Compartir
Eduardo Li Sánchez fue presidente del Comité Organizador Local y asesor especial de la Comisión Organizadora del Mundial Femenino Sub-17 "Costa Rica 2014". En esa copa, el exdirigente se apropió de $90.000 que destinó la FIFA para promover y financiar el torneo menor (foto AFP).

La gestión hace dos años del expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Eduardo Li Sánchez, como líder del Comité Organizador y asesor especial de la Comisión Organizadora del Mundial Femenino Sub-17 en el 2014, que se realizó en Costa Rica, tenía la facultad de solicitar más dinero al Estado si hacía falta y era necesario, para completar algunos gastos extras de la cita mundialista de la FIFA.

Así lo hizo el hoy detenido dirigente y empresario, de 57 años, quien la semana pasada se declaró “culpable” ante la Corte Federal de Nueva York, Estados Unidos, en tres de los 14 delitos que se le imputan por corrupción en el fútbol entre el 2009 y el 2015, dentro del caso “FIFA Gate” y tras la investigación del Departamento de Justicia de esa nación norteamericana.

El Gobierno anterior de la expresidenta Laura Chinchilla otorgó ¢1.750 millones a dicho Mundial, a través del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) y el Ministerio del Deporte, que esa vez presidía William Corrales, y además gestionó la exoneración de impuestos, para apoyar a la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) en la organización del certamen para mujeres menores de 17 años.

Sin embargo, la directora del Icoder, Alba Quesada, informó el jueves 13 de octubre al sitio Cronica.cr que la suma original que dio el Estado fue de ¢1.250 millones y Eduardo Li hizo después de finalizado el Mundial dos solicitudes más, una por ¢250 millones a finales de abril del 2014 y otra por ¢250 millones, al empezar la nueva administración del mandatario Luis Guillermo Solís.

Ambas cantidades de dinero extraordinario fueron autorizadas y el monto pasó de ¢1.250 millones a ¢1.750 millones.

Una situación que se une al hecho de que Eduardo Li confesó la semana anterior que, de los fondos privados del certamen menor, se apropió de $90.000 (¢50,4 millones), destinados por la FIFA para que el Comité Organizador Local (COL) sufragara gastos, planificara, promocionara, restaurara uno de las cuatro sedes asignadas a la cita y desarrollara todo lo referente a la organización del Mundial Femenino Sub-17 “Costa Rica 2014”.

Alba Quesada agregó que, entre “las deudas pendientes” por los que se ocupaba una suma adicional de ¢250 millones, mencionó el desembolso para cancelar transportes y hoteles, entre otros.

Sobre el tema, la directora del Icoder, aclaró que la solicitud excepcional de Eduardo Li en la administración anterior de Laura Chinchilla, para completar las liquidaciones de los fondos públicos que les entregó el Gobierno, le fue aprobado al exjerarca federativo a comienzos de la presente legislatura 2014-2018.

Por tal razón, a Quesada le llamó atención y, a la vez, se sintió “decepcionada” de que Li pidiera esta plata extraordinario del presupuesto original del torneo, si había recibido $90.000 (¢50,4 millones) de la FIFA para los gastos propios del Mundial Femenino Sub-17.

“Es doloroso y muy triste escuchar las declaraciones del Sr. Eduardo Li, porque para nosotros, como dirigentes deportivos y para el Gobierno de la República de aquel momento, nos sentimos defraudados y burlados de alguna manera”, comentó la directora del Icoder.

De acuerdo al boletín de prensa del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el exjerarca admitió que despojó a la organización de $90.000 (¢50,4 millones) mediante la utilización de un sistema de facturas falsas, para otra liquidación que envió a la FIFA por el certamen menor de mujeres, que fue ganado por Japón después de una intensa final ante España, a la que doblegó por 2-0 el 4 de abril del 2014, en el Estadio Nacional de La Sabana, San José.

“La liquidación de los fondos otorgados por la FIFA, los cuales llegaron directamente a la Fedefutbol, estuvo a cargo del señor Eduardo Li, como presidente de la Federación y del COL, quien administró los fondos ‘privados’ como el aporte de la FIFA. Li se encargó de su trámite final sin que el suscrito haya tenido conocimiento o control de ese proceso llevado a su fin, luego de mi salida del campeonato por haber finalizado mi contrato”, explicó Federico Rojas Aguilar, quien fungió como director ejecutivo del COL durante la Copa Mundial Femenina Sub-17.

La directora de competiciones femeninas de la FIFA, la suiza Tatjana Haenni, en una visita al país en el 2013 para revisar los avances de las obras en las sedes del Mundial Femenino Sub-17 "Costa Rica 2014". Junto a ella, el entonces Ministro de Deportes, William Corrales; el exjerarca de la Fedefútbol, Eduardo Li; y el director ejecutivo del Comité Organizador Local, Federico Rojas (foto Alonso Tenorio, sitio Nacion.com).
La directora de competiciones femeninas de la FIFA, la suiza Tatjana Haenni, en una visita al país en el 2013 para revisar los avances de las obras en las sedes del Mundial Femenino Sub-17 “Costa Rica 2014”. Junto a ella, el entonces Ministro de Deportes, William Corrales; el exjerarca de la Fedefútbol, Eduardo Li; y el director ejecutivo del Comité Organizador Local, Federico Rojas (foto Alonso Tenorio, sitio Nacion.com).

En una carta pública en su Facebook, Rojas puntualizó: “Terminé mis funciones como director ejecutivo de ese exitoso evento en mayo del 2014, luego de que se auditaron satisfactoriamente los fondos públicos usados. Toda esta documentación debidamente auditada está en el Icoder. Desde junio del 2014, me dedico a mis asuntos profesionales privados, a los cuales debo mi atención”.

“A pesar de que como costarricense lamento profundamente las noticias recientemente conocidas, no daré más declaraciones públicas. Creo que ya he dejado claro que no tengo nada que ver con esta defraudación, la cual sucedió después de haber terminado funciones en el citado evento”, amplió el exdirigente.

“Desde luego, estoy totalmente dispuesto a colaborar con la Federación, el Icoder o cualquier autoridad oficial del país en la investigación de tan deleznables hechos”, cerró Federico Rojas en su cuenta oficial en las redes sociales.

Oficialmente, el exdirectivo porteño de la Fedefútbol, Eduardo Li, asumió su responsabilidad por complot y asociación para infringir la ley y cometer delitos de conspiración de crimen organizado (‘raketeering conspiracy‘), participación en un esquema de transferencias bancarias fraudulentas (‘wire fraud‘) y conspiración para perpetrar un fraude electrónico bancario (‘wire fraud conspiracy‘), según documentos judiciales de Estados Unidos.

Eduardo Li, como presidente del Comité Organizador Local del Mundial Femenino Sub-17 "Costa Rica 2014", le entrega un galardón a la capitana de Japón, Hina Sugita, elegida la mejor futbolista del torneo con el "Balón de Oro". Sucedió el 4 de abril del 2014, en el palco de honor del Estadio Nacional de San José, entre la entonces presidenta Laura Chinchilla y altos jerarcas de la FIFA y la Concacaf (foto Rodrigo Calvo).
Eduardo Li, como presidente del Comité Organizador Local del Mundial Femenino Sub-17 “Costa Rica 2014”, le entrega un galardón a la capitana de Japón, Hina Sugita, elegida la mejor futbolista del torneo con el “Balón de Oro”. Sucedió el 4 de abril del 2014, en el palco de honor del Estadio Nacional de San José, entre la entonces presidenta Laura Chinchilla y altos jerarcas de la FIFA y la Concacaf (foto Rodrigo Calvo).

ACTO 1: REVISIÓN PROFUNDA DE LOS FONDOS PÚBLICOS

El Icoder, según un boletín de su Oficina de Prensa y Relaciones Públicas, detalló que los recursos transferidos por la administración anterior, que fueron aprobados entre el 2013 y mediados del 2014 por la Asamblea Legislativa como Presupuesto Extraordinario de la República, se giraron con la documentación requerida a la Fedefútbol por medio de un convenio entre el Icoder y el ente rector del balómpié tico, el cual fue refrendado por la Contraloría General de la República.

El comunicado oficial emitido por su periodista, Franklin Solís Ortiz, aclaró que los recursos fueron asignados para financiar la remodelación del estadio Edgardo Baltodano Briceño, de Liberia, y algunas canchas de entrenamiento, así como para la compra de materiales y suministros y el pago de honorarios del personal contratado para la organización del evento.

Todas las facturas originales incluidas en esta liquidación fueron solicitadas el último miércoles 12 de octubre a la Fedefútbol por parte de la directora del Icoder, Alba Quesada, y la Ministra de Deportes, Carolina Mauri, pues dichas entidades solo tienen copias de las mismas y desean fiscalizar que “todo está bien, tuvo un uso correcto y ordenado”, como se verificó hace dos años.

La revisión de este documento fue habilitada este viernes 14 de octubre por el ente federativo y podrán ser revisadas, factura por factura, a partir del próximo martes 18 de octubre en el Complejo Deportivo de la Fedefútbol, ubicado en San Rafael de Alajuela.

El acto inaugural del Mundial Femenino Sub-17 de la FIFA "Costa Rica 2014", en una vistosa ceremonia el 15 de marzo de ese año en un abarrotado Estadio Nacional de San José, previo al primer partido entre Costa Rica y Venezuela, que las suramericanas ganaron 3-0 (foto Nacion.com).
El acto inaugural del Mundial Femenino Sub-17 de la FIFA “Costa Rica 2014”, en una vistosa ceremonia el 15 de marzo de ese año en un abarrotado Estadio Nacional de San José, previo al primer partido entre Costa Rica y Venezuela, que las suramericanas ganaron 3-0 (foto Nacion.com).

“No me atrevería a decir que los recursos que se les dieron aquí (a Eduardo Li) se utilizaron mal o que alguna factura es falsa o no. De ninguna manera. La liquidación está aprobada, pero queremos pedir una auditoria de lo que ya está revisado, que harán los departamentos de deporte competitivo y financiero del Instituto”, anunció la máxima dirigente del Icoder.

Ella reiteró que la liquidación de los recursos fue presentada por la Fedefútbol con la documentación requerida, cumpliendo con la reglamentación para el manejo de fondos públicos por parte de entidades privadas. Dicha liquidación fue aprobada por el Icoder y respaldada por la Contraloría General de la República.

“Queremos que los costarricenses y la prensa conozcan los documentos, que son públicos y fueron liquidados, porque no tenemos nada que esconder, y además cumplían con toda la normativa vigente de este país”, subrayó Alba Quesada.

En aquella ocasión, hubo un presupuesto general, con fondos públicos y privados, que aportaron tanto el Gobierno pasado como la FIFA, la Fedefútbol y seis patrocinadores que abonaron al Mundial un total de $4 millones, que aquella vez ayudaron a cumplir con las estrictas exigencias del órgano rector del fútbol en esta competencia.

Eduardo Li era jerarca de la Fedefútbol el 3 de abril del 2014, cuando atendió al presidente de FIFA, el suizo Joseph Blatter, durante su visita a Costa Rica un día antes de la clausura del Mundial femenino Sub 17, realizado en cuatro estadios del país. Dinero destinado para sufragar gastos del torneo fueron despojados por Li, al presentar facturas falsas en la liquidación (foto Ezequiel Becerra, de AFP).
Eduardo Li era jerarca de la Fedefútbol el 3 de abril del 2014, cuando atendió al presidente de FIFA, el suizo Joseph Blatter, durante su visita a Costa Rica un día antes de la clausura del Mundial femenino Sub 17, realizado en cuatro estadios del país. Dinero destinado para sufragar gastos del torneo fueron despojados por Li, al presentar facturas falsas en la liquidación (foto Ezequiel Becerra, de AFP).

Estos seis proveedores privados fueron el Banco de Costa Rica, el Banco Nacional, el Banco Popular, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), el Instituto Nacional de Seguros (INS) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)-Kolbi.

Los rigurosos requisitos de la FIFA debían cumplirse en varias áreas como las de acreditación, tecnología, seguridad, comunicación, finanzas, infraestructura, transportes, logística y mercadeo. Todo vino, en esa oportunidad, en una amplia carpeta de 495 páginas.

Lo anterior allanó la ruta y, tras una suspensión a Costa Rica durante 21 días en el 2013 como sede del Mundial Femenino Sub-17 por atrasos en la infraestructura, el certamen universal se celebró por fin del 15 de marzo al 4 de abril del 2014, en el Estadio Nacional de La Sabana, San José; el Ricardo Saprissa, de San Juan de Tibás, San José; el Alejandro Morera Soto, de Alajuela; y el remozado Edgardo Baltodano Briceño, de Liberia.

Así, Costa Rica se convirtió en el primer país del Istmo centroamericano que acogió un Mundial de la FIFA en fútbol; ya Guatemala tuvo uno en el 2000, pero en fútbol sala.

La Fedefútbol reaccionó el 12 de octubre y acordó medidas para enfrentar las consecuencias que produjo las confesiones de su expresidente, Eduardo Li, que lesionaron su imagen y sus finanzas. De izquierda a derecha: David Gutiérrez, de su comisión legal; Rodolfo Villalobos, jerarca del Comité Ejecutivo; y Evert Ortega, de la comisión de auditoría interna (foto Prensa de la Fedefútbol).
La Fedefútbol reaccionó el 12 de octubre y acordó medidas para enfrentar las consecuencias que produjo las confesiones de su expresidente, Eduardo Li, que lesionaron su imagen y sus finanzas. De izquierda a derecha: David Gutiérrez, de su comisión legal; Rodolfo Villalobos, jerarca del Comité Ejecutivo; y Evert Ortega, de la comisión de auditoría interna (foto Prensa de la Fedefútbol).

ACTO 2: INDAGAR A FONDO CASO DE EDUARDO LI

Ante la confesión de que el expresidente de la Fedefútbol, Eduardo Li, aceptó la semana anterior, ante la justicia de los Estados Unidos, que recibió $668.000 (¢374 millones) en forma ilegal por concepto de sobornos, cuando estuvo al mando del ente federativo, la Fedefútbol anunció que hará las investigaciones necesarias para llegar al fondo del escándalo, que sacudió el mundo del fútbol con la detención de Li y otros 42 personajes de este deporte, a partir del 27 de mayo del 2015.

A Li se le acusa de recibir dádivas en forma ilegal en los temas de los derechos televisivos de los partidos de la Selección de Costa Rica, por más de $300.000 (¢168 millones), en procesos eliminatorios hasta el Mundial de Catar 2022 y juegos amistosos; al igual de beneficiarse con $230.000 (¢129 millones) del contrato de patrocinio con una marca deportiva estadounidense –New Balance, supuestamente–; y los citados $90.000 (¢50,4 millones) que desvío a sus cuentas bancarias en Estados Unidos, que provenían del financiamiento de la FIFA al Mundial Femenino Sub-17 del 2014.

El primero que reaccionó fue el Comité Ejecutivo de la Fedefútbol, presidido por Rodolfo Villalobos Montero, quien fue tesorero mientras Li fue jerarca federativo y firmó las liquidaciones provenientes de los fondos públicos para el citado Mundial menor de mujeres, que fue realizado hace dos años en el país, según confirmó esta semana un reportaje del diario La Nación.

Villalobos detalló el miércoles 12 de octubre que se tomarán todas las medidas necesarias para aclarar y llegar hasta las últimas consecuencias por el caso del expresidente Eduardo Li.

El Comité Ejecutivo de la Fedefútbol propuso, entonces, dividir el tema en dos categorías: uno es el tema legal y otro es el tema de auditoría. Este acuerdo se presentó a los asambleístas este sábado 15 octubre en una reunión informal que se pactó para definir los pasos a seguir y conocer a profundidad los detalles del caso.

La Fedefútbol, además, le solicitó a personeros de la firma patrocinadora de uniformes deportivos, New Balance, con sede en Boston, Estados Unidos, para que emitan un comunicado de prensa en el que dé a conocer su posición en este penoso caso.

“Los personeros de New Balance negaron rotundamente cualquier vínculo de soborno entre ellos y el señor Li a la hora de negociar el patrocinio. Le pedí a New Balance que emitan un comunicado donde ellos muestren su posición firme sobre este tema, por las cosas que se llegaron a decir aquí”, declaró Villalobos, quien enfatizó y aclaró que la Fedefútbol no rompió las negociaciones con el anterior patrocinador de la indumentaria.

“Es errónea la información que dice que la Federación rompió con Lotto; ellos, más bien, vendieron su contrato a New Balance, con el que se negoció un nuevo contrato. Los asambleístas pueden verlo”, manifestó el extesorero y hoy jerarca federativo, quien añadió a los periodistas que no tiene nada que esconder y que su honorabilidad y principios no se negocian.

En el tema legal, antes del encuentro sabatino con los asambleístas, David Gutiérrez, presidente de la comisión legal de la Fedefútbol, manifestó a la prensa el 12 de octubre que se van a contratar los servicios de una firma legal externa.

“Se quiere evitar cualquier suspicacia o relación indebida que nos asesore en tres temas: posibles acciones legales que podría tomar la Federación en contra de Eduardo Li, asesoría en cualquier relación que exista con pagos indebidos, uniformes y derechos de televisión, y en la reputación de la Federación, ya que sentimos que recibió un castigo fuerte en esa área y queremos que esta firma nos asesore para tomar acciones legales”, explicó Gutiérrez.

En otro tema, Evert Ortega, jerarca de la Comisión de Auditoría de la Fedefútbol, expuso la decisión que se propuso en la reunión del sábado 15 de octubre con los asambleístas de la Unafut.

“Se tomó el acuerdo de revisar la posibilidad de llevar una auditoría forense para revisar las operaciones que se dieron en el Mundial Femenino Sub-17 en el 2014; para ese efecto, estamos solicitando una auditoría externa que hizo la FIFA de estas operaciones y nos interesa mucho ver ese resultado que se dio en esa auditoría para determinar los alcances”, enfatizó Ortega.

La Federación aclaró que, de conformidad con la Ley, dichas liquidaciones presentadas oportunamente a la Contraloría fueron suscritas por el entonces tesorero de la Fedefutbol, Rodolfo Villalobos, pues “por requisito de Ley es quien debe presentar las liquidaciones”, según un comunicado de prensa del organismo.

“La contabilidad, pago de facturas y la revisión de las mismas no eran responsabilidad de Rodolfo Villalobos, sino por el contrario era una responsabilidad del Comité Organizador Local, presidido por Li Sánchez. La firma de Villalobos en esas liquidaciones es un mero trámite legal que justifica que todos los dineros utilizados formaban parte de la contabilidad llevada por los encargados”, afirmó el boletín.

“Es importante también aclarar que estas liquidaciones obedecen únicamente a los montos aportados por el Gobierno y no a los montos aportados por la FIFA por lo que la Fedefutbol abocará sus esfuerzos en investigar la forma en la pudo haber operado Eduardo Li para la obtención ilegítima, por él aceptada, de los dineros del Mundial Femenino”, finalizó la Fedefútbol.

Asimismo, el Comité Ejecutivo del organismo rector del balompié local comunicó que acordó designar a Margarita Echeverría secretaria general interina debido a que el actual funcionario en ese cargo, Rafael Fello Vargas, deberá someterse en los próximos días a una intervención quirúrgica severa, que provocará su ausencia de funciones por lo menos un mes.

Representantes de la prensa nacional le dieron cobertura el pasado miércoles 12 de octubre a las primeras manifestaciones del Comité Ejecutivo de la Fedefútbol, después de las confesiones de su expresidente Eduardo Li de recibir sobornos al firmar contratos televisivos y de indumentaria deportiva (foto Prensa de la Fedefútbol).
Representantes de la prensa nacional le dieron cobertura el pasado miércoles 12 de octubre a las primeras manifestaciones del Comité Ejecutivo de la Fedefútbol, después de las confesiones de su expresidente Eduardo Li de recibir sobornos al firmar contratos televisivos y de indumentaria deportiva (foto Prensa de la Fedefútbol).

ACTO 3: HABRÁ ASAMBLEA DE UNAFUT EL 25 DE OCTUBRE

Sobre las controversiales confesiones del exjerarca de la Fedefútbol, Eduardo Li, en la aceptación de tres de los 14 cargos en que lo acusó la justicia estadounidense, el Consejo Director de la Unión de Clubes de la Primera División (Unafut) definió la fecha del martes 25 de octubre venidero para celebrar la Asamblea General de los presidentes y delegados de la esta entidad para analizar los alcances de este caso y adoptar medidas correctivas.

“El Consejo Director considera que, ante los nuevos acontecimientos, es importante un manejo transparente y es necesario que esto sea aclarado, por respeto a los aficionados, patrocinadores y dirigentes del fútbol”, informó el presidente de la Unafut, Julián Solano Porras, en calidad de vocero de la organización.

“Por eso, estamos convocando a una asamblea para que los presidentes puedan tener la información de primera mano y que, si consideran, tomar acciones legales lo hagan”, añadió el dirigente.

La declaración del dirigente coincidió con un comunicado de prensa de esta organización del fútbol mayor, en el cual fija su posición con respecto al penoso tema de Eduardo Li.

El expresidente de la Fedefútbol, Eduardo Li (centro), asistió a una audiencia en la Corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York, el 13 de abril pasado. Al salir lo acompañaron sus abogados Samuel Rosenthal, Róger Guevara y Thomas Zeno, y su sobrino, Andrés Venegas (foto AFP).
El expresidente de la Fedefútbol, Eduardo Li (centro), asistió a una audiencia en la Corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York, el 13 de abril pasado. Al salir lo acompañaron sus abogados Samuel Rosenthal, Róger Guevara y Thomas Zeno, y su sobrino, Andrés Venegas (foto AFP).

“La noticia de que Eduardo Li aceptó sobornos por la celebración de amistosos de la Selección Nacional y eventual desvío de fondos pertenecientes a la Federación Costarricense de Fútbol con motivo del Mundial Femenino Sub-17 de la FIFA ‘Costa Rica 2014’, generó en el ámbito nacional una serie de criterios respecto a la posible participación de otros eventuales autores dentro de estas irregularidades admitidas por el expresidente de la Fedefútbol”, recalcó el boletín de la Unafut.

“La situación anterior podría afectar la imagen del fútbol en general como organización, incluyendo el fútbol profesional de la Primera División. Lo anterior, nos lleva a la necesidad de parte de todos los que estamos ligados al fútbol nacional de ser transparentes en el manejo de la información”, comentó el organismo.

Por lo tanto, la Unafut acordó citar a una Asamblea General Extraordinaria, para el martes 25 de octubre, con el fin de que los asambleístas conozcan el informe del Consejo Director de Unafut, respecto a la documentación recopilada en este asunto.

Para dicho encuentro, la entidad de la Primera División citó al actual jerarca de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos, a dicha asamblea para que pueda brindar un informe a los presidentes y representantes de los clubes de la máxima categoría.

Estos son algunos de los dirigentes involucrados en el escándalo de corrupción en el fútbol mundial. Arriba (de izquierda a derecha): Rafael Esquivel, exjerarca de la Federación de Venezuela; Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol; Jeffrey Webb, expresidente de la Concacaf; y Jack Warner, exjerarca de la Concacaf. Abajo: Eduardo Li, expresidente de la Fedefútbol; Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Conmebol y la FIFA; y José María Marín, miembro de la Conmebol (fotos AFP).
Estos son algunos de los dirigentes involucrados en el escándalo de corrupción en el fútbol mundial. Arriba (de izquierda a derecha): Rafael Esquivel, exjerarca de la Federación de Venezuela; Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol; Jeffrey Webb, expresidente de la Concacaf; y Jack Warner, exjerarca de la Concacaf. Abajo: Eduardo Li, expresidente de la Fedefútbol; Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Conmebol y la FIFA; y José María Marín, miembro de la Conmebol (fotos AFP).

ACTO 4: COMISIÓN LEGAL SE ENCARGARÁ DEL CASO

Mientras tanto, este sábado 15 de octubre los asambleístas de la Fedefútbol y su Comité Ejecutivo acordaron que la Comisión legal de la organización –con tres miembros más y dos de sus abogados que fueron apartados por ser afines a la directiva–, será la encargada de velar por la investigación del caso de Eduardo Li.

Un boletin de prensa de la Fedefútbol indicó que su presidente, Rodolfo Villalobos, detalló los alcances de la reunión que tuvieron 25 asambleístas junto a los miembros del Comité Ejecutivo, que tuvo lugar en las instalaciones del Complejo Deportivo Fedefutbol-Plycem, ubicado en San Rafael de Alajuela.

La primera decisión fue que el Comité Ejecutivo se aparte de las investigaciones sobre Li y, para ello, se amplió la Comisión Legal de la Fedefútbol con tres integrantes que representen a los asambleístas. Los escogidos fueron los abogados Aquiles Mata, Eladio Carranza, Julián Solano –jerarca del Consejo Director de la Unafut–, David Gutiérrez, Eduardo Pacheco y Belisario Solano.

Dicha Comisión deberá hacer una licitación para la contratación de una firma de abogados que se encargue de realizar una investigación profunda para después tomar acciones legales y penales en el país o en Estados Unidos, para recuperar los dineros que tomó indebidamente el exdirigente Eduardo Li, según su confesión en la última audiencia ante la corte judicial neoyorquina.

La Asamblea General de la Fedefútbol designó este sábado 15 de octubre una comisión legal que se encargará de contratar una firma externa de abogados, que investigará todo lo relacionado a los actos de corrupción confesados por su exjerarca, Eduardo Li. La noticia la dieron a conocer a la prensa –de izquierda a derecha– Aquiles Mata, Rodolfo Villalobos y Julián Solano (foto Prensa de la Fedefútbol).
La Asamblea General de la Fedefútbol designó este sábado 15 de octubre una comisión legal que se encargará de contratar una firma externa de abogados, que investigará todo lo relacionado a los actos de corrupción confesados por su exjerarca, Eduardo Li. La noticia la dieron a conocer a la prensa –de izquierda a derecha– Aquiles Mata, Rodolfo Villalobos y Julián Solano (foto Prensa de la Fedefútbol).

“Queremos recuperar los dineros, ver el tema de Eduardo y ver si hay más implicados en este tema. Esta Comisión se encargará de establecer los parámetros para sacar un cartel rápido y empezar a trabajar de una vez”, expresó el presidente de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos.

El jerarca confirmó que el actual Comité Ejecutivo se mantendrá al margen de la toma de decisiones respecto a la contratación de la firma que llevará la investigación, para asegurar una total independencia de los asambleístas y que exista la mayor transparencia en el proceso.

Los asambleístas y el Comité Ejecutivo pusieron de plazo el miércoles 9 de noviembre de este año, dos días antes del comienzo de la hexagonal final de la Concacaf al Mundial de Rusia 2018, para tener lista la firma que se contratará; posterior a eso, según el boletín oficial de la Fedefútbol, se realizará una Asamblea General para ratificar los acuerdos que se tomaron en esta reunión y ratificar a la firma de abogados que propondrá la comisión legal.

“Fue una asamblea muy productiva donde estuvo presente prácticamente la totalidad que conforma la Federación. Queremos enviar un mensaje clarísimo a los costarricenses que de una u otra manera lo tomaron de batalla para afectar a personas de la Federación o que estuvieron en el pasado”, manifestó el abogado Aquiles Mata, representante de Alajuelense en la asamblea.

Uno de los presentes en la asamblea, Jorge Hidalgo, expresidente de la Fedefútbol en forma interina tras la detención de Eduardo Li y antes de que Rodolfo Villalobos asumiera el cargo. En su opinión, “no se viene nada bueno” en este caso y recomendó que intervenga el Ministerio Público para esclarecer este escándalo.

La mayoría de los 25 asambleístas de la Fedefútbol apoyaron la medida que desliga de la investigación al Comité Ejecutivo, para que sea una comisión legal la que desarrolle las investigaciones y haga las contrataciones requeridas para llegar a conocer si hay más personajes del país involucrados en los actos de corrupción de Eduardo Li (foto Prensa de la Fedefútbol).
La mayoría de los 25 asambleístas de la Fedefútbol apoyaron la medida que desliga de la investigación al Comité Ejecutivo, para que sea una comisión legal la que desarrolle las investigaciones y haga las contrataciones requeridas para llegar a conocer si hay más personajes del país involucrados en los actos de corrupción de Eduardo Li (foto Prensa de la Fedefútbol).

Hidalgo reveló en los programas “Oro y Grana” (Radio Monumental), “Hablando Claro” y “Polémica” (Radio Columbia) y el sitio ‘web’ del Diario Extra, que la ampliación de la acusación del expediente de Eduardo Li reveló hace un año que un funcionario antiguo o actual de la Fedefútbol, todavía no identificado, también recibió un soborno en un encuentro amistoso de la Sele disputado en Estados Unidos.

“El pez gordo ya está en la cárcel, pero por lo menos hay pececito nadando por ahí”, aseguró Hidalgo a estos medios de comunicación. También sospecha que la anomalía de Li al apropiarse de los $90.000 (¢50,4 millones) para el Mundial Femenino Sub-17 del 2014 se dio en la liquidación que hizo el expresidente federativo de los fondos privados enviados por la FIFA, para financiar este certamen menor.

Por su parte, José Joaquín Cuti Aguilar, exmiembro del Saprissa y exdirigente de la Comisión de Selecciones Nacionales de la Fedefútbol, lamentó en Oro y Grana que Eduardo Li se aprovechara de la plataforma de la Federación, incluidos viajes y viáticos, entre otros, para cometer los delitos que se le imputan, de acuerdo a la investigación de la justicia norteamericana.

Además, Aida Vargas, asistente administrativa del Comité Organizador Local del Mundial Femenino Sub-17 en el 2014, detalló a los asambleístas de la Fedefútbol la manera de cómo operó la administración de dicha entidad en la cita mundialista.

Un caso vergonzoso en la historia del fútbol costarricense de un personaje, Eduardo Li, acusado de cometer actos de corrupción en el fútbol y recibir sobornos en temas de derechos televisivos, uniformes deportivos y organización de un Mundial menor. Y, en consecuencia, cuatro actos de la dirigencia nacional por parte del Icoder, el Ministerio de Deportes, la Fedefútbol y la Unafut, para llegar a las últimas consecuencias de este penoso hecho.

Jorge Hidalgo (centro), expresidente interino de la Fedefutbol en el 2015, denunció que un dirigente de la entidad aún no identicado es identificado en el expediente judicial de Eduardo Li como responsable también de recibir sobornos en un partido amistoso de la Tricolor en Estados Unidos (foto Prensa de la Fedefútbol).
Jorge Hidalgo (centro), expresidente interino de la Fedefutbol en el 2015, denunció que un dirigente de la entidad aún no identicado es identificado en el expediente judicial de Eduardo Li como responsable también de recibir sobornos en un partido amistoso de la Tricolor en Estados Unidos (foto Prensa de la Fedefútbol).

*FUENTES CONSULTADAS: Páginas ‘web’ y Facebook de la Fedefútbol, la Unafut y el Icoder; informe de la FIFA del Mundial Femenino Sub-17 “Costa Rica 2014”; sitios ‘web’ de ‘La Nación’ y el ‘Diario Extra’ en Internet; los programas “Oro y Grana” (Radio Monumental), “Hablando Claro” y “Polémica” (Radio Columbia); perfil de Facebook del exdirector ejecutivo de COL “Costa Rica 2014”, Federico Rojas; Yahoo Deportes y YouTube.

Compartir
Artículo anteriorLa trama ilegal que hundió a Eduardo Li en la FIFA
Artículo siguiente‘Sele’ de Óscar Ramírez subió 24 escalones en la FIFA
Tiene 35 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Noticias Monumental, de Radio Monumental (1981-1983), y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (1991-1992). Estuvo ligado al Grupo Nación, primero en la revista “Triunfo” (1983-1991 y 1992-1993), luego en los periódicos “Al Día” (1993-1995) y “La Nación” (1995-2014). Fue designado "Redactor del Año" de “La Nación” en 1997 y obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas” en 1993 (compartido) y 2013. Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional, especializado en datos de selecciones nacionales de fútbol y de los futbolistas costarricenses que juegan en el exterior. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo”, en la que responde consulta de los lectores. Tiene amplia experiencia en la cobertura de Mundiales de Fútbol en todas las categorías, así como de la Copa América 2011, la Copa de Oro del 2000 y la "Champions League" de la UEFA del 2000. Del 2010 al 2014 fue subeditor de Puro Deporte (“La Nación”), encargado de publicaciones deportivas especiales. Desde 1989 es corresponsal del semanario “France Football” de Francia y, desde 1990, integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania. A partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football”, para elegir cada año al mejor jugador del mundo.

Dejar una respuesta