boxeo profesional, y tampoco aporta nada a las artes marciales mixtas, cuyos peleadores han sido los primeros en reconocer que McGregor no tiene ninguna opción de ganar.

La única opción que le dan a McGregor de poder conseguir la victoria es si Mayweather, de 40 años, sufre una lesión, o recibe un golpe limpio potente del peleador irlandés que lo deje nocaut. El resto, todos los argumentos y explicaciones que se han dado es que McGregor podría sufrir un auténtico calvario durante el tiempo que pueda durar el combate.

Al margen de cual sea el resultado del combate, el irlandés ya tiene asegurados 100 millones de dólares, dinero que jamás pensó podría conseguir dentro de las artes marciales mixtas.

En cuanto a la marca de Mayweather de llegar a 50 triunfos sin derrota como profesional para superar la de la leyenda del boxeo, Rocky Marciano, con el que está empatado (49-0), el mundo del boxeo considera que sumarla al récord del púgil invicto estadounidense sería el último “insulto” al deporte y a la memoria de un verdadero púgil y legendario.

La Asociación de Doctores encargados de trabajar en los combates de boxeo manifestaron su rotunda oposición al de Mayweather y McGregor y hacen responsable a la Comisión Atlética de Nevada de los graves riegos físicos que corren ambos deportistas.

SIN PROBLEMAS EN EL PESO

En un combate esperado por todos, el invicto y múltiple campeón mundial Floyd Mayweather Jr. regresará a los entarimados para enfrentar a la estrella de la UFC, Connor McGregor, en el pleito estelar de una cartelera que se llevará a cabo este sábado en la Arena T-Mobile de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

La pelea es organizada por Mayweather Promotions, y será transmitida por el sistema PPV en Estados Unidos (pagar para ver), Fox Sports y Televisa Deportes en México.

Obviamente y en medio de un mayúsculo interés, este viernes se llevó a cabo el pesaje oficial de esta cartelera, en una abarrotada Arena T-Mobile. Miles de fanáticos de todo el mundo se presentaron a ver este show del pesaje, en el que nuevamente ambos luchadores volvieron a mostrarse y dejar claro que están seguros de imponerse este sábado en el choque del sábado.

McGregor fue el primero en llegar a la Arena T-Mobile, envuelto en la bandera de Irlanda y con sus gafas oscuras. Vestido de camiseta y pantalón deportivo blanco, gorra del mismo color y con un amplio séquito de gigantes guardaespaldas, Mayweather apareció lentamente en la arena, mientras se escuchaba de fondo la canción ‘In the Air Tonight‘, del intérprete inglés Phil Collins.

McGregor fue el primero en subir a la báscula, llamando la atención porque marcó 153 libras, luciendo el desgaste por el corte de peso. En cambio, Mayweather sorprendió aún más, al pesar “apenas” 149.5 libras, muy por debajo del límite de las 154 libras, el máximo para la división superwelter.

Al final del pesaje, McGregor hizo un serio de gestos ante un impávido Floyd que no reaccionó, ni se inmutó por la tradicional forma del irlandés de provocar a sus oponentes y sacarlos de concentración. En esta pelea, no estará en juego ningún título mundial, pero si estará programada al máximo de los 12 rounds.

GALERÍA DE FOTOS: EL PESAJE OFICIAL EN EL T-MOBILE ARENAS – LAS VEGAS

Los secretos de la pelea más promocionada y millonaria

El T-Mobile Arena, de Las Vegas, Nevas (Estados Unidos), será sede de la pelea de boxeo más promocionada y la que más rechazos, adhesiones e incógnitas generó en el año. La noche de este sábado 26 de agosto chocarán el estadounidense Floyd Mayweather y la estrella de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés), el irlandés Conor McGregor. El duelo posee varias aristas a considerar. Vamos a repasarlas.

-EL CHOQUE:
Lo que comenzó como una provocación mediática mutua y continuó en redes sociales, terminó de convertirse en una realidad por una obviedad: el rédito económico que inclinó la balanza. La pelea está pautada en 154 libras (poco más de 69 kilos), lo que encuadraría en la categoría superwelter de boxeo y el peso ligero de UFC. Será con las reglas clásicas del boxeo, no habrá título en juego y mediará la Comisión Atlética de Nevada.

El ente autorizó el peso de los guantes en ocho onzas, que en un principio se había pautado en 10. Criticado por la ventaja de moverse en un terreno conocido, Mayweather pujó para el cambio a guantes más pequeños, que ya utilizó anteriormente. Al irlandés poco le importó ya que en MMA varían entre cuatro y seis onzas. Robert Byrd arbitrará el cuadrilátero, mientras que los jueces serán los estadounidenses Burt Clements y Dave Moretti, y el italiano Guido Cavalleri, un europeo a pedido de McGregor.

-LOS RIVALES:
Con 40 años, Mayweather llegará con una inactividad de casi dos años. Desde octubre de 1996 hasta septiembre de 2015 el diestro cosechó profesionalmente una marca de 49-0 (26 KO) y buscará quebrar un récord que comparte con el legendario Rocky Marciano. Se retiró multicampeón, con títulos de las Asociación Mundial de Boxeo, del Consejo Mundial de Boxeo, de la revista The Ring y denominado “welter lineal” (el mejor de todos en su categoría).

Conor McGregor, entre tanto, acaba de cumplir los 29 años y será su debut en la disciplina. Posee un récord profesional en MMA de 21-3 (18 nocauts) y todas sus derrotas fueron vía sumisión (finalización con alguna llave), es decir que nunca lo noquearon. Su mano fuerte es la zurda y en UFC fue el único en ser campeón en dos categorías diferentes (pluma y ligero) de manera simultánea.

-LAS DISCIPLINAS:
Ya se dijo: no habrá fusión de deportes, se trata de boxeo. De hecho, en una entrevista con Jimmy Kimmel, un presentador de la TV norteamericana, Mayweather declaró que McGregor perdería casi el 90% de sus ganancias si improvisa un movimiento ilegal. “No sabemos cuánto va a ser, pero sé que será una fuerte multa”.

En comparación, las MMA tienen una corta historia en la que varios boxeadores probaron suerte. El emblemático James Toney tuvo un debut y despedida en las manos de Randy Couture: lo sometió en el primer asalto. El caso contrario es el de Holly Holm, campeona en boxeo y en UFC. A la inversa, el canadiense Tim Hague fue noticia en junio pasado tras morir después de una velada boxística. En su cuarta pelea fuera de las artes marciales cayó cinco veces antes de ser hospitalizado.

-REGLAS BÁSICAS:
Serán las normas del boxeo. No valen, por tanto, patadas, codazos o derribos. La pelea será en un cuadrilátero y los luchadores tendrán guantes de ocho onzas. El combate será a 12 asaltos de tres minutos de duración, siendo un tiempo real de pelea de 36 minutos. Entre asalto y asalto habrá un minuto descanso.

Fanáticos del boxeo denostaron el choque, al retador y pusieron en duda que se trate de una pelea real. “Circo”, lo llamaron. Desde el otro lado, hasta los viejos rivales de McGregor salieron en su defensa: “Pensar que pasará vergüenza es una actitud muy arrogante”. También pujaron por la supremacía de su deporte sobre el otro al sentenciar que un duelo al revés (ambos en MMA) no se podría realizar.

Lo cierto es que, en lo que respecta al deporte en sí, y más allá de las reglas obvias, en boxeo y MMA las distancias y las guardias son distintas. El peligro en MMA viene de múltiples blancos, mientras que el boxeo es más acotado en ese sentido. También es mayor la superficie de golpeo.

A esto deberá adaptarse McGregor, quien ya hizo un cambio de rutina en su entrenamiento para prepararse físicamente. Debió pasar de los posibles 25 minutos en total (en MMA el máximo es 5 rounds de 5′), a los 11′ más que totalizan los 36′ del box (12 rounds de 3′). “Tuve que ajustar algunas cosas pero fue bueno. Fue como refrescar todo, agotador. La gente piensa que soy un novato pero no es así”, disparó The Notorious.

-EL DINERO:
Para la pelea denominada #MayMac, el PPV (pagar para ver) rondará en Estados Unidos los $90 para la señal regular y $100 en HD. Se estima que solamente en ese país podrían verla un récord de 50 millones de personas. Respecto de las ganancias de los peleadores, los cálculos varían ampliamente pero los organizadores esperan que, como mínimo, Mayweather gane unos 200 millones de dólares (él declaró que se haría de 350), mientras que el europeo se llevaría $100 millones.

-EL PRONÓSTICO:
Si fuese una pelea callejera nadie dudaría en poner sus fichas por Conor, pero con todo lo dicho anteriormente: ¿Qué puede ocurrir? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero la lógica indica que Floyd Mayweather Jr. logre imponer su juego y resulte el ganador. Será en la confianza del irlandés, su factor sorpresa, juventud y pegada, que se sostendrán las pocas chances de batacazo. Hablamos de un deporte de contacto en el que una mano precisa puede cambiar cualquier trámite. El desafío de McGregor será encontrarla ante un invicto que, hasta el sábado, nadie logró acertársela.

Las apuestas más locas sobre la pelea

Por fin este sábado 26 de agosto en el T-Mobile Arnea, de Las Vegas, Estados Unidos, se verán las caras Floyd Mayweather y Conor McGregor en el combate de boxeo más esperado del año.

Aunque también se trata de uno de los más polémicos de siempre. Y es que hay quien piensa que se trata de un evento simplemente para hacer caja y no una pelea histórica, como la quieren vender, ya que Mayweather lleva retirado desde setiembre del 2015 y la especialidad de McGregor son las artes marciales mixtas (MMA).

Sin embargo, las que están encantadas con el combate son las casas de apuestas, que se frotan las manos ante el interés que está generando este duelo. De hecho, se puede apostar por casi todo. En esta galería de fotos tienen unos cuantos ejemplos.

Según las casas de apuestas, Floyd Mayweather es el favorito en el esperado combate de este 26 agosto entre el exboxeador y el campeón de artes marciales mixtas Conor McGregor. Sin embargo, no solo se puede apostar a un ganador en esta pelea. Hay otras apuestas bastante más locas que también están generando interés entre los jugadores (foto John Gurzinski, de AFP).
Por ejemplo, también se puede apostar por un empate, algo bastante improbable en el boxeo, aunque no se descarta que suceda en este combate. El que quiera jugársela a esta opción y acierte se llevará 50 euros por cada uno que apueste (foto John Locher, de AP).
Hasta la entrada en el combate genera expectación entre los apostantes. ¿Quién de los dos luchadores estará acompañado por un mayor número de personas? Que sea Floyd Mayweather se paga a 1,33 euros y si es Conor McGregor, a 1,91 (fotos de Jason Merritt, de WireImage y Getty Images; y Ed Mulholland, de Getty Images).
También se puede apostar por el nombre de las personas que acompañarán a los combatientes. Que Justin Bieber vaya al lado de Floyd Mayweather en su salida al ring se paga 3,39 euros a 1 (foto Stephen Dunn, de AFP).
Otra opción es apostar sobre qué luchador tendrá una entrada más larga. Se paga a 1,40 euros que sea la de Mayweather y a 1,78 si se trata de la de McGregor (foto Frank Franklin II, de AP).
¿Publicará Donald Trump algún tuit durante la pelea? Es otra de las opciones para apostar. Que el Presidente de Estados Unidos escriba siete o más mensajes en Twitter se paga a 1,80 euros y si son seis o menos a 1,40 (foto Carolyn Caster, de AP)
En lo que se refiere estrictamente a cosas que sucedan en el ring, hay una apuesta sobre si alguno de los luchadores perderá el protector bucal. La cuota si esto ocurre es de 4,45 euros (foto John Gurzinski, de AFP).
Que el irlandés Conor McGregor sangre antes se paga a 1,22, mientras que si es el exboxeador, 3,75 euros (foto Ethan Miller, de Getty Images).
Ya sabemos que el combate se celebrará con las reglas del boxeo, por lo que Conor McGregor no podrá realizar algunos de sus mejores movimientos. Sin embargo, se puede apostar a que lanzará una patada en la lucha y tampoco se paga demasiado, concretamente 11 euros a 1. Eso sí, si lo hace, sería descalificado (foto Julio Cortez, de AP).
No parece muy probable que ninguno de los dos tire la toalla, aunque si alguien se atreve a apostar por ello y sucede se llevaría 10 euros por cada uno que apueste (foto Jeff Bottari, de Getty Images).
Que Floyd Mayweather acepte una nueva pelea pero con las reglas de la MMA se paga a 17,81 euros (foto Ethan Miller, de Getty Images).
Según las casas de apuestas, Floyd Mayweather es el favorito en el esperado combate de este 26 agosto entre el exboxeador y el campeón de artes marciales mixtas, Conor McGregor. Sin embargo, no solo se puede apostar a un ganador en esta pelea. Hay otras apuestas bastante más locas que también están generando interés entre los jugadores (foto John Gurzinski, de AFP).

FUENTES CONSULTADAS: Diarios “Clarín” (Argentina) y “AS” (España); NotiFight.com, Yahoo Deportes, Univision Deportes, World War II, Agencias AFP y EFE; el periodista Rafael Ángel Soto Fallas y YouTube.

Dejar una respuesta