Compartir
Jeaustin Campos es el séptimo técnico que es cesado desde el año 2010 en el Saprissa. Foto: (Facebook Saprissa de Corazón).

Desde antes de la llegada de la actual administración del Deportivo Saprissa, Horizonte morado, el club tibaseño ha mostrado gran inestabilidad en varios departamentos, pero, el que sale a relucir hoy en día es, sin duda alguna, en la dirección técnica.

Con la brusca salida de Jeaustin Campos como entrenador del Monstruo y la sorpresiva llegada de Douglas Sequeira, los morados registran su técnico número ocho en los últimos cinco años, una cifra de escándalo para un club de tanta jerarquía.

Es más, hablando de este tema, es inevitable no caer en las odiosas comparaciones con Alajuelense, espejo con el que se miden las dos aficiones más grandes del país.

Porque, para nadie es un secreto que el parámetro que utilizan ambos conjuntos para calcular su calidad es volviendo a ver el bando contrario.

En este caso, en la acera alajuelense, los manudos han tenido a solo tres técnicos oficiales sentados en su banquillo en el mismo periodo en el que los morados han hecho el gran despilfarro de estrategas.

Óscar Ramírez, Manuel Keosseián y ahora Hernán Torres han sido ese trío de cabezas desde el 2010, porque es cierto que Luis Roberto Sibaja y Mauricio Montero también caminaron por ese sendero, pero de forma interina mientras llegaban los anteriormente citados.

Por su parte, Saprissa presentó a Roy Myers, Juan Manuel Álvarez, Alexander Guimaraes, Daniel Casas, Rónald González, Jeaustin Campos y ahora Sequeira.

Lo curioso acá no es solo las diferencias de estabilidad en una parte tan delicada como lo es el timonel de un barco, sino la forma en la que se han manejado las salidas de los capitanes de cada uno.

Porque mientras en Alajuela detienen sus motores para bajar a sus comandantes, en el Saprissa los tiran por la borda.

La salida del Machillo y la de Keosseián, aunque no fueron las mejores, no se comparan en la forma ni en la manera en la que Myers, Morales, Guima, Casas, González y ahora Campos, se marchan del equipo de San Juan de Tibás.

A Myers lo corrieron luego de hacerlos campeones, al azteca le cerraron las puertas como si fuera un enemigo del club y Guima se fue sin penas ni glorias. Casas terminó derramando lágrimas por la forma en la que lo cesaron y a González y Campos los desecharon como si ninguno de los dos le hubiera dado ni una sola pizca de alegría a la feligresía morada.

Recordemos  que Saprissa sumaba siete torneos de no alzar la copa cuando llegó Rónald, quien se marchó en silencio y por la puerta de atrás después de devolverles la gloria. Y Jeaustin, a quien lo cesaron sin siquiera estar en el país, le acababan de dar, cuatro días atrás, un reconocimiento por alcanzar 100 victorias con el equipo de sus amores. Casi que la misma finta que le hizo Judas a Jesús.

¿Les parece la forma en la que se ha manejado este tema últimamente?, porque yo no concuerdo mucho, la verdad.

Es aquí donde uno se sienta y piensa si en Horizonte Morado existe un manual de crisis, o por lo menos, una cabeza pensante con la serenidad para tomar decisiones, porque por lo visto, tienen casi cinco años de estarlas tomando a la ligera.

Y es que uno no pretende que a algún empleado le entreguen su carta de despido junto con mariachis, un queque y flores de agradecimiento, pero si que por lo menos se respete su trayectoria y sus méritos con una salida no tan desagradable.

Porque además de dejar una buena imagen como club, los tibaseños evitarían que por una mala ruptura se ventilen informaciones internas, como las que dijo entre dientes, Campos tras su salida. Porque ahora qué van a pensar los aficionados de esa institución luego de escucharlo decir que ya ahí él no tenía el timón del barco, que su plantel es, “hasta cierto punto inmaduro” y que la misma dirigencia lo cesó por su inexperiencia; por mencionar algunas.

Ahora, ¿es cuestión de inexperiencia luego de casi cinco años al mando del equipo? o será que hay otros factores de peso de por medio que no dejan a Horizonte Morado actuar de otra manera…

Saprissa fue uno de los equipos que menos se reforzó para este campeonato si lo comparamos con los movimientos que realizaron Alajuelense y Herediano. La actual planilla parece quedarse corta en comparación a la que ha tenido la S en el pasado, muy corta la verdad. Y, ¿si usted no le da las herramientas necesarias al artesano para trabajar, cómo le va a exigir una gran escultura?

Por eso, acá es donde entra el tema de: ¿no se invirtió lo suficiente porque no se quiso, o por qué no se pudo? porque recordemos que la alta gerencia tibaseña viene haciendo grandes inversiones en infraestructura (estadio, cancha natural y centro de formación para ligas menores). Abonado a esto, la preocupación que le debe dejar el arreglo de pago millonario que tienen con la Caja Costarricense del Seguro Social (C.C.S.S.).

Todas y cada una de esas interrogantes, creo que se hubieran evitado con un mejor manejo de este tema, el cual no requiere de experiencia sino de un poco más de sentido común. No se usted, aficionado saprissista, pero si a mí me ofrecen dirigir, en este momento a Saprissa, mi respuesta sería: gracias, pero no gracias.

Compartir
Artículo anteriorMuere exentrenador Freddy Ternero, el más exitoso técnico de Perú
Artículo siguienteUna familia de refugiados sirios conoce a su ídolo Cristiano Ronaldo
Periodista deportivo que lleva, actualmente, cursos de licenciatura en Producción Audiovisual, en la Universidad Federada San Judas Tadeo. En su currículo como comunicador, acumula dos años como periodista deportivo, primero en la sección de deportes del diario "La Nación"; además, trabajó cuatro meses como encargado de la sección de deportes del periódico "Ahora". Estas oportunidades lo llevaron a cubrir eventos de relevancia en el país, como el primer Mundial Femenino de fútbol en Costa Rica, organizado por la FIFA en la categoría Sub-17, así como varias finales de la Primera División del fútbol nacional. Es amante de los deportes en general, aunque su mayor pasión se desborda por el fútbol. Le encanta el periodismo de profundidad, investigación, reportajes y documentales audiovisuales.

2 Comentarios

Dejar una respuesta