Compartir
Dos de las figuras de la Serie Mundial 2017, en el béisbol de Grandes Ligas. Hablamos de Justin Turner (izquierda), de los Dodgers de Los Ángeles, y Lance McCullers Jr., de los Astros de Houston (fotos Facebook de los Dodgers de Los Ángeles y los Astros de Houston).

Los Ángeles, California, y Houston, Texas (Estados Unidos). Esta no es la Serie Mundial de las Grandes Ligas que el mundo esperaba observar (Yanquis vs Dodgers), pero es mejor por una rivalidad con potencial de verdadero Clásico de Otoño. Desde 1970, con el duelo Baltimore vs Cincinnati, dos equipos con más de 100 victorias en la temporada no disputaban la Serie Mundial.

Los Astros de Houston (101 triunfos) y los Dodgers de Los Ángeles (104) tienen reservado un delicioso enfrentamiento para los fieles aficionados al béisbol, que incluye la precisión del pitcheo californiano contra la alineación asesina del conjunto texano.

Olvidemos motivos nostálgicos: los Yanquis no están en el Clásico de Otoño por el ímpetu de los Astros. Al centrarnos en la organización de Texas, observaremos que por primera vez defiende a la Liga Americana en la Serie Mundial. En el 2005 fueron barridos por los Medias Blancas de Chicago. cuando llegaron a octubre por el viejo circuito.

Los Dodgers buscan su sétimo anillo de Clásico de Otoño. El primero en 29 años, desde 1988, curiosamente el promedio de edad de sus jugadores que pretenden que su aficionados revivan lo que es festejar.

El viejo Dodger Stadium aún mantiene ecos de aquel famoso cuadrangular de Kirk Gibson que, en 1988, le dio a los californianos el triunfo en el primer juego contra los Athletics de Oakland.

En una inédita y palpitante Serie Mundial se miden contra Houston que no se trata de una historia de cenicienta. En realidad todas podrían ser una historia de cenicienta si se toma en cuenta que los Dodgers desembolsaron poco más de 242 millones de dólares.

Con 100 millones menos, los Astros tuvieron un comienzo de 42-16 y realmente nunca miraron hacia atrás en el Oeste de la Liga Americana. Tuvieron el mejor récord del béisbol durante 65 días, hasta que los Dodgers pasaron por ellos el 8 de julio. Los Ángeles dio, entonces, un paso adelante a principios de junio, y transitó a un tramo sublime de 52-9 que los impulsó a 90 victorias con una semana por jugar en agosto.

Ante este panorama, ¿cuál será el balance final de la Serie Mundial entre dos equipos que superaron las 100 victorias?

A los Dodgers les conviene tomar la ventaja temprano en los juegos para seguido movilizar a su bullpen, liderado por el cerrador Kenley Jansen. Los relevistas de los Dodgers hilvanaron 23 innings sin permitir carreras en la postemporada, a partir del segundo juego de su serie divisional contra Arizona. Colgaron 17 ceros ante los campeones Cachorros en la serie por el título de la Nacional. Jansen apenas fue exigido este octubre, sin pasar de los 18 lanzamientos en cada una de sus siete apariciones.

Si los Astros buscan dar un golpe demoledor, tendrán que hacerlo al enfrentar a los zurdos Clayton Kershaw y Rich Hill en los primeros juegos de la Serie Mundial. Durante la temporada regular, Houston fue el cuarto equipo que menos ponches recibió ante zurdos y lideró ese renglón tras el receso por el Juego de Estrellas. Correa bateó para .391 contra zurdos, el tercer mejor promedio en las mayores. Altuve lo hizo para .353.

UNA INÉDITA SERIE MUNDIAL

Llegar a la Serie Mundial es el objetivo de todos los equipos en las Grandes Ligas. Para eso se mentalizan durante febrero y marzo en los entrenamientos de primavera. Unos cuentan con más posibilidades reales que otros, lo que queda ratificado tras los 162 partidos de la temporada regular.

Pero llegar al Clásico de Otoño no es una tarea fácil. Un ejemplo claro son los Cachorros de Chicago, que tuvieron que esperar 71 años para jugar la serie por el campeonato de las Grandes Ligas, sin contar los 108 que tuvieron que esperar para coronarse campeones, luego de que en el 2016 vencieron a los Indios de Cleveland en siete partidos.

En esta postemporada, la novena de Chicago se quedó en el camino. En el Campeonato de la Liga Nacional se enfrentó a los Dodgers, novena que dominó de principio a fin el viejo circuito. El equipo angelino terminó la campaña con récord de 104 victorias y 58 derrotas, la mejor marca en todas las Grandes Ligas. Ese paso firme lo mantuvo en la postemporada. Barrió en tres partidos a los Diamondbacks de Arizona y en cinco encuentros les ganó la serie a los Cachorros. Pasaron por encima de ambas novenas y tras 29 años lograron avanzar a la Serie Mundial.

Al frente tiene a uno de los equipos más fuertes de la Liga Americana: los Astros de Houston. No terminaron con el mejor récord del joven circuito, pero fue una de las tres novenas que superó las 100 victorias (101-61). En postemporada hicieron del estadio en el que juegan como locales, Minute Maid Park, una fortaleza. Allí destrozaron a dos históricos: los Medias Rojas de Boston y los Yanquis de Nueva York, para llegar por segunda vez al Clásico de Otoño y convertirse en el primer equipo de todas las Grandes Ligas que juega esta gran final en representación de la Liga Americana y la Liga Nacional.

El camino de ambas escuadras para llegar a la Serie Mundial no fue fácil. Los Dodgers apostaron por el dinero. Contrataron a jugadores de alto renombre y renovaron a sus estrellas sin importar el costo. Pasaron de pagar cerca de $95 millones anuales en contratos en el 2010, a un poco más de $242 millones en 2017. Son la escuadra más cara de todas las Grandes Ligas. Entre esos contratos se destaca el de Clayton Kershaw, a quien este año se le pagaron U$35 millones.

En los últimos años, los equipos de Ligas Menores de la organización desarrollaron jugadores importantes que fortalecieron la alineación. Entre ellos están Yasiel Puig, Corey Seager, Cody Bellinger y Joc Pederson. Además, se fortaleció el grupo de lanzadores con Yu Darvish, Alex Wood, Kenta Maeda, Brandon Morrow, Rich Hill, Tony Cingrani, Ross Stripling y Tony Watson, quienes se unieron a Kershaw, Pedro Báez y Kenley Jansen.

Precisamente fueron los lanzadores quienes se destacaron en la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional frente a los Cachorros. En los cinco juegos que disputaron limitaron a la novena de Chicago a batear para .156 y tan sólo le permitieron ocho carreras. Su efectividad fue de 1.64, la mejor de las cuatro organizaciones que disputaron las series de campeonato.

Los Astros, por su parte, le apostaron al talento joven. Decidieron hacer una renovación de la plantilla. A finales del 2011 contrataron a Jeff Luhnow como gerente general. Las reglas eran claras: no hay dinero para contratar grandes figuras, así que hay que desarrollar el talento dentro de la organización. Una tarea difícil, pero no imposible. El camino no empezó de la mejor manera. En el 2011, 2012 y 2013 tuvieron temporadas con más de 100 derrotas. Pero supieron aprovechar esos años difíciles para fortalecer su talento joven.

En el draft de jugadores del 2011 adquirieron a George Springer, en el 2012 a Carlos Correa y a Lance McCullers, y en el 2015 a Alex Bregman y a Daz Cameron, quien fue pieza en el cambio por Justin Verlander. Todos estos jugadores ahora son parte fundamental de la alineación que utiliza el mánager A. J. Hinch.

Para el 2014, las derrotas ya no fueron 100, sino 92 y en el 2015 tuvieron su primera campaña ganadora. Ese año avanzaron a la postemporada, aunque perdieron en la serie divisional frente a los Reales de Kansas City.

En el 2015 ya contaban con nombres como los de Evan Gattis, quien llegó de Atlanta, y Marwin González. Posteriormente llegaron a un acuerdo de cambio con los Phillies de Filadelfia por el cerrador Ken Giles y después adquirieron a Carlos Beltrán y a Brian McCann para darle un toque de experiencia a un grupo de jóvenes liderados por un pequeño venezolano, que está dando de qué hablar en las Grandes Ligas gracias a su agilidad con el bate: José Altuve. Los Astros combinaron veteranía y juventud para el 2017, año en el que por segunda vez en su historia lograron finalizar con más de 100 victorias, por primera vez en 19 años.

Esta nueva Serie Mundial muestra un duelo inédito entre los Dodgers y los Astros, en la que se destaca el talento joven y el cuerpo de lanzadores de ambas escuadras. Sin duda, una lucha de titanes, dada la estela de gran béisbol que ambas escuadras exhibieron en la temporada de este año.

Es también la primera vez desde 1970 que dos equipos que terminaron la campaña con 100 victorias o más están en el Clásico de Otoño, que este año coronaría por sétima vez a los Dodgers o por primera vez a los Astros.

En aquella ocasión hace 47 años, los Rojos de Cincinnati, de la Liga Nacional, se midieron a los Orioles de Baltimore, de la Liga Americana. El triunfo de la gran final de 1970 fue para los Orioles, que alcanzaron las cuatro victorias frente a una derrota.

AMIGOS DE VERDAD

Una cosa es los juegos que se desarrollan sobre los diamantes, en medio del calor y la enjundia de los peloteros, y otra muy distinta por cierto, la amistad entre los propios jugadores y quienes los dirigen.

En esta ocasión, tanto A. J. Hinch, el estratega de los Astros, como Dave Roberts, el capataz de los Dodgers, son amigos de verdad, que trasegaron juntos dentro de la organización de los Padres de San Diego, cultivando y una relación muy cercana y estrecha, no solo para los efectos de los conocimientos del béisbol, sino para mantenerse unidos con una amistad duradera y perdurable.

En enero de este año, Hinch y Roberts estuvieron sentados a manteles largos, en un desayuno que se prolongó por horas, hablando de lo que ellos saben, de béisbol; pero también algo de sus familias y de sus quehaceres cotidianos.

Los dos coincidieron en una pregunta antes de despedirse. ¿Qué tal que este año nos corresponda jugar entre los Astros y los Dodgers la Serie Mundial?

Quienes conocen de cerca la cita entre los dos técnicos, sostienen que terminaron con una prolongada sonrisa pero con el pálpito de que ello podría darse, dadas las condiciones de los clubes que iban a dirigir. Y ahora, están frente a frente, dirigiendo a sus muchachos en esta contienda del Clásico de Otoño.

Ambos estrategas parecen inclinarse por la filosofía de dejar a los peloteros hacer su juego, moldeándolos al estilo del técnico y su forma de juego, pero confiando en ellos como personas, como jugadores, como profesionales, y en ambos casos, los resultados no han podido ser mejores: las dos nóminas son en los actuales momentos de gran respeto de las otras organizaciones.

MANO A MANO

Se vaticina, desde antes de que se inicie la Serie Mundial, que las dos novenas cuentan con los elementos necesarios para ofrecer un digno espectáculo y que las estrellas de ambos clubes, muestran por qué están en la Cita de Otoño.

Ver jugar a George Springer, a Alex Bregman, al venezolano José Altuve, al boricua Carlos Correa, al cubano Yuli Gurriel, a Brian McCann, al venezolano Marwin González, a Josh Reddick, y de vez en cuando, como bateador designado, cuando se juegue en campos de la Americana, al indiscutible Carlos Beltrán, de Puerto Rico, es algo de jerarquía.

Ni qué decir de Chris Taylor, Cody Bellinger, Justin Turner, el cubano Yasiel Puig, el boricua Quique Hernández, Austin Barnes, Charlie Culberson, Logan Forshyte, Chase Utley, Andre Ethier, Curtis Granderson, y esperándose que Corey Seager vuelva a la alineación como titular del campo corto de los Dodgers, quienes ofrecen una exhibición de lo que es jugar béisbol.

Los Dodgers demostraron en la postemporada, con siete ganados y uno perdido, que la confianza que en ellos depositaron los críticos, se la acreditaron con la forma en que desde el comienzo, hicieron las cosas sobre los campos de juego, incluyendo cambios que se fueron produciendo en la medida de las necesidades de la propia nómina.

En cambio, en los Astros pocos cambios de fondo se produjeron dentro de la plantilla regular, porque desde el comienzo, la presencia del veterano receptor de los Bravos y de los Yanquis, Brian McCan; del bateador designado boricua Carlos Beltrán y de Josh Reddick, le dieron el sello de novena para derrotar, y luego, con el arribo del veterano lanzador Justin Verlander, el club se consolidó para lo que está viviendo hoy día con una euforia que no se vive en Houston y sus al rededores desde hace muchos años.

DE LA ROTACIÓN

Hay que dejar bien claro que el uso del bateador designado sólo puede aparecer en las alineaciones de tres juegos, si se efectúan todos los encuentros previstos en el Minute Maid Park, de Houston, con los partidos tres, cuatro y cinco, si éste último es necesario.

¿Y por qué? Simplemente por que en el Dodgers Stadium ese jugador no puede ser alineado porque se está jugando en un estadio de la Liga Nacional, en donde la norma no existe. De tal manera que, para el caso, la ventaja es para los Dodgers que en cuatro posibles confrontaciones en su parque de pelota –los partidos uno y dos; seis y siete, si estos dos son necesarios–, no tienen por qué lidiar con la presencia del bateador designado, algo que hace parte del juego, aun cuando se diga que la igualdad no es ventaja para nadie.

La rotación para los partidos de la Serie Mundial, tal como ha sido concebida por cada uno de los estrategas, va camino a ser, sencillamente en verdaderos duelos de lanzadores, teniéndose en cuenta las estadísticas de los serpentineros en sus actuaciones dentro de los campeonatos de las dos ligas, pero que como ha ocurrido en muchas ocasiones, esos numeritos sirven para poco.

En el primer desafío, este martes 24 de octubre en Los Ángeles, se dio una furte temperatura sobre los 33 grados centígrados, como si se estuviese en época de pleno Verano, dos zurdos subieron a la loma de los sustos: Dallas Keuchel, por los Astros, con 1-1 y 3.09 de efectividad en 11.2 y 18 ponches propinados; y Clayton Kershaw, por los Dodgers, con 1-0 y 2.45 de efectividad, en 11 entradas y nueve abanicados. Los angelinos ganaron 3-1.

Para el segundo compromiso, este miércoles 25 de octubre, el veterano de 1.000 batallas en la Gran Carpa, Justin Verlander, por los Astros, con 2-0 y 0.56 de carreras limpias permitidas en 16 entradas y 21 abanicados; se medirá al zurdo Rich Hill, por los Dodgers, con 0-0 y 1.80 carreras limpias por juego, en tarea de cinco actos y ocho ponches propinados.

Posteriormente, el jueves 26 de octubre es de descanso para ambas novenas, cuando se trasladan a Houston, Texas, para los siguientes tres juegos, si son necesarios.

El viernes 27 de octubre, por los Dodgers hará uso de la loma el japonés Yu Darvish, con 1-0 y 1.42 de efectividad, en 6.1 de episodios y siete abanicados; mientras que los Astros llevarán a Charlie Morton, con 1-1 y 7.27 de efectividad, con 8.2 de actos y ocho abanicados. Y todo hace presumir que para el cuarto encuentro, los Dodgers usarán a Alex Wood, quien no actuó en la serie por el Campeonato de la Liga Nacional; frente a Lance McCullers Jr., con registro de 0-0 y 0.90 carreras limpias por juego, en 10 episodios y nueve ponches, quien fuera el hombre del relevo de cuatro largos episodios en el sétimo y último partido frente a los Yanquis.

Si se necesita el quinto juego, que también tendrá como escenario al parque de pelota de Houston, volverán a la lomita de los suspiros Kershaw, por los Dodgers y Keuchel, por los Astros. Y así sucesivamente.

En cuanto al grupo de los relevistas de los Astros, Collin McHug, Ken Giles, Luke Gregerson, Brad Peacock y Will Harris, entre otros, tienen la asignación más valiosa de todo lo bien que han trabajado este año: evitar carreras cuando el juego se está ganando en las últimas de cambio.

El cuerpo de relevistas de los Dodgers, encabezados por el fuerte brazo del curazaleño Kenley Jansen, con el apoyo del japonés Kenta Maeda, Brandon Morrow, Tony Watson y Toni Cingrani, pueden hacer la diferencia esperada para los episodios finales de los partidos cruciales.

PARA LA HISTORIA

Todo lo que hagan los Astros le sirve para la historia de la novena, que está en busca de su primera corona de Serie Mundial, tras 55 años de estar jugando en las Grandes Ligas, incluyendo su primera victoria en un Clásico de Otoño, porque en el 2005, cuando llegó a la controversia por el codiciado trofeo por la Liga Nacional, a cuyo circuito perteneció hasta el 2012, frente a los Medias Blancas de Chicago, que defendieron a la Liga Americana, fueron barridos en cuatro desafíos, uno detrás de otro.

Desde el 2013, los Astros juegan en la Liga Americana, en la División Oeste, y la experiencia ha sido buena por demás, pese a que en el 2013, la novena compiló 111 derrotas, algo que nadie esperaba, en cuya nómina estaban apenas cuatro peloteros de la actual plantilla, como lo son Dallas Keuchel, José Altuve, Marwin González y Brad Peacok,

Los Dodgers, antes de Brooklyn y ahora de Los Ángeles, tiene la marca seis coronas ganadas del Clásico de Octubre, frente a 10 derrotas en la gran cita de fin de año en las Grandes Ligas. La última vez que la conquistó fue en 1988, al derrotar a los Atléticos de Oakland, en cuatro de los cinco juegos que se efectuaron. Y desde ese año, los “Esquivadores” no volvieron a la Serie Mundial.

Ya transcurrieron 29 años desde entonces y su resignada afición espera que el trofeo se quede entre sus manos, pero otra cosa piensan los Astros, que tienen las ansias de ganar más de un juego de la Serie Mundial y, desde luego, conquistar el gran título del béisbol de las Grandes Ligas.

Los ahora inspirados Astros están dispuestos a dar la gran sorpresa en el Clásico de Octubre, pero los Dodgers son ciertamente los favoritos, especialmente porque la serie puede prolongarse a los siete desafíos, en donde la localía en cuatro de los siete, es para Los Ángeles una aparente ventaja, algo que se confirmó en las dos series de los campeonatos de ambos circuitos: ninguna de las novenas perdió en su patio.

Kershaw brilla en el Primer Juego y pone números históricos

Los Ángeles (Estados Unidos). El lanzador zurdo Clayton Kershaw había adelantado que estaba listo para abrir el Primer Juego de la Serie Mundial y lo demostró este martes 24 de octube con una gran labor sobre el montículo que permitió a su equipo de los Dodgers de Los Angeles vencer por 3-1 a los Astros de Houston.

Pero no sólo venció sino que también convenció e inclusive puso números históricos en un partido que batió la marca de temperatura con 39 grados centígrados en el campo antes que se diese el grito de “play ball“.

Con una asistencia oficial de 54.253 aficionados que se dieron cita en las gradas del Dodger Stadium –la mayor para un partido del Clásico de Otoño en 14 años–, Kershaw tuvo un debut de ensueño al lanzar durante siete entradas completas, espaciar tres imparables, con una sola carrera permitida y retirar a 11 bateadores rivales por la vía del ponche.

“Me sentí bien”, declaró Kershaw, quien mejoró a 3-0 con efectividad de 2.96 y 27 ponches en tres aperturas de esta postemporada. “No sé si se puede diferenciar un partido de play-offs de uno de Serie Mundial. Con la adrenalina, cada juego se siente más magnificado. Pero definitivamente, se siente mucho mejor decir que fue la Serie Mundial y que estamos arriba 1-0″.

El único daño que se le hizo a Kershaw fue un cuadrangular solitario del tercera base Alex Bregman, en el cuarto episodio, que produjo el empate parcial de 1-1 en la pizarra.

Todos los protagonistas del partido admitieron el papel decisivo que jugó Kershaw a la hora de silenciar al bateo explosivo de los Astros, como también lo hizo el “bullpen” de los Dodgers, que confirmó toda la clase que posee.

El piloto de los Dodgers, Dave Roberts, elogió la limpieza y perfección de cada uno de los lanzamientos de Kershaw, tres veces ganador del Premio Cy Young de la Liga Nacional y Jugador Más Valioso (MVP) del Viejo Circuito en el 2014.

“La profundidad del slider, el comando de la recta, la recta cortada por la puerta de atrás y la curva”, comentó Roberts. “Creo que fue la primera vez en mucho tiempo que hemos visto todos esos pitcheos en sintonía. Estaba tirando la bola donde necesitaba y donde quería”.

La definición de Roberts es la mejor que se puede hacer en el béisbol profesional del trabajo que realiza un lanzador desde el montículo.

Los 11 ponches de Kershaw fueron la mejor marca para un lanzador abridor en una Serie Mundial desde que lo hizo el miembro del Salón de la Fama, el también zurdo Randy Johnson, en el Segundo Juego de la edición del 2001 con los Diamondbacks de Arizona.

Además también es el total más alto en un Primer Juego desde que el también inmortal de Cooperstown, Bob Gibson, puso el récord de todos los tiempos para cualquier partido del Clásico de Otoño con 17, en el primer choque de la Serie de 1968.

Todo eso lo hizo Kershaw contra los Astros, el equipo que anotó la mayor cantidad de carreras de Grandes Ligas y se ponchó con menos frecuencia durante la temporada regular del 2017.

“Hizo pitcheos de calidad”, destacó el segunda base de los Astros, el venezolano José Altuve. “No fue nada fácil. A veces hay que quitarse la gorra y ése fue el caso de lo que hemos visto esta noche por lo que hizo Kershaw desde el montículo.

Como lo ha hecho tantas veces en una brillante carrera de 10 años con los Dodgers, Kershaw puso el tono desde el montículo y fue una verdadera carta de triunfo.

El resultado fue la primera victoria en un partido de Serie Mundial para Los Ángeles desde 1988, cuando los Dodgers derrotaron a los Atléticos de Oakland en cinco juegos para coronarse campeones.

“Los Astros son un equipo bien talentoso, y fue grande que él se fuera arriba (en los conteos), los mantuviera fuera de balance y trabajara a los bateadores en todos los cuadrantes del plato”, destacó Roberts. “Simplemente se trato de una noche especial para Clayton (Kershaw) e histórica para el béisbol de las Grandes Ligas”.

Kershaw también le ganó el duelo individual a otro premio Cy Young, como el zurdo Dallas Keuchel, que abrió por los Astros y cargó con la derrota a pesar que mantuvo el partido empatado a 1-1 hasta la parte baja de la sexta entrada cuando surgió el bateo oportuno de Justin Turner, que hizo la diferencia.

Además del calor, el primer partido tuvo como protagonista el recuerdo y homenaje al legado de Jackie Robinson, el primer pelotero afroamericano que jugó en Grandes Ligas con los Dodgers, rompiendo la barrera racial el 15 de abril de 1947 cuando la franquicia llamaba al condado neoyorquino de Brooklyn su hogar.

Irónicamente, el fallecimiento de Robinson, que luchó por la igualdad durante el Movimiento de los Derechos Civiles en las décadas de los 50 y 60, ocurrió un día como este martes 24 de octubre hace 45 años.

Antes de que se cantara “play ball” para el Primer Juego de la Serie Mundial en Chávez Ravine, la organización le rindió tributo a Robinson, invitando a la familia del miembro del Salón de la Fama para que realizaran el lanzamiento ceremonial.

El segundo juego de la serie se llevará a cabo la noche de este miércoles 25 de octubre, nuevamente en el campo de los Dodgers, que mandarán al montículo al zurdo Rich Hill, mientras que los Astros tendrán al derecho Justin Verlander como su abridor estelar.

GALERÍA DE FOTOS: PRIMER JUEGO DE SERIE MUNDIAL, DODGERS 3 – ASTROS 1

Altuve y Kershaw, protagonistas de una Serie Mundial candente

Los Ángeles, California, y Houston, Texas (Estados Unidos). Dos ases del montículo, Clayton Kershaw y Justin Verlander. Dos bateadores encendidos, José Altuve y Justin Turner.

Un par de equipos que cosecharon al menos 100 victorias durante la campaña regular chocan en la Serie Mundial, algo que no había ocurrido en casi medio siglo.

Se trata de una candente Serie Mundial. Los Astros de Houston, que el pasado sábado 21 de octubre eliminaron a los Yanquis de Nueva York en el sétimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, se mide desde esta semana ante unos Dodgers de Los Ángeles bien descansados, tras resolver sus duelos de play-offs sin mucho suspenso.

Y el calor de la serie también está en el ambiente, con temperaturas de 39 grados centígrados (100 Fahrenheit) este martes 24 de octubre en el Dodger Stadium para el primer duelo. Este quizás la mayor temperatura registrada jamás para un encuentro del Clásico de Otoño.

El tradicional frío de octubre, que hace tiritar a peloteros y espectadores por igual, no es un problema en la cálida California ni en el Minute Maid Park de Houston, que cuenta con techo retráctil.

De todos modos, las condiciones meteorológicas difícilmente les hubieran importado a las jóvenes estrellas Cody Bellinger y Carlos Correa, ni a los veteranos Carlos Beltrán y Chase Utley, ni a los abridores destacados Dallas Keuchel y Yu Darvish.

Dos estrellas latinoamericanas, protagonistas en la Serie Mundial 2017: el puertorriqueño Enrique “Kike” Hernández (izquierda), de los Dodgers de Los Ángeles; y el venezolano José Carlos Altuve, de los Astros de Houston (fotos Facebook de los Dodgers de Los Ángeles y los Astros de Houston).

Y es que la oportunidad de ganar un anillo de la Serie Mundial no llega muy seguido. Estos equipos, que se enfrentaron más de 700 veces al paso de los años, deben saberlo.

Los Astros nunca se ceñieron la corona. Juegan de nuevo por toda una región, con parches que llevarán zurcida la leyenda “Houston Fuerte”. Buscan así alentar a la gente tan duramente afectada por el huracán Harvey.

Los Dodgers no disputaban una Serie Mundial desde 1988, cuando el bate de Kirk Gibson, el brazo de Orel Hershiser y la estrategia de Tom Lasorda les permitieron vencer a Oakland.

Ahora, el legendario basquetbolista, Magic Johnson, es uno de los dueños del club. Y este equipo de Los Ángeles lideraron las mayores con 104 triunfos en la campaña regular.

Procura revivir los días de gloria que comenzaron en Brooklyn.
“Sólo quiero ganar una Serie Mundial”, manifestó Kershaw después de que los Dodgers eliminaron a los Cachorros de Chicago, monarcas defensores, en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. “sé más que nadie lo duro que es llegar ahí. Así que definitivamente no le resto valor a esto”.

El cubano Yasiel Puig, conocido por sus alardes, prefirió hacer un pronóstico. “El trofeo llegará pronto”, declaró el isleño.

Correa, Altuve y Seager, nuevos rostros en la Serie Mundial

Los Ángeles, California, y Houston, Texas (Estados Unidos). Carlos Correa es tan tierno en las Grandes Ligas que su primer hit recibió la ayuda de la tecnología.

Cuando debutó con Houston el 8 de junio del 2015, el torpedero puertorriqueño bateó un rodado saltarín ante el as de los Medias Blancas, Chris Sale, y fue cantado out por el umpire de primera base, Larry Vanover. Apenas un minuto después, el encargado de las revisiones en Nueva York anuló la decisión, y el boricua de 20 años había sido acreditado con un sencillo al cuadro y su primera carrera impulsada.

“Es como si fuera ayer. No ha pasado tanto tiempo que un equipo que perdió 111 juegos tomo en el draft y ahora estamos en la Serie Mundial”, manifestó un emocionado Correa. “Es increíble”.

Una nueva generación de peloteros asume el protagonismo de la Serie Mundial. El dinámico dúo de infielders conformado por Correa y el pequeño segunda base venezolano José Altuve fue la chispa de la mejor ofensiva de las mayores. El electrizante trío conformado por Cody Bellinger, Corey Seager y Chris Taylor tiene a los Dodgers de Los Ángeles en el Clásico de Otoño por primera vez desde 1988.

“Toda esta temporada fue una locura”, dijo Bellinger. “Honestamente, yo me esperaba que sólo me iban a subir en setiembre”.

Altuve se saltó Triple A y debutó en las mayores el 20 de julio del 2011, luego que Houston traspasó a Jeff Keppinger a San Francisco. Esa misma noche, conectó un sencillo ante Tyler Clippard de Washington en su estreno.

Houston terminó en el último lugar en cada una de sus primeras tres temporadas. Ahora, Altuve es uno de los cuatro sobrevivientes del equipo que fijó un récord de la franquicia con 111 derrotas en el 2013, junto a los pitchers Dallas Keuchel y Brad Peacock, además del venezolano Marwin González.

“Es difícil que nos ganen cuando él está encendido, y está encendido muchísimos días”, comentó el manager de los Astros, A. J. Hinch. “Y su influencia como líder está creciendo”.

A sus 27 años, Altuve presume de un expediente que incluye cinco selecciones al Juego de Estrellas y tres campeonatos de bateo.

“Surgí de un equipo que perdió 100 juegos en tres años seguidos, fueron tres años seguidos con esos”, declaró Altuve. “Fuimos a los play-offs en el 2015. No pudimos hacerlo el año pasado y no nos gustó ver los juegos por televisión”.

Correa, primera selección del draft del 2012, acudió a su primer Juego de Estrellas esta campaña, en la que terminó con 24 jonrones y 84 impulsadas, pese a que sufrió el desgarro de un ligamento en el dedo pulgar izquierdo que precisó de una cirugía, perdiéndose 42 partidos.

Bellinger, hijo el exinfielder de los Yanquis, Clay Bellinger, inició la temporada en la sucursal de Triple A en Oklahoma City y debutó el 25 de abril en San Francisco. Supo de su llamado a las dos de la madrugada al fijarse que tenía cuatro llamadas perdidas de Gabe Kapler, el coordinador de ligas menores de los Dodgers.

Con 21 años, Bellinger se convirtió en el jugador de posición en la historia de los Dodgers en ser seleccionado para el Juego de Estrellas, fijó un récord para novatos de la Liga Nacional con 39 jonrones y produjo 97 carreras en 132 partidos.

“En el día de medios en Oklahoma City fue con apenas dos personas y ahora estoy aquí, alistándome para una Serie Mundial”, expresó Bellinger, rodeado por docenas de reporteros en un salón del Dodger Stadium. “Nunca me imaginé algo así”.

Seager, de 23 años, es el más joven de tres hermanos que han jugado pelota profesional y en el 2016 fue consagrado como el Novato del Año de la Liga Nacional y repitió en un Juego de Estrellas esta temporada. Se convirtió en el primer Dodger desde Jackie Robinson en 1947-1948 con 30 dobles o más en cada una de sus primeras dos temporada y sus 52 jonrones ya le ubican como el segundo entre los campocortos de la franquicia, por detrás de los 122 de Pee Wee Reese. Se perdió la serie de campeonato por una dolencia en la espalda que sufrió en el tercer duelo de la serie divisional, pero asoma para estar en la alineación titular el martes ante los Astros.

Taylor recién se destapó, a sus 27 años, luego de dos campañas sin nada extraordinario con Seattle. Canjeado a los Dodgers en junio del 2016, empezó la temporada en Triple A, subió a las mayores el 19 de abril y quedó como el primero en el orden al bate. Conectó tres grand slams con un promedio de .288 average, 21 jonrones, 72 impulsadas y 17 robos.

ASÍ VA LA POSTEMPORADA – GRANDES LIGAS 2017

JUEGO DE COMODINES

-LIGA AMERICANA:
Los Yanquis de Nueva York ganaron la serie a los Mellizos de Minnesota por 1-0.
Juego 1, 3 de octubre: Yanquis de Nueva York vencieron 8-4 a los Mellizos de Minnesota, en el Yankee Stadium, de Nueva York.

-LIGA NACIONAL:
Los Diamondbacks de Arizona ganaron la serie ante los Rockies de Colorado por 1-0.
Juego 1, 4 de octubre: Diamondbacks de Arizona doblegaron 11-8 a los Rockies de Colorado, en el Chase Field, de Phoenix.

SERIES DIVISIONALES

-LIGA AMERICANA:

Los Yanquis de Nueva York ganaron la serie a los Indios de Cleveland por 3-2.

Juego 1, 5 de octubre: Indios de Cleveland vencieron 4-0 a los Yanquis de Nueva York, en el Progressive Field, de Cleveland.

Juego 2, 6 de octubre: Indios de Cleveland doblegaron 9-8 (13 ‘innings‘) a los Yanquis de Nueva York, en el Progressive Field, de Cleveland.

Juego 3, 8 de octubre: Yanquis de Nueva York ganaron 1-0 a los Indios de Cleveland, en el Yankee Stadium, de Nueva York.

Juego 4, 9 de octubre: Yanquis de Nueva York superaron 7-3 a los Indios de Cleveland, en el Yankee Stadium, de Nueva York.

Juego 5, 11 de octubre: Indios de Cleveland perdieron 2-5 a los Yanquis de Nueva York, en el Progressive Field, de Cleveland.

Los Astros de Houston ganaron la serie a los Medias Rojas de Boston por 3-1.

Juego 1, 5 de octubre: Astros de Houston doblegaron 8-2 a los Medias Rojas de Boston, en el Minute Maid Park, de Houston.

Juego 2, 6 de octubre: Astros de Houston superaron 8-2 a los Medias Rojas de Boston, en el Minute Maid Park, de Houston.

Juego 3, 8 de octubre: Medias Rojas de Boston vencieron 10-3 a los Astros de Houston, en el Fenway Park, de Boston.

Juego 4, 9 de octubre: Medias Rojas de Boston perdieron 4-5 a los Astros de Houston, en el Fenway Park, de Boston.

-LIGA NACIONAL:

Los Dodgers de Los Ángeles ganaron la serie ante los Diamondbacks de Arizona por 3-0.

Juego 1, 6 de octubre: Dodgers de Los Ángeles superaron 9-5 a los Diamondbacks de Arizona, en el Dodger Stadium, de Los Ángeles.

Juego 2, 7 de octubre: Dodgers de Los Ángeles doblegaron 8-5 a los Diamondbacks de Arizona, en el Dodger Stadium, de Los Ángeles.

Juego 3, 9 de octubre: Diamondbacks de Arizona cayeron 1-3 contra los Dodgers de Los Ángeles, en el Chase Field, de Phoenix.

Los Cachorros de Chicago ganaron la serie ante los Nationals de Washington por 3-2.

Juego 1, 6 de octubre: Nationals de Washington perdieron 0-3 contra los Cachorros de Chicago, en el Nationals Park, de Washington.

Juego 2, 7 de octubre: Nationals de Washington vencieron 6-3 a los Cachorros de Chicago, en el Nationals Park, de Washington.

Juego 3, 9 de octubre: Cachorros de Chicago doblegaron 2-1 a los Nationals de Washington, en el Wrigley Field, de Chicago.

Juego 4, 11 de octubre: Cachorros de Chicago cayeron 0-5 ante los Nationals de Washington, en el Wrigley Field, de Chicago.

Juego 5, 12 de octubre: Nationals de Washington percieron 8-9 ante los Cachorros de Chicago, en el Nationals Park, de Washington.

GALERÍA DE FOTOS: ASTROS 4 – YANQUIS 3

SERIES DE CAMPEONATO DE LIGA

-LIGA AMERICANA:

Los Astros de Houston ganaron la serie ante los Yanquis de Nueva York por 4-3.

Juego 1, 13 de octubre: Astros de Houston vencieron 2-1 a los Yanquis de Nueva York, en el Minute Maid Park, de Houston.

Juego 2, 14 de octubre: Astros de Houston ganaron 2-1 a los Yanquis de Nueva York, en el Minute Maid Park, de Houston.

Juego 3, 16 de octubre: Yanquis de Nueva York doblegaron 8-1 a los Astros de Houston, en el Yankee Stadium, de Nueva York.

Juego 4, 17 de octubre: Yanquis de Nueva York superaron 6-4 a los Astros de Houston, en el Yankee Stadium, de Nueva York.

Juego 5, 18 de octubre: Yanquis de Nueva York vencieron 5-0 a los Astros de Houston, en el Yankee Stadium, de Nueva York.

Juego 6, 20 de octubre: Astros de Houston ganaron 7-1 a los Yanquis de Nueva York, en el Minute Maid Park, de Houston.

Juego 7, 21 de octubre: Astros de Houston doblegaron 4-0 los Yanquis de Nueva York, en el Minute Maid Park, de Houston.

-LIGA NACIONAL:

Los Dodgers de Los Ángeles ganaron la serie ante los Cachorros de Chicago por 4-1.

Juego 1, 14 de octubre: Dodgers de Los Ángeles Dodgers vencieron 5-2 a los Cachorros de Chicago, en el Dodger Stadium, de Los Ángeles.

Juego 2, 15 de octubre: Dodgers de Los Ángeles ganaron 4-1 a los Cachorros de Chicago, en el Dodger Stadium, de Los Ángeles.

Juego 3, 17 de octubre: Cacharros de Chicago cayeron 1-6 contra los Dodgers de Los Ángeles, en el Wrigley Field, de Chicago.

Juego 4, 18 de octubre: Cachorros de Chicago doblegaron 3-2 a los Dodgers de Los Ángeles, en el Wrigley Field, de Chicago.

Juego 5, 19 de octubre: Cachorros de Chicago perdieron 1-11 ante los Dodgers de los Los Ángeles, en el Wrigley Field, de Chicago.

GALERÍA DE FOTOS: DODGERS 4 – CACHORROS 1

SERIE MUNDIAL 2017: DODGERS VS ASTROS

La Serie Mundial por el título del 2017 en el Clásico de Otoño comenzó este martes 24 de octubre (triunfo de los Dodgers por 3-1 en casa) y tendría su sétimo juego –de ser necesario– el miércoles 1º de noviembre. Empezó en la casa de los Dodgers de Los Ángeles, ganador de la Liga Nacional y poseedor del mejor registro durante la temporada regular, frente al mejor de la Liga Americana, los Astros de Houston.

El duelo es al mejor de siete partidos, por lo que podría haber un ganador en los primeros cuatro (si es que un solo equipo los gana de manera consecutiva). Sin embargo, los aficionados a este emotivo deporte quieren definitivamente los siete juegos.

Este es el calendario oficial de los juegos en la Serie Mundial 2017, en el béisbol de las Grandes Ligas. Un duelo que se inició en la sede angelina, antes de trasladarse a Houston para los partidos 3, 4 y 5, éste último si es necesario. Todos los encuentros empiezan a las 6:00 p. m., hora de Costa Rica.

Juego 1, martes 24 de octubre: Dodgers de Los Ángeles superaron 3-1 a los Astros de Houston, en el Dodger Stadium, de Los Ángeles, California.

Juego 2: Miércoles 25 de octubre, en Los Ángeles, California.

Juego 3: Viernes 27 de octubre, en Houston, Texas.

Juego 4: Sábado 28 de octubre, en Houston, Texas.

Juego 5 (*): Domingo 29 de octubre, en Houston, Texas.

Juego 6 (*): Martes 31 de octubre, en Los Ángeles, California.

Juego 7 (*): Miércoles 1º de noviembre, en Los Ángeles, California.

(*) De ser necesario.

ESCENARIOS DE LA SERIE MUNDIAL

DODGER STADIUM
Ciudad: Los Ángeles, California.
Apertura: 1962.
Capacidad: 56.000 espectadores.

MINUTE MAID PARK
Ciudad: Houston, Texas.
Apertura: 2000.
Capacidad: 41.168 espectadores.

HORARIOS EN EL MUNDO DE LA SERIE MUNDIAL

Estados Unidos (Los Ángeles): 5:00 p. m.

Costa Rica: 6:00 p. m.

México: 7:00 p. m.

Cuba: 8:00 p. m.

Puerto Rico: 8:00 p. m.

Panamá: 7:00 p. m.

Perú: 7:00 p. m.

Colombia: 7:00 p. m.

Argentina: 9:00 p. m.

Chile: 9:00 p. m.

Nota: El Canal ‘Expertv’ (33 en Tigo, 44 en Cabletica, 206 en Sky, 29 en Cablevisión, 73 en Telecable, 205 en Claro TV y 136 en Qualy TV), así como las cadenas estadounidenses ‘Fox Sports’ y ‘ESPN’, transmiten los partidos de la Serie Mundial del 2017, a nivel nacional e internacional.

FUENTES CONSULTADAS: Páginas de las Grandes Ligas (MLB), Dodgers de Los Ángeles, Astros de Houston, la cadenas ‘Univisión Deportes’, ‘Fox Sports’ y ‘ESPN’ (Estados Unidos), los periódicos ‘El Espectador’ (Colombia), ‘El Comercio’ (Perú), ‘Universal’ y ‘Vanguardia’ (México), sitio ‘AS.com’ (Chile), Yahoo Deportes, Wikipedia y YouTube.

Dejar una respuesta