Compartir
Gabriel Badilla dejó huella en el fútbol costarricense con la camiseta del Deportivo Saprissa. A muy corta edad, los 32 años, el exfutbolista falleció este domingo 20 de noviembre en una carrera atlética, el Lindora Run, en Santa Ana, San José (foto nacion.com).

El Deportivo Saprissa disputaba hace casi 11 años su primera y única semifinal en un Mundial de Clubes de la FIFA ante el entonces monarca de la Champions League de Europa, el Liverpool FC inglés, y surgió un hecho que identificó el espíritu guerrero de uno de sus jóvenes integrantes en la defensiva.

Los tibaseños eran goleados 3-0 por los británicos y cedieron un tiro de esquina. Cuando uno de los rivales fue lentamente a cobrarlo, con demasiada displicencia, el zaguero nacional Gabriel Badilla Segura se molestó tanto que le gritó con vehemencia al juez central chileno, Carlos Luis Chandía, para que el adversario agilizara el cobro desde uno de los vértices de la cancha.

-¡Hey, árbitro! ¡Apúrelo! ¡Queremos empatar el partido!

El reclamo de Badilla, a quien en forma justificada le pusieron el apodo de El Gladiador por su comprobada bravura, entrega y pundonor deportivo en los terrenos de juego, sorprendió a sus alicaídos compañeros y los llenó de coraje para enfrentar los últimos minutos, en una actitud más ofensiva. Así generaron, en aquella oportunidad, varias de gol con Álvaro Saborío, Christian Bolaños, Ronald Gómez y el relevo Alonso Solís, pero que no se concretaron ante la portería del español Pepe Reina.

Aquel pasaje se presentó el 15 de diciembre del 2005 en el Estadio Internacional de Yokohama, Japón, y fue traído a la actualidad esta semana por su amigo y excompañero del equipo saprissista, el volante de contención Randall Azofeifa, ante la muerte repentina de Gabriel Badilla el pasado domingo 20 de noviembre, al sufrir un paro cardíaco tras no responder a las maniobras de reanimación, luego de que se desvaneció a solo 250 metros de llegar la meta de una carrera de atletismo.

Aunque los paramédicos de la quinta edición de la prueba “Lindora Run”, celebrada en la comunidad de Lindora, en Santa Ana, San José, intentaron revivirlo en la carretera, lo declararon fallecido aproximadamente casi 40 minutos después de colapsar, cuando el reloj marcaba las 7:18 a. m., según los organizadores. El tibaseño tenía 32 años de edad y dejó dos niñas, Lucía y Sofía.

Por este acontecimiento, el balompié nacional se enlutó y se paralizó el país en torno a la desaparición física de un exjugador carismático, que dejó huella y conmovió a propios y extraños, al punto que dejó en suspenso la realización del clásico nacional Alajuelense-Saprissa, pospuesto para el 7 de diciembre, dentro de la cuadrangular final por el título del Torneo de Invierno 2016.

Nacido el 30 de junio de 1984 en Tibás, San José, Badilla fue jugador profesional por casi 20 años, criado en el seno de una familia de futbolistas, empezando por su padre, Melvin Badilla, quien lo hizo en la Primera División, y siguiendo por sus tres hermanos. Todos ellos siempre lo respaldaron en su carrera.

“Recuerdo a mis hermanos ayudándome a alistar todo antes de un partido. En ese tiempo, los encuentros se jugaban a las nueve de la mañana, entonces a las siete de la noche del día anterior ya yo estaba cenando y una hora más tarde estaba listo para descansar. Desde ahí, mi familia se convirtió en un pilar muy importante para formarme como jugador”, dijo en el sitio www.bsnoticias.cr.

Años antes, el reconocido “Capitán” comenzó a jugar este deporte a los seis años de edad en el Municipal de Tibás y luego registró un breve paso por las ligas menores de Alajuelense, pero su sueño era jugar para el Saprissa y así se le cumplió. A los diez años, funcionarios de ese club lo vieron jugar y lo contrataron.

“Desde niño, mi sueño siempre fue jugar en Saprissa, toda la vida fui súper morado. Ahí empecé ver el fútbol de una forma distinta, ya que la responsabilidad con el equipo y la afición cada vez crecía más. Usar la camisa y ser capitán del equipo fue lo que me ayudó a continuar con el proceso y llegar a lo más alto. Debuté a los 17 años de edad en el club que siempre quise estar, en un partido contra San Carlos”, reseñó en la misma página noticiosa web.

UN COLECCIONISTA DE CAMPEONATOS

Históricamente, Gabriel Badilla se constituyó en todo un ganador con el club de sus amores, el Saprissa, con la que se convirtió en el tercer futbolista más ganador de títulos de la Primera División con la camiseta morada, con nueve, detrás de los que obtuvieron más galardones, Édgar Marín con 12 y Víctor Cordero con 11.

“Inesperadamente, nos dijo adiós ‘El Gladiador‘, quién libró muchas batallas en los campos del mundo con la Selección de Costa Rica, la que llegó a capitanear y en la que militó desde el 2005, incluido el Mundial de Alemania 2006. Con el Saprissa, conquistó nueve campeonatos nacionales, así como la Copa Centroamericana y la Liga de Campeones de la Concacaf”, expresó el italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en una misiva desde Zúrich, Suiza, en la que le brindó las condolencias al jerarca de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos.

“No hay que olvidar que formaba parte de la alineación que disputó el Campeonato Mundial de Clubes de FIFA 2005. En nombre de los miembros de la comunidad internacional de fútbol que tuvieron el placer de conocer a Gabriel Badilla, le ruego que haga llegar nuestras más sinceras condolencias a su familia, amigos y seres queridos, así como a los miembros de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol). Es nuestro deseo más sincero brindar con nuestras palabras un pequeño consuelo en estas horas difíciles”, añadió Infantino.

Además, se adjudicó un trofeo de clubes de la Concacaf en el 2005 y de la Uncaf en el 2003, así como un Torneo de Copa en el 2013. Pero su mayor logro y del equipo saprissista fue la consecución del histórico tercer lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005”, detrás del monarca, el Sao Paulo brasileño, y del subcampeón, el Liverpool FC, de Inglaterra.

“Ese fue un grupo maravilloso y espectacular. De los mejores camerinos que yo he podido estar presente, en toda mi carrera en el Saprissa, por la amistad y hermandad que ahí se dio”, fue la reflexión de Badilla en una entrevista al programa La Gradería, en La Super Estación 89,1, que concedió un día antes de su partido de despedida, el 26 de junio anterior en el estadio Saprissa.

Adicionalmente, su dilatada trayectoria registró participaciones en dos Copas Mundiales de la FIFA, el Sub-17 de Trinidad y Tobago 2001 y el Mundial Mayor de Alemania 2006, además de intervenir en dos Copas de Oro de la Concacaf, en el 2005 y 2007.

En la categoría infantil fue el capitán del seleccionado nacional que resultó Sub-17 de la Uncaf y la Concacaf en el 2001, dentro de una talentosa generación que guió el director técnico, Juan Diego Quesada, y en la que también figuraron, entre otros, Rándall Azofeifa, Christian Bolaños, Armando Alonso, Paolo Jiménez, Roy Miller, Carlos Johnson, Saúl Phillips y Eduardo Gómez.

También tuvo presencia en Estados Unidos durante un breve periodo con el New England Revolution, equipo de la Major League Soccer (MLS), con el que actuó entre el 2008 y el 2009. “La familia del equipo New England Revolution está profundamente entristecida al enterarse del fallecimiento de Gabriel Badilla”, declaró su presidente, el estadounidense Brian Bilello, en un comunicado de prensa emitido por el equipo norteamericano.

“En su tiempo con el Revolution, dejo un impacto duradero en todos aquellos que tuvieron la suerte de conocerlo, y nos consideramos afortunados de estar entre ellos. Recordamos a Gabriel como un gran hombre, compañero de equipo y jugador, y nuestros pensamientos y oraciones salen hacia su familia en este momento difícil”, añadió el dirigente, de 41 años.

El último juego oficial de los 276 que disputó oficialmente con el Saprissa lo realizó Gabriel como visitante ante el Municipal Liberia, con el que igualó 1-1 dentro de la etapa de clasificación del Torneo de Verano 2016, el 24 de abril anterior en el estadio mundialista Edgardo Baltodano Briceño, de Liberia, Guanacaste.

Esta cantidad de duelos, 276 en la Primera División de Costa Rica, lo confirmó dentro del “Top-20” de los jugadores de la historia del Saprissa con más partidos realizados en el campeonato local.

“Mi paso por el fútbol nacional refleja lo que trate de aportar con muchísimo entusiasmo, pasión, disciplina y respeto. Al final del camino, lo más importante es que se me recuerde como un profesional del fútbol que trató siempre de hacer su trabajo, al defender una sola camiseta y colaborar en forma positiva dentro y fuera del campo”, resumió en el citado programa La Gradería.

En varios reportajes que le realizaron los medios de comunicación del país, el exdefensor siempre resaltó como su mejor momentos los dos goles que marcó en la final del Clausura de la temporada 2006-2007, para remontar con diez futbolistas el marcador adverso de 0-2 con Alajuelense y vencer 3-2, en un resultado histórico que le deparó el título 25 a la institución tibaseña.

“Una de las noches más significativas que tuve como saprissista. En esa final con la Liga, con solo diez hombres, tuvimos la valentía y el coraje de darle vuelta al marcador. A mí se me dio la gran bendición de poder colaborar con dos goles. Algo que no voy a poder olvidar nunca”, recordó en la misma charla radiofónica.

Otros tantos importantes en su carrera futbolística se citan el que le hizo a los Pumas de la UNAM, en la final de la Concacaf 2005 que se adjudicó el Saprissa en México; así como su único gol con la Tricolor que se lo anotó al hoy portero del Manchester City inglés y exBarcelona, Claudio Bravo, en un amistoso que Costa Rica doblegó 2-0 a Chile, en el 2007, en el estadio tibaseño.

UNA DELICADA OPERACIÓN EN EL 2013

El exzaguero morado, Gabriel Badilla, fue operado a corazón abierto de un tumor benigno, en junio del 2013, y luego siguió jugando con el Saprissa, aunque con menor regularidad, y lo hizo hasta junio del 2016, cuando dijo adiós al balompié profesional para dedicarle más tiempo a su familia.

Los médicos extrajeron el tumor, que estaba alojado en el costado izquierdo de su corazón, y le colocaron una válvula en la arteria aorta, la cual ayudaba a lograr una adecuada circulación de la sangre. El tumor corría el riesgo de que se desprendiera y se fuera al torrente sanguíneo, lo que hubiese comprometido su cerebro. Tras la cirugía, los médicos afirmaron que no había inconveniente en que siguiera practicando deporte de alto rendimiento.

“¡Gracias, Gladiador! ¡Hasta siempre, capitán!, ¡Gracias por tantas glorias, siempre eterno en nuestros corazones! La gran familia morada está de luto”, escribió el Saprissa en sus redes sociales. Por su lado, la Fedefútbol enfatizó su agradecimiento por el aporte del exseleccionado tico. “¡Gracias (Gabriel) por la pasión y entrega con que siempre defendiste la camiseta de la Selección!”.

La Liga Deportiva Alajuelense, el archienemigo histórico del Saprissa, afirmó –en un boletín informativo a la prensa– que “la única rivalidad en el fútbol es en la cancha y por 90 minutos. Nos unimos a la dolorosa pérdida de Gabriel Badilla”, según indicó el conjunto rojinegro a través de sus cuentas oficiales del equipo.

Tras su retiro el pasado 26 de junio, en un juego de exhibición entre el Saprissa y un grupo de amigos del defensor, Gabriel Badilla se hallaba en otra faceta de su vida al pasar con ilusión y varios proyectos al sector comercial y de mercadeo del Saprissa. Su decisión la había adoptado en diciembre del 2015, ya que estaba consciente de que concluía su contrato con los morados.

“El último año fue muy difícil para mí en la parte futbolística, a pesar de que después de la operación todo transcurrió muy bien. Pero, a finales del 2014, me empecé a lesionar mucho y estaba cansado mentalmente. Sin embargo, en diciembre del 2015 fuimos campeones y eso me revitalizó y dejé de pensar en mi retiro. Tuve la oportunidad de jugar varias veces, pero en la parte emocional no me sentía bien; me formé como jugador y persona en este club, entonces, decidí finalizar en el club que me vio crecer, al saber que ya no iba a haber una extensión del contrato”, confesó Badilla en el sitio www.bsnoticias.cr en Internet.

El Gladiador manejaba impulsar otros proyectos personales, pasar más tiempo con sus hijas y contraer matrimonio con la modelo y expresentadora de televisión, Vivian Campos. Pero se le truncaron sus sueños cuando lo sorprendió la muerte a los 32 años, en el tramo final de una carrera de atletismo en Santa Ana, San José.

Una desaparición física que se dio cercana a su retiro del fútbol, en junio pasado, que unió a las dos aficiones más antagónicas del país, la del Saprissa y Alajuelense, y que pasó a ser leyenda, pues su dorsal número “16” será retirada y formará parte de la colección de camisetas de grandes futbolistas del club, que están colgadas en el techo de la gradería este del estadio Saprissa, junto a las de Evaristo Coronado, Alonso Solís y Walter Paté Centeno.

“Él (Badilla) me dijo que ver su camiseta ahí arriba era uno de sus sueños, de sus anhelos. Saprissa era, luego de su familia y sus hijas, su vida. Él amaba esta institución y estos colores, le entregó su vida y nos dio un gran ejemplo de lucha para defender todo lo que significaba el Deportivo Saprissa, es un momento para darle gracias”, afirmó su presidente, Juan Carlos Rojas, en Teletica.com.

Definitivamente, el legado de Gabriel Badilla como gladiador incansable e inclaudicable quedó a partir de esta semana en la memoria del Saprissa y del balompié mayor costarricense.

*GABRIEL EN DATOS

Optimized-Saprissa1

Nombre: Gabriel Badilla Segura.

Nacimiento: 30 de junio del 1984, en Tibás, San José.

Fallecimiento: 20 de noviembre del 2016, a los 32 años, en Santa Ana, San José.

Sobrenombres: El Gladiador y El Capitán.

Peso y estatura: 70 kilos y 1,75 metros.

Familia: Hijo de Melvin Badilla y Elizabeth Segura, en una familia tibaseña en la cual fue el menor de cuatro hermanos (todos jugaron fútbol, incluido su progenitor). Se casó en el 2006 con Fabiola Herra, periodista de la empresa televisiva Repretel, de quien estaba separado desde el 2013 y aún no se había divorciado. Padre de dos hijas, Lucía y Sofía. Su novia desde el 2013 era Vivian Campos, modelo y expresentadora de televisión.

Deporte: Fútbol/defensor central.

Clubes: Deportivo Saprissa (2001-2008 y 2010-2016), en Costa Rica; New England Revolution (agosto del 2008 a diciembre del 2009), en Estados Unidos.

Lo primero en su carrera: Debutó en la Primera División tica el 4 de diciembre del 2001, en Ciudad Quesada, donde Saprissa goleó 4-1 a San Carlos, por decisión del técnico argentino Patricio Pato Hernández. Y su primer gol oficial se lo marcó a Fausto González (San Carlos) el 7 de marzo del 2004, cuando el Saprissa venció 2-0 en el antiguo Estadio Nacional, de La Sabana.

Estadísticas en la Primera División: 283 partidos jugados, de los cuales 276 fueron en el certamen del fútbol costarricense y solo siete en el estadounidense. Anotó 18 goles, recibió 43 tarjetas amarillas de amonestación y siete tarjetas rojas de expulsión. Además, sumó 69 juegos internacionales interclubes con los morados, tanto en la Uncaf como en la Concacaf.

Logros a nivel de club: Con el Deportivo Saprissa, obtuvo nueve títulos de la Primera División costarricense (Campeonatos 2003-2004, 2005-2006, 2006-2007, Invierno 2007, Verano 2008, Verano 2010, Verano 2014, Invierno 2014 e Invierno 2015), un Torneo de Copa (2013), una Copa de la Uncaf (2003), otro de la Concacaf (2004-2005) y un tercer lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA, en Toyota y Yokohama, Japón (2005).

Selecciones Nacionales: Infantil Sub-17 (2000-2001), Juvenil Sub-20 (2002) y Mayor (2005-2012). Mundialista Infantil de la FIFA en Trinidad y Tobago 2001 y Mayor en Alemania 2006. En el 2001, se coronó monarca Sub-17 de la Uncaf y la Concacaf. Y en el seleccionado mayor debutó en un amistoso contra China (finalizó 2-2), el 19 de junio del 2005 en Changsha, Hunan (China), cuando a la Sele la dirigía el técnico y exjugador Alexandre Borges Guimaraes. Su único gol con la Mayor se lo convirtió al portero chileno Claudio Bravo, hoy en el Manchester City inglés, en un amistoso el 2 de junio del 2007, en el estadio Ricardo Saprissa. Intervino en las Copas de Oro del 2005 y 2007 (alcanzó la ronda de los cuartos de final en ambos torneos), y las eliminatorias de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. En la categoría Sub-17, completó 18 partidos internacionales y logró siete tantos; en la Sub-20, logró dos goles al participar en nueve juegos internacionales; y en la Mayor, hizo un gol y participó en 26 choques internacionales de clase A, del 2005 al 2012.

SU ÚNICO GOL CON LA ‘SELE’: ANTE CHILE, 1-0 EN 2007

*TESTIMONIOS CERCANOS A BADILLA

Randall Azofeifa: “Gabri, gracias por tu legado”

Gabriel Badilla y Randall Azofeifa mantuvieron amistad por muchos años, compartieron camerino en el Saprissa y la 'Tricolor', y luego fueron rivales, al defender las respectivas camisetas morada y rojiamarilla (foto Facebook de Randall Azofeifa).
Gabriel Badilla y Randall Azofeifa mantuvieron amistad por muchos años, compartieron camerino en el Saprissa y la ‘Tricolor’, y luego fueron rivales, al defender las respectivas camisetas morada y rojiamarilla (foto Facebook de Randall Azofeifa).

Por Randall Azofeifa, amigo y excompañero en el Saprissa y la Tricolor. Domingo 20 de noviembre del 2016.

Hay momentos difíciles en la vida de todas las personas, hoy es uno de esos momentos tanto para mí como para mi familia… Hoy se ha ido mi mejor amigo, mi hermano y el GRAN GLADIADOR.

Es difícil entender las decisiones de Dios, pero las aceptamos y claramente le doy gracias a Dios por permitirme compartir toda una vida con Gabri. Son muchos los momentos buenos e históricos que vivimos juntos y que quedan en el recuerdo.

Quiero instar a todas las personas, a que aprovechen a sus seres queridos, por qué no sabemos hasta cuando los tendremos y, por supuesto, a que VIVAN LA VIDA por qué solo es una.

“Gabri, hermano, gracias por todo lo que nos dejaste, por la leyenda que fuiste, por tu legado, tu lucha de siempre y por ser el GRAN GLADIADOR DE TODOS, afuera y dentro de la cancha; tu recuerdo perdurará por siempre”.

Quiero agradecer a la gran familia del fútbol (FAMILIA HEREDIANA, SAPRISISTAS, LIGUISTAS, etc) y amigos, por los mensajes de apoyo. De verdad que se los agradezco mucho.

Saludos, Randall Azofeifa.

Marcelo Tulbovitz: “Sus grandes pasiones: sus hijas, Saprissa y Sele”

El preparador físico uruguayo, Marcelo Tulbovitz, laboró en dos períodos en el Deportivo Saprissa, primero del 2003 al 2006 y luego del 2011 al 2012 (foto Saprissa).
El preparador físico uruguayo, Marcelo Tulbovitz, laboró en dos períodos en el Deportivo Saprissa, primero del 2003 al 2006 y luego del 2011 al 2012 (foto Saprissa).

Por Marcelo Tulbovitz, expreparador físico uruguayo del Saprissa y la Tricolor. Lunes 21 de noviembre del 2016.

“Gaby”:

Es bastante difícil poder agregar o complementar palabras a las tan sentidas que he leído desde ayer, sobre la muerte de Gabriel Badilla.

La distancia incluso hace parecer más lejos todo, más inalcanzable, sobre todo por perder la sensación de abrazar a su familia, a su pareja, a sus hijas, a “Fabi” y a los compas tan queridos.

Me atrevo a usar por primera vez esta forma de comunicarme, porque siento esa necesidad de expresarme a viva voz lo que puede sentir alguien que quiso tanto a este jugador amigo, compañero, hasta vecino de Tibás en mis primeros años en Costa Rica. Trataré de salir de los lugares comunes que tanto y tan bien se han explayado amigos, jugadores y familiares. Me quedo con la parte personal que conocí y disfruté de la amistad de un pibe bárbaro, gran compañero, oreja para escuchar y cabeza para aprender y mucha bondad para dar.

Tuvo tres grandes pasiones: sus hijas, el Saprissa y la ‘Sele’. Sin lugar a dudas, un orgullo. Y un gran dolor recibir desde lejos esta noticia que, de alguna manera, trastoca los roles.

Un hijo casi siempre le da el último adiós a sus padres, un jugador a un director técnico y un amigo que podría ser también su hijo a ese amigo. Fue todo al revés. Y lastima.

Sentir un mensaje de “Ronital” González, su ídolo de chico y luego compañero de equipo e intimo amigo. Lastima leer a Randall Azofeifa hablar de su hermano “Gabri”.

Lastima mirar a “Alonsito” Solis hablando del chamaquito, su chamaquito como cuando así lo llamaba.

Lo que no lastima es la inmensa solidaridad de toda Costa Rica, sin divisiones de camisetas, ni cuentas pendientes. El respeto y la emoción ante la despedida de un gran deportista de todo el país. Eso no lastima, enorgullece a su gente, a su país y a su familia. Cuando te vas de este mundo, queda el respeto y el cariño. Quedo más que demostrado.

Lo ganaste, “Gaby”.

Maynor Solano: El legado de un ‘Gladiador’

Gabriel Badilla, capitán del Saprissa, siempre mostró desde su niñez cualidades de liderazgo dentro y fuera del terreno de juego, que no se arrugaba con nadie, ni contra nadie (foto Luis Alvarado, José Campos y Jose Briceño, de 'Photo Media Express').
Gabriel Badilla, capitán del Saprissa, siempre mostró desde su niñez cualidades de liderazgo dentro y fuera del terreno de juego, que no se arrugaba con nadie, ni contra nadie (foto Luis Alvarado, José Campos y Jose Briceño, de ‘Photo Media Express’).

Por: Maynor Solano, periodista de Teletica Deportes Canal 7. Lunes 21 de noviembre del 2016, publicado en http://www.teletica.com/.

En la vida hay noticias de noticias y noticias que te marcan. La que vivimos este 20 de noviembre fue una de ellas.

Los domingos, por lo general, uno se despierta con una sensación de descanso, se respira deporte, tranquilidad y máxime cuando se viene un clásico nacional, pero al enterarme del fallecimiento de Gabriel Badilla todo lo bonito se paralizó.

De inmediato saltan a la memoria la cantidad de imágenes del #16 del cuadro morado, una persona que desde niño mostró sus dotes de liderazgo, ese recuerdo de un luchador insaciable y ganador de principio a fin, no se “arrugaba con nadie, ni contra nadie”.

No es cualquiera, el que después de una operación de corazón se recupera y regresa a la competencia de alto rendimiento, para volver a levantar la copa de campeón, hay que tener hormonas para eso y a Gabriel le sobraban.

Recuerdo una conversación que tuve con el exzaguero mientras esperábamos el ascensor en un hotel en México D.F., acabábamos de perder 1-0 ante los aztecas con gol de Javier “Chicharito” Hernández y Gabriel jugó ese día en la ruta hacia la Copa del Mundo de Brasil 2014.

“Casi lo sacamos, Gabriel”, le dije. Él me respondió: “puña la tuvimos, esa entró por suerte, pero eso no se va a quedar así, ya van a ver de qué estamos hechos, ojala que la revancha fuera en 20 minutos porque ya estoy listo para buscar el gane”.

Llegamos al piso 10, él se bajó. Junto con Marco Rivera, el camarógrafo que me acompañaba, continué el ascenso y comentamos que a pocos jugadores les dolía tanto perder como a Gabriel Badilla.

El deporte lo trajo y el deporte se lo llevó, dándolo todo como era su estilo, la “Cueva” fue su casa y su última morada, con la piel que siempre lució. Los grandes llegaron, porqué uno de ellos se adelantó.

Educado para atender a la prensa, siempre dio la cara en los momentos duros, de carácter fuerte en el terreno de juego, respetado por todas las aficiones, de los pocos que le juró amor eterno a una sola camiseta, de los contados con ADN morado, el capitán se fue, pero el legado de un gladiador quedará y como cantó la Ultra anoche bajo la lluvia… ¡Badilla no se va!

Patricio Altamirano: “Corriste muy bien, tu meta fue gloriosa”

La última fotografía de Gabriel Badilla, el domingo 20 de noviembre del 2016, cuando corría la carrera atlética de "Lindora Run", en Santa Ana, San José. A su lado, su amigo, el periodista Patricio Altamarino, del departamento de Comunicación del Saprissa (foto Facebook del periodista Anthony Porras).
La última fotografía de Gabriel Badilla, el domingo 20 de noviembre del 2016, cuando corría la carrera atlética de “Lindora Run”, en Santa Ana, San José. A su lado, su amigo, el periodista Patricio Altamarino, del departamento de Comunicación del Saprissa (foto Facebook del periodista Anthony Porras).

Por: Patricio Altamirano, periodista del departamento de comunicación del Saprissa. Martes 22 de noviembre del 2016.

Solía llamarme “Patico”. El diminutivo de mi nombre es “Pato”, pero Gabriel quiso darle un toque de cariño y cercanía.

Después de asimilar un poco su partida, comencé a buscar el primer día en que hablamos por mensajes, ya que ese era nuestro habitual canal de comunicación –aunque a veces me llamaba y me regañaban, porque no había guardado uno de sus números–. Un 12 de noviembre del 2015 le mandé fotos de una actividad muy especial que vivimos en el Hospital de Niños, específicamente en el área de Proyecto Daniel. Tenía gran sentido humano, disfrutó mucho con los niños y vio que yo tomaba fotos, como parte del trabajo que me llevó a Saprissa el año anterior.

Pude ver, repasando día a día, cómo nuestra relación comenzó a evolucionar, hasta que un día me llamó “Patico” y así quedé hasta el domingo anterior, cuando incluso conversamos de una futura publicación en su página de Facebook.

Gabriel revivió su perfil oficial cuando se acercaba el día de su retiro del fútbol, después de levantar su título número nueve y el 32 de Saprissa. Necesitaba alguien que le ayudara a corregir textos y, además, generar un poco de contenidos, para su gente del Facebook. Cuando yo escribía sus textos, ya sabía que él guardaba un cariño entrañable por sus seguidores de la red social y solía identificarlos como: “mi gente”, que era como una especie de código.

Así se comenzó a desarrollar más íntimamente una relación que finalizó de una forma que jamás me hubiese imaginado.

Yo a Gabriel lo veía como un ídolo. Era un emblema del equipo de mis amores y nunca dejé de verlo con mucho respeto, por su destacado camino con Saprissa. Cuando lo conocí, me sorprendió su cercanía y humildad. Siempre tuvo una sonrisa y un buen gesto para mí.

Al final de su carrera profesional, yo ya era una especie de administrador de su página, junto a mis compañeros del departamento de Comunicación.

Gabriel Badilla corrió dos veces en carreras de atletismo junto al periodista del Saprissa, Patricio Altamirano (derecha), la primera la de Belén y segunda y última la de Lindora Run, en Santa Ana (foto Patricio Altamarino).
Gabriel Badilla corrió dos veces en carreras de atletismo junto al periodista del Saprissa, Patricio Altamirano (derecha), la primera la de Belén y segunda y última la de Lindora Run, en Santa Ana (foto Patricio Altamarino).

“El Gladiador” se unió al área administrativa de Saprissa y desde un inicio nos dejó claro que iba con todo, como siempre. Llegó con una libreta y apuntó todo (por lo menos eso nos hizo creer). Con el tiempo nos reímos de esto, ya que la libreta la dejó bien guardada y se hizo uno de los nuestros, con nuestros códigos y nuestras bromas. Solíamos hacerle bromas y las devolvía como uno de sus pases más finos. Participaba de nuestro choteo y nos instruía en cuestiones de fútbol. Yo disfrutaba mucho de escuchar sus anécdotas futbolísticas.

Corrimos juntos en la “Carrera de Bimbo” en Belén y era la primera del “Capi”. Nos mantuvimos juntos toda la primera vuelta, en la junta me autorizó a que siguiera con mi paso. Nos vimos en la meta y nos felicitamos por nuestro desempeño.

El domingo todo inició muy temprano. Nos vimos a las 5 a. m., conversamos de todo un poco en un trayecto corto y llegamos a Lindora para encarar nuestra segunda carrera juntos.

Dios tenía una meta diferente para “mi hermano”. No tuve chance de decirle que lo vi corriendo muy bien, con mucha fuerza y entusiasmo. Sin duda, estaba feliz.

Hoy me siento privilegiado por la oportunidad que Dios me dio de compartir con una persona como Gabriel. Sus cualidades personales fueron un ejemplo para mi vida. Siempre se superó en todo y en esta etapa comenzaba a destacar. Si pudiera escucharme, le daría las gracias, por su respeto incondicional y por su confianza. Le diría que hoy estamos muy tristes. Aunque no dejamos de reír, es sólo una excusa para no llorar.

A su gente, la de Facebook, les comparto que Gabriel siempre leía sus comentarios y tomaba en cuenta sus palabras.

Nunca olvidemos a nuestro “Gladiador”. Buen viaje mi hermano, nos vemos. Tu carrera fue espectacular.

Adriel Ruiz: ¡Te respeto, acá te vamos a extrañar!

Gabriel Badilla en una clásico en el estadio Ricardo Saprissa en una disputa con el atacante liguista Armando Alonso, amigo del recién fallecido defensor saprissista (foto nacion.com).
Gabriel Badilla en una clásico en el estadio Ricardo Saprissa en una disputa con el atacante liguista Armando Alonso, amigo del recién fallecido defensor saprissista (foto nacion.com).

Por: Adriel Ruiz, seguidor de la Liga Deportiva Alajuelense, de Curime, Guanacaste. Carta para Gabriel Badilla. Martes 22 de noviembre del 2016.

Recuerdo cuando muchas veces le grité de todo desde la grada porque nos provocaba o porque ‘pegaba’ mucho, también por hacernos pasar un mal rato en una final dejándome atónito frente al televisor, como aficionado liguista fue duro.

Con este lamentable hecho caí en razón de que la rivalidad inicia y termina en el rectángulo de juego, el fanatismo muchas veces nos lleva más allá, nos hace pensar muy equivocadamente cuando el tema es fútbol.

Coraje para demostrar que nada estaba perdido aun cayendo 3-0 ante el Liverpool, con señas inequívocas de ser un líder desde que daba sus primeros pasos, Gabriel Badilla siempre fue hacia adelante independientemente de la situación, siempre admiré su capacidad de no claudicar por más opaco que estuviera el horizonte.

Hoy como liguista te escribo esta carta, con mucho respeto y humildad:

Me hiciste sentir mal con tus goles, juego brusco y provocaciones; pero me hiciste sentir peor con tu partida porque amo el fútbol, amo ver clásicos.

Le diste mucho a tu club, entregaste el corazón por ganar partidos y luchar contra todo, cuando llegó el día de tu operación oré para que todo saliera bien y así fue, aún después de eso seguiste haciendo ejercicio porque lo consideraste infaltable en tu vida y desde ahí me demostraste tu valentía.

Quiero decirte que me vi reflejado en el aficionado liguista que estuvo orando por vos ayer en la noche, esa imagen me impactó porque anhelaba estar ahí sin pensar en que podían agredirme por ir con la camiseta del club que tanto amo pero incluso cuando dejó de latir tu corazón forjaste hermandad en algo casi imposible de unir tiempo atrás.

Probablemente muchos conocidos que apoyan a la Liga igual que yo no perciben el amor al fútbol en general, y me disculpo por los que hablan cosas indebidas, sé que no represento a todo el liguismo pero me disculpo porque siento mucho tu partida pero a la vez estoy tranquilo porque estás jugando el partido más hermoso allá en el cielo.

Gracias por unirnos como país, lástima que fue por esta razón pero ¿sabes algo? Dios tiene un propósito y cumpliste todo lo que tenía para vos y los tuyos.

Calaste en el corazón de muchas personas, eso te debe hacer sentir muy orgulloso. Tu liderazgo, coraje y fortaleza perdurarán por siempre.

Tus goles fueron un golpe fuerte, pero tu muerte más para quienes te vimos crecer en este deporte.

¡Hasta siempre, Badilla!’

No, no le ‘estoy echando miel’ como a veces decimos popularmente, sólo tengo un profundo respeto para quien en vida me enseñará su fidelidad al club que amó, su coraje para llegar a los balones divididos y sobretodo su capacidad para nunca decir: No puedo.

Más allá de todo lo que te grité en el Morera o en el mismo Ricardo Saprissa , te vuelvo a gritar hasta el cielo: ¡Te respeto, acá te vamos a extrañar!

Amado Hidalgo: Lo que la muerte de Gabriel Badilla no pudo

En forma enérgica, el defensor morado Gabriel Badilla despeja un balón pretendido por el goleador de Alajuelense, Rolando Fonseca, en un clásico nacional del 2006 en Alajuela (foto nacion.com).
En forma enérgica, el defensor morado Gabriel Badilla despeja un balón pretendido por el goleador de Alajuelense, Rolando Fonseca, en un clásico nacional del 2006 en Alajuela (foto nacion.com).

Por Amado Hidalgo Quirós, periodista y columnista de Deportes de “La Nación”. Miércoles 23 de noviembre del 2016.

La muerte de Gabriel Badilla suspendió un clásico, unió a dos barras antagónicas, convocó en una misma iglesia a los jugadores con más rivalidad y sumió en igual dolor a la variopinta comunidad del fútbol, tan criticada a veces por las pasiones y odios desatados en su nombre.

No fue un santo en la cancha, pero esa convocatoria masiva alrededor de su féretro es el reconocimiento de compañeros y adversarios a su virtud de gladiador, a ese temple que lo llevó con arrebato por cada escenario donde se puso la morada y la defendió con el corazón abierto.

Por eso, a pesar de los golpes que pudo haber propinado, propios de su puesto, en la retina de todos queda la imagen del luchador inclaudicable, del guerrero indómito que nunca se rindió, quien más que desafiar a la muerte lo que hizo fue rendir un tributo a la vida, entregado hasta el último minuto a la lucha por alcanzar sus metas.

Después del partido siempre fue afectuoso e inteligentemente conciliador, fiel practicante de esa viaje frase: “ Lo que pasa en la cancha se queda en la cancha”. Por eso lo fueron a despedir y le rindieron tributo futbolistas de todos los clubes, y aficionados de distintos colores.

Pero hay algo que no puedo pasar por alto. Me dirán que es de la vida privada de su familia. Pero igual me atrevo a escribir. Porque tiene que ver con la tolerancia, con el respeto al dolor ajeno, con el perdón y tantos otros valores que, curiosamente, siempre añorarnos en el fútbol.

Le echamos la culpa a ese deporte de desatar odios, rencores, pleitos e intolerancia. Pero esta vez fue todo lo contrario. El fútbol se unió para rendir homenaje a uno de sus más auténticos exponentes. No obstante, si la muerte de Gabriel Badilla sirvió para romper las barreras futboleras, no alcanzó para despertar el sentimiento de solidaridad y tolerancia en el círculo más íntimo de una familia.

El llamado desesperado de Fabiola Herra, la madre de sus hijas, no puede pasar desapercibido. Sin importar quién tomó la decisión, lo cierto es que, médicamente, el entierro podría haberse postergado para que la mamá se encontrara con las pequeñas y acudieran al doloroso acto arropadas por el calor que más necesitaban.

En un momento como este, así como no hubo divisas, camisetas o cuentas por cobrar derivadas del fútbol, uno esperaría que el amor y la solidaridad afloraran como sentimientos naturales para abrigar a la madre que clama por la espera y proteger a las niñas en su peor hora de orfandad.

Nos damos cuenta, entonces, que le pedimos mucho al fútbol y lo cargamos de culpas que no son suyas. La tolerancia, el afecto, la solidaridad y la compasión no se aprenden en un estadio, sino en la intimidad de los hogares.

Gianni Infantino: “En memoria de Badilla”

Giovanni Vincenzo Infantino, abogado suizo de ascendencia italiana, es el presidente de la FIFA desde el 26 de febrero del 2016 hasta que finalice su mandato en el 2019. Anteriormente fue el secretario general de la UEFA, entre el 2009 y el 2016 (foto FIFA.com).
Giovanni Vincenzo Infantino, abogado suizo de ascendencia italiana, es el presidente de la FIFA desde el 26 de febrero del 2016 hasta que finalice su mandato en el 2019. Anteriormente fue el secretario general de la UEFA, entre el 2009 y el 2016 (foto FIFA.com).

Por: Gianni Infantino, presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). Jueves 24 de noviembre del 2016, desde Zúrich, Suiza.

Sr. Rodolfo Villalobos Montero
Presidente
Federación Costarricense de Fútbol
San Rafael de Alajuela, Costa Rica

Estimado presidente:

Con mucho pesar le escribo estas líneas tras tener conocimiento del trágico fallecimiento del exfutbolista costarricense Gabriel Badilla, el pasado domingo 20 de noviembre.

Inesperadamente, nos ha dicho adiós “El Gladiador”, quién libró muchas batallas en los campos del mundo con la Selección Mayor de Costa Rica, la que llegó a capitanear y en la que militó desde el 2005, incluida su participación en la Copa Mundial de la FIFA “Alemania 2006”.

Con el Deportivo Saprissa, club donde inició su carrera, conquistó nueve campeonatos nacionales, así como la Copa Centroamericana de la Uncaf y la Liga de Campeones de la Concacaf. No hay que olvidar que formaba parte de la alineación que disputó el Campeonato Mundial de Clubes de FIFA 2005, Copa Toyota, torneo en que los morados alcanzaron el tercer puesto, detrás de Sao Paulo y el Liverpool.

En nombre de los miembros de la comunidad internacional de fútbol que tuvieron el placer de conocer a Gabriel Badilla, le ruego que haga llegar nuestras más sinceras condolencias a su familia, amigos y seres queridos, así como a los miembros de la Federación Costarricense de Fútbol.

Es nuestro deseo más sincero brindar con nuestras palabras un pequeño consuelo en estas horas difíciles.

Atentamente, Gianni Infantino, presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado; Zúrich, Suiza.

Roberto García: Agua del sudor, agua del dolor

El fallecimiento de Gabriel Badilla fue "un duro golpe a la sociedad, en una comunión de almas en la que la rivalidad del fútbol quedó al margen y abrió paso a la solidaridad, en las honras fúnebres de un muchacho ejemplar", escribió el periodista Roberto García (foto Luis Alvarado, José Campos y Jose Briceño, de 'Photo Media Express').
El fallecimiento de Gabriel Badilla fue “un duro golpe a la sociedad, en una comunión de almas en la que la rivalidad del fútbol quedó al margen y abrió paso a la solidaridad, en las honras fúnebres de un muchacho ejemplar”, escribió el periodista Roberto García (foto Luis Alvarado, José Campos y Jose Briceño, de ‘Photo Media Express’).

Por: Roberto García Herrera, periodista y columnista de Deportes de “La Nación”. Sábado 26 de noviembre del 2016.

De pronto, el agua del sudor transmutó en lágrimas. Aquella mañana gris, alfombrada de camisetas rojas y tenis multicolores, derivó abruptamente en un drama sobre el asfalto, a raíz del súbito y doloroso deceso de Gabriel Badilla, futbolista y atleta, quien se desvaneció 300 metros antes de arribar a la meta de la Lindora Run, en Pozos de Santa Ana.

Desde el domingo, un país entero ha sido testigo y protagonista a la vez del abrazo entrañable del deporte. En el epílogo de una competencia masiva que, en circunstancias normales, hubiese matizado el cierre con risas y abrazos festivos, ventas de chucherías y música altisonante, los atletas se convirtieron en caminantes del silencio. Quienes estuvimos ahí, los vimos transitar callados, con sus medallas colgantes, al reencuentro con familiares y amigos, en un inesperado ritual de respeto y emoción contenida.

La caída del gladiador fue un duro golpe para la sociedad. Sería redundar en la comunión de almas que ha destacado la prensa, cuando la rivalidad del fútbol quedó al margen y abrió paso a la solidaridad, en las honras fúnebres de un muchacho ejemplar.

Pienso en sus familiares y afectos. Solo el Creador les podrá otorgar, poco a poco, el bálsamo de la aceptación.

Aunque ya lo escribió con claridad el periodista Amado Hidalgo en su “Tribuna” del miércoles, también reparo en la soledad de Fabiola Herra, madre de las hijas de Gabriel, a bordo de un vuelo con itinerario retrasado, mirando al infinito desde la ventanilla del avión, con el alma desgarrada por la imposibilidad de acudir a tiempo al abrazo con sus dos pequeñas, en aquel duro trance de cortejo y sepelio.

Lamento y zozobra. El fallecimiento de un deportista marcó el inicio de esta semana sin sol. Por un lado, el sudor deportivo acabó en llanto. Por el otro, con furia de tempestad, el líquido vital –oh, paradoja– sembró el horror, la destrucción y la muerte. Además, cortó de un tajo las ilusiones de otros seres que, como bien narró un reportero, tras de que no tenían nada, lo perdieron todo.

Descanse en paz, Gabriel, gracias por su legado.

*GABRIEL BADILLA EN IMÁGENES

Optimized-Despedida14

CRÉDITOS DE LAS FOTOGRAFÍAS: Facebook de Gabriel Badilla, el Deportivo Saprissa, la Fedefútbol, la Unafut y la Concacaf; los fotógrafos Luis Alvarado, José Campos y Jose Briceño, de ‘Photo Media Express’; Imágenes en Costa Rica, MLS, Clínica Bíblica, ALCCI, los periodistas Patricio Altamirano (Saprissa) y Anthony Porras (Deportivas Columbia); las agencias AFP, AP, EFE y Getty Images; Informe Técnico de la FIFA del Mundial Sub-17 “Trinidad y Tobago 2001; los sitios nacion.com y Everardo Herrera.com; y los archivos de José Antonio Pastor y Rodrigo Calvo (Cronica.cr).

EN EL DEPORTIVO SAPRISSA: 2001-2008 / 2010-2016

Con 10 años de edad, Gabriel Badilla –de camiseta verde– conoció a Ronald Gónzález, uno de sus ídolos fubolísticos (foto nacion.com).
Con 10 años de edad, Gabriel Badilla –de camiseta verde– conoció a Ronald Gónzález, uno de sus ídolos fubolísticos (foto nacion.com).
Gabriel Badilla posó con su ídolo, Ronald González, tras adjudicarse el primero de sus nueve títulos en la Primera División con el Deportivo Saprissa, correspondiente a la temporada 2003-2004 (foto nacion.com).
Gabriel Badilla posó con su ídolo, Ronald González, tras adjudicarse el primero de sus nueve títulos en la Primera División con el Deportivo Saprissa, correspondiente a la temporada 2003-2004 (foto nacion.com).
Badilla ganó su primer cetro de la Primera División con este equipo del Saprissa, en la temporada 2003-2004. Arriba: José Francisco Porras, Gabriel Badilla, Alonso Solís, Álvaro Saborío, Douglas Sequeira y Try Bennett. Abajo: Gerald Drummond, Juan Bautista Esquivel, José Luis López, Reynaldo Parks y Walter Centeno (foto archivo de José Antonio Pastor).
Badilla ganó su primer cetro de la Primera División con este equipo del Saprissa, en la temporada 2003-2004. Arriba: José Francisco Porras, Gabriel Badilla, Alonso Solís, Álvaro Saborío, Douglas Sequeira y Try Bennett. Abajo: Gerald Drummond, Juan Bautista Esquivel, José Luis López, Reynaldo Parks y Walter Centeno (foto archivo de José Antonio Pastor).
El segundo título de la Primera División en la carrera de Gabriel Badilla lo ganó en la campaña 2005-2006. Arriba: José Francisco Porras, Álvaro Saborío, Víctor Cordero, Randall Azofeifa, Gabriel Badilla y Ronald Gómez. Abajo: Wálter Centeno, José Luis López, Try Bennett, Pablo Brenes y Jervis Drummond (foto archivo de José Antonio Pastor).
El segundo título de la Primera División en la carrera de Gabriel Badilla lo ganó en la campaña 2005-2006. Arriba: José Francisco Porras, Álvaro Saborío, Víctor Cordero, Randall Azofeifa, Gabriel Badilla y Ronald Gómez. Abajo: Wálter Centeno, José Luis López, Try Bennett, Pablo Brenes y Jervis Drummond (foto archivo de José Antonio Pastor).
Mayo del 2007. La noche de Gabriel Badilla al anotarle dos goles a Alajuelense, para ganar 3-2, dejarse el Torneo de Clausura y, de paso, el título de la temporada 20062-2007 (foto nacion.com).
Mayo del 2007. La noche de Gabriel Badilla al anotarle dos goles a Alajuelense, para ganar 3-2, dejarse el Torneo de Clausura y, de paso, el título de la temporada 20062-2007 (foto nacion.com).
El Saprissa campeón del Verano 2008, al vencer 1-0 a Alajuelense en el estadio Alejandro Morera, de Alajuela. Arriba: Keylor Navas, Jervis Drummond, Celso Borges, Gabriel Badilla, Víctor Cordero y Ronald Gómez. Abajo: Alejandro Alpízar, Andrés Núñez, Armando Alonso, Try Bennett y José Luis López (foto archivo de José Antonio Pastor).
El Saprissa campeón del Verano 2008, al vencer 1-0 a Alajuelense en el estadio Alejandro Morera, de Alajuela. Arriba: Keylor Navas, Jervis Drummond, Celso Borges, Gabriel Badilla, Víctor Cordero y Ronald Gómez. Abajo: Alejandro Alpízar, Andrés Núñez, Armando Alonso, Try Bennett y José Luis López (foto archivo de José Antonio Pastor).
Badilla felicita a Michael Barrantes tras el gol que marcó su compañero a Alajuelense, para vencer 1-0 en Alajuela y proporcionarle al Saprissa el título del Torneo de Verano 2008 (foto nacion.com).
Badilla felicita a Michael Barrantes tras el gol que marcó su compañero a Alajuelense, para vencer 1-0 en Alajuela y proporcionarle al Saprissa el título del Torneo de Verano 2008 (foto nacion.com).
Gabriel, como capitán del Saprissa, saludó al goleador colombiano Radamel Falcao, previo al amistoso que los morados igualaron 0-0 contra el Atlético de Madrid, el 4 de agosto del 2012 (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Gabriel, como capitán del Saprissa, saludó al goleador colombiano Radamel Falcao, previo al amistoso que los morados igualaron 0-0 contra el Atlético de Madrid, el 4 de agosto del 2012 (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Gabriel Badilla fue una de las figuras de clubes costarricenses que participó en el anuncio previo de la actividad benéfica "90 minutos por la vida", para el 8 de enero del 2013, junto a Pablo Salazar, Danny Fonseca, Luis Miguel Valle y la niña Alexandra Fernández (foto ALCCI).
Gabriel Badilla fue una de las figuras de clubes costarricenses que participó en el anuncio previo de la actividad benéfica “90 minutos por la vida”, para el 8 de enero del 2013, junto a Pablo Salazar, Danny Fonseca, Luis Miguel Valle y la niña Alexandra Fernández (foto ALCCI).
Gabriel Badilla completó 276 partidos y marcó 18 goles en dos etapas con el Deportivo Saprissa, primero del 2001 al 2008 y luego del 2010 al 2016 (foto nacion.com).
Gabriel Badilla completó 276 partidos y marcó 18 goles en dos etapas con el Deportivo Saprissa, primero del 2001 al 2008 y luego del 2010 al 2016 (foto nacion.com).
El Saprissa tenía cuatro años sin ser campeón y alcanzó en forma seguida los trofeos de los Torneos de Verano 2014 y del Invierno 2014; este último lo recogió Gabriel Badilla como capitán del club morado (foto Imágenes en Costa Rica).
El Saprissa tenía cuatro años sin ser campeón y alcanzó en forma seguida los trofeos de los Torneos de Verano 2014 y del Invierno 2014; este último lo recogió Gabriel Badilla como capitán del club morado (foto Imágenes en Costa Rica).
Gabriel Badilla grita con todo la conquista del cetro nacional de la Primera División, tras superar al Herediano en la final del Torneo de Invierno 2014, en diciembre de ese año en el estadio Eladio Rosabal Cordero, de Heredia.
Gabriel Badilla grita con todo la conquista del cetro nacional de la Primera División, tras superar al Herediano en la final del Torneo de Invierno 2014, en diciembre de ese año en el estadio Eladio Rosabal Cordero, de Heredia.
Gabriel Badilla quedó en la historia como el tercer jugador con más títulos en el Saprissa, con nueve trofeos, detrás de Édgar Marín con 12 y Víctor Cordero con 11 (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Gabriel Badilla quedó en la historia como el tercer jugador con más títulos en el Saprissa, con nueve trofeos, detrás de Édgar Marín con 12 y Víctor Cordero con 11 (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Gabriel Badilla (centro) en un clásico Saprissa-Alajuelense en el Estadio Nacional, en el segundo semestre del 2015. El entonces zaguero morado marcó dos goles y participó 32 veces en este esperado duelo del fútbol costarricense (foto nacion.com).
Gabriel Badilla (centro) en un clásico Saprissa-Alajuelense en el Estadio Nacional, en el segundo semestre del 2015. El entonces zaguero morado marcó dos goles y participó 32 veces en este esperado duelo del fútbol costarricense (foto nacion.com).
Duelo vibrante dentro del clásico nacional entre dos corajudos rivales: el capitán saprissista Gabriel Badilla frente al ariete alajuelense Jonathan McDonald (foto nacion.com).
Duelo vibrante dentro del clásico nacional entre dos corajudos rivales: el capitán saprissista Gabriel Badilla frente al ariete alajuelense Jonathan McDonald (foto nacion.com).
La participación de Gabriel Badilla en el primer equipo del Saprissa bajó tras la operación en el corazón, en junio del 2013. Desde entonces, el tibaseño empezó a padecer la falta de minutos en el terreno de juego, incluidos pocos clásicos ante Alajuelense (foto nacion.com).
La participación de Gabriel Badilla en el primer equipo del Saprissa bajó tras la operación en el corazón, en junio del 2013. Desde entonces, el tibaseño empezó a padecer la falta de minutos en el terreno de juego, incluidos pocos clásicos ante Alajuelense (foto nacion.com).
Gabriel visitó el hospital de Niños, en San José, el 12 de noviembre, junto al presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas; el secretario técnico del club, José Francisco Porras, y los jugadores Néstor Monge, Deyver Vega y Diego Estrada (foto Patricio Altamirano).
Gabriel visitó el hospital de Niños, en San José, el 12 de noviembre, junto al presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas; el secretario técnico del club, José Francisco Porras, y los jugadores Néstor Monge, Deyver Vega y Diego Estrada (foto Patricio Altamirano).
Badilla obtuvo nueve títulos nacionales, el último correspondiente al Torneo de Invierno 2015 (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Badilla obtuvo nueve títulos nacionales, el último correspondiente al Torneo de Invierno 2015 (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Gabriel levantó su último trofeo con el Saprissa en enero del 2016, al ganarle al Cartaginés la final del Torneo "Volcán", en Turrialba, Cartago (foto Facebook del Saprissa).
Gabriel levantó su último trofeo con el Saprissa en enero del 2016, al ganarle al Cartaginés la final del Torneo “Volcán”, en Turrialba, Cartago (foto Facebook del Saprissa).
Desde su operación a mediados del 2013, Badilla soló disputó 45 juegos y anotó un gol en cinco torneos cortos con la Primera del Saprissa. Aquí junto al volante lateral Hansell Aráuz (foto Facebook del Saprissa).
Desde su operación a mediados del 2013, Badilla soló disputó 45 juegos y anotó un gol en cinco torneos cortos con la Primera del Saprissa. Aquí junto al volante lateral Hansell Aráuz (foto Facebook del Saprissa).
Ya retirado, Gabriel Badilla se integró al departamento comercial del Saprissa e intervino en el lanzamiento de la camiseta retro, a la par de los exjugadores Roy Myers, Fausto González, Alonso Solís, Douglas Sequeira, Vladimir Quesada, Víctor Cordero, Guillermo "Coco" Hernández (arriba), Enrique Rivers y José Francisco Porras (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Ya retirado, Gabriel Badilla se integró al departamento comercial del Saprissa e intervino en el lanzamiento de la camiseta retro, a la par de los exjugadores Roy Myers, Fausto González, Alonso Solís, Douglas Sequeira, Vladimir Quesada, Víctor Cordero, Guillermo “Coco” Hernández (arriba), Enrique Rivers y José Francisco Porras (foto Facebook de Gabriel Badilla).

EN LA CONCACAF: 2003-2015

Gabriel Badilla festeja con Gerald Drummond y Douglas Sequeira, al concretarse el triunfo 3-0 en penales del Saprissa para eliminar al Pachuca mexicano, por los cuartos de final de la Copa de la Concacaf 2004, en el estadio Hidalgo, de Pachuca, México. Esa vez, los morados finalizaron subcampeones del torneo tras perder la final con Alajuelense (foto AP).
Gabriel Badilla festeja con Gerald Drummond y Douglas Sequeira, al concretarse el triunfo 3-0 en penales del Saprissa para eliminar al Pachuca mexicano, por los cuartos de final de la Copa de la Concacaf 2004, en el estadio Hidalgo, de Pachuca, México. Esa vez, los morados finalizaron subcampeones del torneo tras perder la final con Alajuelense (foto AP).
Badilla fue protagonista de la obtención del histórico título de la Concacaf del 2005, alcanzado por el Deportivo Saprissa en la final ante los Pumas de la UNAM. Aquí junto a Pablo Brenes felicita a Ronald Gómez, anotador del gol en la final disputada en México.
Badilla fue protagonista de la obtención del histórico título de la Concacaf del 2005, alcanzado por el Deportivo Saprissa en la final ante los Pumas de la UNAM. Aquí junto a Pablo Brenes felicita a Ronald Gómez, anotador del gol en la final disputada en México.
Gabriel Badilla se une al festejo saprissista en mayo del 2005, liderado por el guardameta José Francisco Porras, al conquistar el título de la Concacaf, el último alcanzado por el fútbol costarricense. Ese logro le dio al club morado el pase histórico al Mundial de Clubes de ese año en Japón (foto Concacaf).
Gabriel Badilla se une al festejo saprissista en mayo del 2005, liderado por el guardameta José Francisco Porras, al conquistar el título de la Concacaf, el último alcanzado por el fútbol costarricense. Ese logro le dio al club morado el pase histórico al Mundial de Clubes de ese año en Japón (foto Concacaf).
Un año después de ganar la Concacaf e intervenir en el Mundial de Clubes, los saprissistas Gabriel Badilla y Alonso Solís se midieron a Hérculez Gómez (izquierda), de Los Ángeles Galaxy, en el partido de ida de los cuartos de final de la Concacaf del 2006. El juego finalizó 0-0, el 24 de febrero de ese año, en Carson, California, Estados Unidos (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Un año después de ganar la Concacaf e intervenir en el Mundial de Clubes, los saprissistas Gabriel Badilla y Alonso Solís se midieron a Hérculez Gómez (izquierda), de Los Ángeles Galaxy, en el partido de ida de los cuartos de final de la Concacaf del 2006. El juego finalizó 0-0, el 24 de febrero de ese año, en Carson, California, Estados Unidos (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La participación de Gabriel Badilla en los torneos de la Uncaf y Concacaf fue activa entre el 2003 y el 2015, con un registro de 69 partidos oficiales y tres goles anotados, según los archivos de la Comisión de Historia y Estadísticas de la Unafut (foto AP).
La participación de Gabriel Badilla en los torneos de la Uncaf y Concacaf fue activa entre el 2003 y el 2015, con un registro de 69 partidos oficiales y tres goles anotados, según los archivos de la Comisión de Historia y Estadísticas de la Unafut (foto AP).
Badilla y Pablo Brenes felicitan a Reynaldo Parks por anotar el gol del triunfo 3-2 del Saprissa sobre el Galaxy de Los Ángeles, para eliminarlo en los cuartos de final de la Copa de la Concacaf del 2006. Luego fue eliminado por el Toluca mexicano, en las semifinales (foto Mayela López, de AFP).
Badilla y Pablo Brenes felicitan a Reynaldo Parks por anotar el gol del triunfo 3-2 del Saprissa sobre el Galaxy de Los Ángeles, para eliminarlo en los cuartos de final de la Copa de la Concacaf del 2006. Luego fue eliminado por el Toluca mexicano, en las semifinales (foto Mayela López, de AFP).
Gabriel Badilla lideró la defensiva del Saprissa en la fase de grupos de la Liga de Campeones 2014-2015, en la que su club eliminó al Sporting de Kansas City, de Estados Unidos, por mejor diferencia de goles (foto Facebook de la Concacaf).
Gabriel Badilla lideró la defensiva del Saprissa en la fase de grupos de la Liga de Campeones 2014-2015, en la que su club eliminó al Sporting de Kansas City, de Estados Unidos, por mejor diferencia de goles (foto Facebook de la Concacaf).
Badilla y sus compañeros del Saprissa se despiden de sus aficionados en el Estadio Azteca, de Ciudad de México, tras la eliminación que le propinó el América en los cuartos de final, con un marcador global de 5-0 (foto Imágenes en Costa Rica).
Badilla y sus compañeros del Saprissa se despiden de sus aficionados en el Estadio Azteca, de Ciudad de México, tras la eliminación que le propinó el América en los cuartos de final, con un marcador global de 5-0 (foto Imágenes en Costa Rica).
El último juego de Gabriel Badilla en la Concacaf no fue un buen recuerdo para él y el Saprissa, al ser goleados 6-1 y eliminados por el Santos Laguna mexicano en la fase de grupos, de la Liga de Campeones 2015-2016 (foto Facebook de la Concacaf).
El último juego de Gabriel Badilla en la Concacaf no fue un buen recuerdo para él y el Saprissa, al ser goleados 6-1 y eliminados por el Santos Laguna mexicano en la fase de grupos, de la Liga de Campeones 2015-2016 (foto Facebook de la Concacaf).

EN EL MUNDIAL DE CLUBES: 2005

Equipo del Saprissa que venció 1-0 al Sydney FC australiano, en su debut en los cuartos de final del Mundial de Clubes "Japón 2005", el 12 de diciembre del 2005 en Toyota, Japón. Arriba: José Francisco Porras, Ronald González, Víctor Cordero, Gabriel Badilla, Randall Azofeifa, Álvaro Saborío y Ronald Gómez. Abajo: Walter Centeno, Christian Bolañas, Try Bennett y Jervis Drummond (foto Informe de FIFA del Mundial de Clubes 2005).
Equipo del Saprissa que venció 1-0 al Sydney FC australiano, en su debut en los cuartos de final del Mundial de Clubes “Japón 2005”, el 12 de diciembre del 2005 en Toyota, Japón. Arriba: José Francisco Porras, Ronald González, Víctor Cordero, Gabriel Badilla, Randall Azofeifa, Álvaro Saborío y Ronald Gómez. Abajo: Walter Centeno, Christian Bolañas, Try Bennett y Jervis Drummond (foto Informe de FIFA del Mundial de Clubes 2005).
Gabriel Badilla festeja con sus compañeros del Saprissa el gol de Christian Bolaños, que doblegó 1-0 al Sydney FC, de Australia, y avanzó a las semifinales del Mundial de Clubes de Japón 2005 (Foto Informe de la FIFA del Mundial de Clubes "Japón 2005).
Gabriel Badilla festeja con sus compañeros del Saprissa el gol de Christian Bolaños, que doblegó 1-0 al Sydney FC, de Australia, y avanzó a las semifinales del Mundial de Clubes de Japón 2005 (Foto Informe de la FIFA del Mundial de Clubes “Japón 2005).
Este fue el cuadro del Saprissa que perdió 3-0 en semifinales del Mundial de Clubes 2005 contra el Liverpool inglés, campeón de la 'Champions League' de Europa, el 15 de diciembre de ese año en Yokohama, Japón. Arriba: José Francisco Porras, Ronald Gómez, Víctor Cordero, Ronald González, Randall Azofeifa, Gabriel Badilla y Álvaro Saborío. Abajo: Walter Centeno, Christian Bolaños, Try Bennett y Jervis Drummond (foto Koichi Kamoshida, de Getty Images).
Este fue el cuadro del Saprissa que perdió 3-0 en semifinales del Mundial de Clubes 2005 contra el Liverpool inglés, campeón de la ‘Champions League’ de Europa, el 15 de diciembre de ese año en Yokohama, Japón. Arriba: José Francisco Porras, Ronald Gómez, Víctor Cordero, Ronald González, Randall Azofeifa, Gabriel Badilla y Álvaro Saborío. Abajo: Walter Centeno, Christian Bolaños, Try Bennett y Jervis Drummond (foto Koichi Kamoshida, de Getty Images).
Badilla tras el volante inglés Steven Gerrard, del Liverpool, en las semifinales del Mundial de Clubes del 2005, en Yokohama, Japón.
Badilla tras el volante inglés Steven Gerrard, del Liverpool, en las semifinales del Mundial de Clubes del 2005, en Yokohama, Japón.
Gabriel marca al delantero inglés Peter Crouch, del Liverpool FC, autor de dos goles al Saprissa, en las semifinales del Mundial de Clubes "Japón 2005" (foto Bob Thomas, de Getty Images).
Gabriel marca al delantero inglés Peter Crouch, del Liverpool FC, autor de dos goles al Saprissa, en las semifinales del Mundial de Clubes “Japón 2005” (foto Bob Thomas, de Getty Images).
Gabriel Badilla se barre, pero no puede evitar el segundo gol del Liverpool, anotado por Steven Gerrard (foto Nacion.com).
Gabriel Badilla se barre, pero no puede evitar el segundo gol del Liverpool, anotado por Steven Gerrard (foto Nacion.com).
Gabriel Badilla lucha por el balón contra el francés Djibril Cissé, del Liverpool FC, en las semifinales del Mundial de Clubes del 2005, en Yokohama, Japón (foto Bob Thomas, de Getty Images).
Gabriel Badilla lucha por el balón contra el francés Djibril Cissé, del Liverpool FC, en las semifinales del Mundial de Clubes del 2005, en Yokohama, Japón (foto Bob Thomas, de Getty Images).
Lucha enérgica por la pelota entre Gabriel Badilla y el lateral español Josemi, del Liverpool FC inglés, en las semifinales del Mundial de Clubes de "Japón 2005" (foto Informe de la FIFA del Mundial de Clubes de "Japón 2005").
Lucha enérgica por la pelota entre Gabriel Badilla y el lateral español Josemi, del Liverpool FC inglés, en las semifinales del Mundial de Clubes de “Japón 2005” (foto Informe de la FIFA del Mundial de Clubes de “Japón 2005”).
El plantel titular del Saprissa que doblegó 3-2 al Al Ittihad, de Arabia Saudí, para ganar el tercer lugar en el Mundial de Clubes del 2005, el 18 de diciembre del 2005, en Yokohama, Japón. Arriba: José Francisco Porras, Ronald González, Gabriel Badilla, Álvaro Saborío y José Luis López. Abajo: Gerald Drummond, Alonso Solís, Christian Bolaños, Reynaldo Parks, Juan Bautista Esquivel y Wálter Centeno (foto Archivo de José Antonio Pastor).
El plantel titular del Saprissa que doblegó 3-2 al Al Ittihad, de Arabia Saudí, para ganar el tercer lugar en el Mundial de Clubes del 2005, el 18 de diciembre del 2005, en Yokohama, Japón. Arriba: José Francisco Porras, Ronald González, Gabriel Badilla, Álvaro Saborío y José Luis López. Abajo: Gerald Drummond, Alonso Solís, Christian Bolaños, Reynaldo Parks, Juan Bautista Esquivel y Wálter Centeno (foto Archivo de José Antonio Pastor).
El tercer gol del Saprissa al Al Ittihad árabe, que le dio el histórico tercer lugar al club morado en el Mundial de Clubes de la FIFA "Japón 2005". El autor del tanto, Ronald Gómez, lo grita y fue felicitado por Gabriel Badilla, el 18 de diciembre del 2005, en Yokohama, Japón.
El tercer gol del Saprissa al Al Ittihad árabe, que le dio el histórico tercer lugar al club morado en el Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005”. El autor del tanto, Ronald Gómez, lo grita y fue felicitado por Gabriel Badilla, el 18 de diciembre del 2005, en Yokohama, Japón.

OPERACIÓN A CORAZÓN ABIERTO: 2013

Gabriel Badilla y Juan Carlos Rojas, presidente del Saprissa, en junio del 2013, junto a la junta médica de la Clínica Bíblica, cuando extendían una bandera con mensajes de apoyo al jugador previo a la operación a corazón abierto (foto Rafael Pacheco, de Nacion.com).
Gabriel Badilla y Juan Carlos Rojas, presidente del Saprissa, en junio del 2013, junto a la junta médica de la Clínica Bíblica, cuando extendían una bandera con mensajes de apoyo al jugador previo a la operación a corazón abierto (foto Rafael Pacheco, de Nacion.com).
La operación de Gabriel Badilla a corazón abierto resultó un éxito en junio del 2013. Aquella vez, la cirugía le removió un tumor benigno que estaba alojado en el costado izquierdo de su corazón (foto cortesía de la Clínica Bíblica).
La operación de Gabriel Badilla a corazón abierto resultó un éxito en junio del 2013. Aquella vez, la cirugía le removió un tumor benigno que estaba alojado en el costado izquierdo de su corazón (foto cortesía de la Clínica Bíblica).
Recién operado del corazón en la Clínica Bíblica, Gabriel Badilla recibió la visita de familiares y amigos en junio del 2013, entre ellos el jugador del Herediano, Randall Azofeifa (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Recién operado del corazón en la Clínica Bíblica, Gabriel Badilla recibió la visita de familiares y amigos en junio del 2013, entre ellos el jugador del Herediano, Randall Azofeifa (foto Facebook de Gabriel Badilla).
Gabriel Badilla cuando se recuperaba de la operación a corazón abierto, en junio del 2013. El entonces defensor regresó a las canchas en enero del 2014 (foto cortesía de la Clínica Bíblica).
Gabriel Badilla cuando se recuperaba de la operación a corazón abierto, en junio del 2013. El entonces defensor regresó a las canchas en enero del 2014 (foto cortesía de la Clínica Bíblica).

DESPEDIDA DEL SAPRISSA: 26 de junio del 2016

Optimized-Despedida1

Optimized-Despedida2

Optimized-Despedida3

Optimized-Despedida4

Optimized-Despedida5

Optimized-Despedida6

Optimized-Despedida7

Optimized-Despedida8

Optimized-Despedida9

Optimized-Despedida10

Optimized-Despedida15

Optimized-Despedida12

Optimized-Despedida11

Optimized-Despedida13

EN EL NEW ENGLAND REVOLUTION: 2008-2009

Badilla mientras militó en la MLS con el New England Revolution le tocó marcar al atacante boliviano Jaime Moreno, dos veces elegido "el jugador más valioso" del D. C. United en el 2004 y 2008 (foto cortesía de la MLS).
Badilla mientras militó en la MLS con el New England Revolution le tocó marcar al atacante boliviano Jaime Moreno, dos veces elegido “el jugador más valioso” del D. C. United en el 2004 y 2008 (foto cortesía de la MLS).
Gabriel Badilla en acción ante Landon Donovan, figura local de Los Ángeles Galaxy, por la Copa 2008 de la 'Major League Soccer' (MLS). Afectado por lesiones, el zaguero tibaseño solo jugó siete partidos en Estados Unidos, seis de la MLS y uno de la Copa Abierta de ese país (foto cortesía de la MLS).
Gabriel Badilla en acción ante Landon Donovan, figura local de Los Ángeles Galaxy, por la Copa 2008 de la ‘Major League Soccer’ (MLS). Afectado por lesiones, el zaguero tibaseño solo jugó siete partidos en Estados Unidos, seis de la MLS y uno de la Copa Abierta de ese país (foto cortesía de la MLS).

EN LA SELECCIÓN INFANTIL: 2000-2001

Con la Selección Sub-17 de Costa Rica, en una gira en el 2000 a Lima, Perú (foto Archivo de Rodrigo Calvo).
Con la Selección Sub-17 de Costa Rica, en una gira en el 2000 a Lima, Perú (foto Archivo de Rodrigo Calvo).
Gabriel ante Panamá, en el Premundial de la Uncaf del 2001 en Guatemala (foto Archivo de Rodrigo Calvo).
Gabriel ante Panamá, en el Premundial de la Uncaf del 2001 en Guatemala (foto Archivo de Rodrigo Calvo).
Badilla y sus compañeros de la Selección Infantil felicitan a su técnico, Juan Diego Quesada, tras obtener el título Sub-17 de la Uncaf 2001, torneo celebrado en Guatemala (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Badilla y sus compañeros de la Selección Infantil felicitan a su técnico, Juan Diego Quesada, tras obtener el título Sub-17 de la Uncaf 2001, torneo celebrado en Guatemala (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La Infantil de Costa Rica se adjudicó el título Sub-17 de la Concacaf, en eliminatoria celebrada en San Pedro Sula, Honduras. Badilla y Randall Azofeifa felicitan a Armando Alonso, tras marcar el gol del triunfo 1-0 sobre Haití, el 6 de mayo del 2001 (foto nacion.com).
La Infantil de Costa Rica se adjudicó el título Sub-17 de la Concacaf, en eliminatoria celebrada en San Pedro Sula, Honduras. Badilla y Randall Azofeifa felicitan a Armando Alonso, tras marcar el gol del triunfo 1-0 sobre Haití, el 6 de mayo del 2001 (foto nacion.com).
Gabriel Badilla (centro) era el capitán de la Selección Infantil de Costa Rica que ganó la Concacaf y avanzó al Mundial de Trinidad y Tobago, el 6 de mayo del 2001 en San Pedro Sula, Honduras. A su lado, Roy Miller, Saúl Phillips, Randall Azofeifa, Eduardo Gómez y Carlos Johnson; y abajo, Christian Bolaños y Paolo Jiménez (foto nacion.com).
Gabriel Badilla (centro) era el capitán de la Selección Infantil de Costa Rica que ganó la Concacaf y avanzó al Mundial de Trinidad y Tobago, el 6 de mayo del 2001 en San Pedro Sula, Honduras. A su lado, Roy Miller, Saúl Phillips, Randall Azofeifa, Eduardo Gómez y Carlos Johnson; y abajo, Christian Bolaños y Paolo Jiménez (foto nacion.com).
Antes de partir del Mundial Sub-17 del 2001 en Trinidad y Tobago, el entonces capitán de la Infantil, Gabriel Badilla, agradeció en nombre de sus compañeros el apoyo de los seleccionados de la Mayor, entre ellos Reynaldo Parks, Ricardo González y Walter Centeno, en un acto en el estadio Ricardo Saprissa (foto nacion.com).
Antes de partir del Mundial Sub-17 del 2001 en Trinidad y Tobago, el entonces capitán de la Infantil, Gabriel Badilla, agradeció en nombre de sus compañeros el apoyo de los seleccionados de la Mayor, entre ellos Reynaldo Parks, Ricardo González y Walter Centeno, en un acto en el estadio Ricardo Saprissa (foto nacion.com).
La formación titular de la Selección Infantil de Costa Rica que jugó en el Mundial Sub-17 del 2001 en Trinidad y Tobago. Arriba: Pablo Quesada, Róger Estrada, Armando Alonso, Eduardo Gómez, Carlos Johnson, Randall Azofeifa y Gabriel Badilla. Abajo: Saúl Phillips, Paolo Jiménez, Gustavo Pérez y Christian Bolaños (foto Informe de la FIFA del Mundial Sub-17 "Trinidad y Tobago 2001").
La formación titular de la Selección Infantil de Costa Rica que jugó en el Mundial Sub-17 del 2001 en Trinidad y Tobago. Arriba: Pablo Quesada, Róger Estrada, Armando Alonso, Eduardo Gómez, Carlos Johnson, Randall Azofeifa y Gabriel Badilla. Abajo: Saúl Phillips, Paolo Jiménez, Gustavo Pérez y Christian Bolaños (foto Informe de la FIFA del Mundial Sub-17 “Trinidad y Tobago 2001”).
La Selección Infantil de Costa Rica ganó su grupo en la primera ronda, en el Mundial Sub-17 del 2001 en Trinidad y Tobgo, y avanzó los cuartos de final, donde fue eliminado por Burkina Faso por 0-2. Antes venció 2-0 a Irán y 3-0 a Paraguay, y cayó 0-2 ante Malí. El equipo al mando de Juan Diego Quesada ocupó el sexto lugar entre 16 selecciones (foto Informe de la FIFA del Mundial Sub-17 "Trinidad y Tobago 2001").
La Selección Infantil de Costa Rica ganó su grupo en la primera ronda, en el Mundial Sub-17 del 2001 en Trinidad y Tobgo, y avanzó los cuartos de final, donde fue eliminado por Burkina Faso por 0-2. Antes venció 2-0 a Irán y 3-0 a Paraguay, y cayó 0-2 ante Malí. El equipo al mando de Juan Diego Quesada ocupó el sexto lugar entre 16 selecciones (foto Informe de la FIFA del Mundial Sub-17 “Trinidad y Tobago 2001”).

EN LA SELECCIÓN MAYOR: 2005-2012

Gabriel Badilla acumuló del 2005 al 2012 un total de 26 encuentros internacionales de clase A en la Selección Mayor de Costa Rica, incluido un gol en un amistoso contra Chile, en el 2007.
Gabriel Badilla acumuló del 2005 al 2012 un total de 26 encuentros internacionales de clase A en la Selección Mayor de Costa Rica, incluido un gol en un amistoso contra Chile, en el 2007.
Ante Corea del Sur, en el triunfo tico 1-0 en un amistoso el 11 de febrero del 2006, en Oakland, California, Estados Unidos (foto Marcio José Sánchez, de AP).
Ante Corea del Sur, en el triunfo tico 1-0 en un amistoso el 11 de febrero del 2006, en Oakland, California, Estados Unidos (foto Marcio José Sánchez, de AP).
Gabriel fue titular con Costa Rica ante Polonia, en el cierre del grupo A del Mundial de Alemania 2006. Los europeos vencieron 2-1 en el estadio Copa Mundial de Hanover, Alemania, el 20 de junio del 2006. Arriba: Rónald Gómez, Luis Marín, Leonardo González, Gabriel Badilla, Paulo Césaar Wanchope y José Francisco Porras. Abajo: Wálter Centeno, Mauricio Solís, Michael Umaña, Cristian Bolaños y Jervis Drummond (foto Kai-Uwe Knoth. de AP).
Gabriel fue titular con Costa Rica ante Polonia, en el cierre del grupo A del Mundial de Alemania 2006. Los europeos vencieron 2-1 en el estadio Copa Mundial de Hanover, Alemania, el 20 de junio del 2006. Arriba: Rónald Gómez, Luis Marín, Leonardo González, Gabriel Badilla, Paulo Césaar Wanchope y José Francisco Porras. Abajo: Wálter Centeno, Mauricio Solís, Michael Umaña, Cristian Bolaños y Jervis Drummond (foto Kai-Uwe Knoth. de AP).
Gabriel Badilla felicita a Ronald Gómez por su gol a Polonia en el Mundial 2006, en Hanover, Alemania (AFP).
Gabriel Badilla felicita a Ronald Gómez por su gol a Polonia en el Mundial 2006, en Hanover, Alemania (AFP).
Badilla corta un balón al atacante polaco Ireneusz Jelen, durante el Mundial de Alemania 2006. Los polacos vencieron 2-1, el 20 de junio de ese año, en Hanover, Alemania.
Badilla corta un balón al atacante polaco Ireneusz Jelen, durante el Mundial de Alemania 2006. Los polacos vencieron 2-1, el 20 de junio de ese año, en Hanover, Alemania.
Badilla con la Tricolor que enfrentó a Canadá en la fase de grupos de la Copa de Oro del 2007, en Miami, Florida. Los norteamericanos se impusieron 2-1, el 6 de junio del 2007. Arriba: José Francisco Porras, Álvaro Saborío, Leonardo González, Gabriel Badilla, Jervis Drummond y Víctor Cordero. Abajo: Rodolfo "Fofo" Rodríguez, Harold Wallace, Michael Barrantes, Rolando Fonseca y Walter Centeno (foto Alan Díaz, de AP).
Badilla con la Tricolor que enfrentó a Canadá en la fase de grupos de la Copa de Oro del 2007, en Miami, Florida. Los norteamericanos se impusieron 2-1, el 6 de junio del 2007. Arriba: José Francisco Porras, Álvaro Saborío, Leonardo González, Gabriel Badilla, Jervis Drummond y Víctor Cordero. Abajo: Rodolfo “Fofo” Rodríguez, Harold Wallace, Michael Barrantes, Rolando Fonseca y Walter Centeno (foto Alan Díaz, de AP).
Gabriel Badilla despeja el balón ante el canadiense Patrice Bernier, en la Copa de Oro del 2007 en Miami, Florida, Estados Unidos.
Gabriel Badilla despeja el balón ante el canadiense Patrice Bernier, en la Copa de Oro del 2007 en Miami, Florida, Estados Unidos.
Badilla en duelo aéreo contra el azteca Francisco "Maza" Rodríguez y su compañero, Alvaro Saborio, en los cuartos de final de la Copa de Oro de la Concacaf 2007, en Houston, Texas, Estados Unidos, el 17 de junio del 2007. México venció 1-0 (foto Dave Einsel, de AP).
Badilla en duelo aéreo contra el azteca Francisco “Maza” Rodríguez y su compañero, Alvaro Saborio, en los cuartos de final de la Copa de Oro de la Concacaf 2007, en Houston, Texas, Estados Unidos, el 17 de junio del 2007. México venció 1-0 (foto Dave Einsel, de AP).
Gabriel marca, cuerpo a cuerpo, al goleador mexicano Javier "Chicharito" Hernández, en el 2012, en el estadio Azteca, de Ciudad de México, durante el Premundial de Brasil 2014.
Gabriel marca, cuerpo a cuerpo, al goleador mexicano Javier “Chicharito” Hernández, en el 2012, en el estadio Azteca, de Ciudad de México, durante el Premundial de Brasil 2014.

CON SU FAMILIA: 2006-2016

Con su esposa, la periodista Fabiola Herra, y sus hijas, Sofía y Lucía.
Con su esposa, la periodista Fabiola Herra, y sus hijas, Sofía y Lucía.
Con sus hijas, Lucía y Sofía Badilla Herra.
Con sus hijas, Lucía y Sofía Badilla Herra.
Con su novia, la modelo y expresentadora de televisión Vivian Campos.
Con su novia, la modelo y expresentadora de televisión Vivian Campos.

*PÉSAME POR Gabriel BADILLA

Fedefútbol: ¡Gracias por la pasión y entrega con que siempre defendiste la camiseta de la Selección!

Optimized-Esquela-Fedefútbol

*SUS ÚLTIMAS ENTREVISTAS

CON “NACION.COM”

CON “DEPORTIVAS COLUMBIA” (Radio Columbia)

Con programa “Oro y Grana” (Radio Monumental)

CON PROGRAMA “LA GRADERÍA” (LA SUPER ESTACIÓN 89.1)

CON “CRHOY.COM”

CON “TICO DEPORTE.COM”

CON “PELANDO EL OJO” (Radio Monumental)

CON “120 MINUTOS” (RADIO MONUMENTAL)

*FUENTES CONSULTADAS: Redes sociales del Deportivo Saprissa y Gabriel Badilla, Unafut, Fedefútbol, Alajuelense, Herediano y Cartaginés; YouTube, Yahoo Deportes, los sitios nacion.com, Diario Extra.com, Teletica Deportes, Deportes Repretel, TD+ de Cabletica, Radio Monumental, Radio Columbia, Tico Deporte.com, CRHoy.com, Everardo Herrera.com; Wikipedia, http://www.bsnoticias.cr, http://el.soccerway.com/, http://www.rsssf.com/ y http://www.footballdatabase.eu/. Datos estadísticos de Gerardo Coto, Christian Sandoval y Rodrigo Calvo, de la Comisión de Historia y Estadísticas del Fútbol Costarricense.

Compartir
Artículo anteriorMr. Chip vaticina que Sele se clasificará al Mundial (videos y galería de fotos)
Artículo siguienteEl histórico tercer lugar mundial del Saprissa (videos y galería de fotos)

Tiene 35 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Noticias Monumental, de Radio Monumental (1981-1983), y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (1991-1992). Estuvo ligado al Grupo Nación, primero en la revista “Triunfo” (1983-1991 y 1992-1993), luego en los periódicos “Al Día” (1993-1995) y “La Nación” (1995-2014). Fue designado “Redactor del Año” de “La Nación” en 1997 y obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas” en 1993 (compartido) y 2013. Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional, especializado en datos de selecciones nacionales de fútbol y de los futbolistas costarricenses que juegan en el exterior. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo”, en la que responde consulta de los lectores.

Tiene amplia experiencia en la cobertura de Mundiales de Fútbol en todas las categorías, así como de la Copa América 2011, la Copa de Oro del 2000 y la “Champions League” de la UEFA del 2000. Del 2010 al 2014 fue subeditor de Puro Deporte (“La Nación”), encargado de publicaciones deportivas especiales. Desde 1989 es corresponsal del semanario “France Football” de Francia y, desde 1990, integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania.

A partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football”, para elegir cada año al mejor jugador del mundo.

Dejar una respuesta