Compartir
Keylor Navas (izquierda) hará historia el próximo 28 de mayo en Milán, Italia, donde jugará con el Real Madrid su primera final de la Champions League de Europa, en duelo contra el Atlético de Madrid. Shirley Cruz participó en cuatro finales de la Champions en la rama femenina. Ambos son los únicos centroamericanos en ostentar este honor europeo (foto sitios de 'La Liga' y el PSG).

Estoy muy triste al ver cómo muchas personas y medios de comunicación intentan hacer polémica sobre quién llegó primero a la final de la Champions League. Yo fui la primera en alegrarme cuando Keylor Navas logró la clasificación, vi todos los partidos del torneo y lo apoyé sufriendo como una aficionada más.

Soy una enamorada del fútbol y por eso siempre que puedo veo los partidos de Óscar Duarte, Bryan Ruíz González, Giancarlo Pipo González, Joel Campbell y demás… Me encanta ver a costarricenses triunfando.

Durante muchos años, he luchado por romper estereotipos y acabar con la idea de que las mujeres no podemos jugar fútbol. A mi lo que me importa es más mujeres puedan salir a luchar por sus sueños y tengan el apoyo y la cobertura necesaria.

Noelia Bermúdez Valverde, Raquel Rodríguez Cedeño, Melissa Herrera, Wendy Acosta Salas, Carolina Venegas y muchas más están dejando en alto el nombre del país y, como yo, han tenido que luchar contra una sociedad machista y llena de estereotipos.

Shirley Cruz sigue la trayectoria de sus compatriotas que juegan en en el exterior y se alegra de los logros de los legionarios, como en agosto del 2014, cuando Keylor Navas ganó su primer trofeo con el Real Madrid, el de la Supercopa de Europa (foto Facebook de Keylor Navas).
Shirley Cruz sigue la trayectoria de sus compatriotas que juegan en en el exterior y se alegra de los logros de los legionarios, como en agosto del 2014, cuando Keylor Navas ganó su primer trofeo con el Real Madrid, el de la Supercopa de Europa (foto Facebook de Keylor Navas).

La gente sabe que yo tengo nueve años de estar en Francia y, gracias a que siempre me he esforzado, he sido titular todos esos años. He tenido la dicha de jugar cuatro finales de la Champions League (tres con el Olympique de Lyon, en el 2010, 2011 y 2012; y uno en el Paris Saint-Germain, en el 2015) y he ganado dos (en el 2011 y 2012), debido a las compañeras que me han rodeado, al cuerpo técnico y al trabajo profesional.

Esos títulos que tratan de ser inclusivos y no discriminatorios nos hacen más daño. Ese tipo de cosas son las que hacen que las madres tengan miedo de enviar a sus hijas a escuelas de fútbol.

Lo de Keylor Navs es grandioso e histórico; llegó a una final de la Champions League y lo hizo siendo la figura de un equipo plagado de estrellas, pero no podemos disfrutarlo por estar comparando a hombres con mujeres.

Shirley Cruz con su segundo trofeo de la 'Champions League' femenino de Europa, con el Olympique de Lyon, tras la final del 2012, en Múnich, Alemania. "Tengo nueve años de estar en Francia y, gracias a que siempre me esforcé, he sido titular todos esos años. Jugué cuatro finales de la Champions League y gané dos, debido a las compañeras que me rodearon, al cuerpo técnico y al trabajo profesional", escribió la josefina del PSG en su facebook.
Shirley Cruz con su segundo trofeo de la ‘Champions League’ femenino de Europa, con el Olympique de Lyon, tras la final del 2012, en Múnich, Alemania. “Tengo nueve años de estar en Francia y, gracias a que siempre me esforcé, he sido titular todos esos años. Jugué cuatro finales de la Champions League y gané dos, debido a las compañeras que me rodearon, al cuerpo técnico y al trabajo profesional”, escribió la josefina del PSG en su facebook.

Eso nos abre más puertas y nos invita a soñar. Es una muestra más de que nada es imposible. Disfrutemos de este momento y dejemos de comparar si yo soy manuda o él morado, que si yo llegué primero o él después ¡Como costarricense me alegro inmensamente y créanme que en la final de Milán, Italia (el próximo 28 de mayo), estaré pegada al televisor como una fanática más!

Una vez le leí a Zinedine Zidane que él “no quería ser una estrella sino un buen ejemplo para los niños”, y eso es precisamente lo que yo deseo ser: un ejemplo para todos aquellos que están sufriendo en barrios con problemas de pobreza y drogas.

He visto caer a muchos amigos de infancia y hasta de mi misma familia por esos temas. El fútbol fue mi válvula de escape y espero que sea la de muchos más. Salgan y alcancen sus sueños como lo hizo Keylor cuando dejó Peréz Zeledón para jugar en el Saprissa o cuando se fue a un equipo de la Segunda División en España, con la convicción de mostrarse y dar el salto.

Te aplaudo, Keylor, y me siento muy orgullosa de este logro.

Compartir
Artículo anteriorIncidentes y heridos por debate sobre nuevo estadio de Boca en Argentina
Artículo siguienteSevilla vence 3-1 a Shakhtar y defenderá su corona en la final
Mediocampista estelar del Paris-Saint Germain (PSG) de Francia es la principal referente del fútbol femenino costarricense, ubicada como la más exitosa legionaria de nuestra historia, con 10 títulos ganados en Europa, con dos Champions League de la UEFA (2011 y 2012), seis de la Liga 1 de Primera División y dos de la Copa francesa, con el Olympique de Lyon, Francia. Desde niña, rodeada por siete hermanos amantes del fútbol, la josefina empezó a jugar a los ocho años en la escuela de Rincón Grande de Pavas. A los 12, la joven ya debutaba en la Primera División femenina con el Saprissa. Dos años después, se estrenó en los Juegos Deportivos Nacionales de San Carlos 1999. Aquí jugó con San José, Goicoechea, Desamparados, UCEM-Alajuela y Saprissa (dos veces). Posee tres preseas de oro en los Juegos Nacionales con San José y Alajuela, así como tres títulos de la Primera División y uno de goleo. Desde el 2001 pertenece a la Selección Femenina, primero en la categoría Sub-19 y luego en la Mayor. Medallista de oro de los Juegos Centroamericanos "San José 2013" y de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe "Veracruz 2014", guió a la Tricolor al subcampeonato de la Concacaf y al primer Mundial de la FIFA "Canadá 2015".

Dejar una respuesta