Compartir
Daniel Vargas, presidente de la Comisión de Arbitraje de la Fedefútbol, anunció la semana pasada que no tomará en cuenta a las mujeres árbitras para dirigir los encuentros de la Primera División masculina, una decisión que fue objeto de críticas, burlas y memes en las redes sociales (foto Facebook de la Fedefútbol).

Para entender qué es sexismo, aboquémonos lo que nos dice el diccionario de la Real Academia Española (RAE):

Sexismo
1. m. Discriminación de las personas por razón de sexo.
(Real Academia Española).

Hace unos días, la sección de deportes de Noticias Repretel reflejó como la raquítica, devaluada y risible Comisión de Arbitraje, de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), tomó la decisión de dejar por fuera a mujeres referí sin dar argumentos de peso, tras de eso y como si fuera poco, se le rebajó dinero de su raquítica dieta. ¿Por qué?

Los 25 árbitros y asistentes de Costa Rica que, en las ramas masculina y femenina, recibieron los gafetes oficiales de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), en una ceremonia realizada el 19 de enero anterior en el Complejo Deportivo FEDEFUTBOL- Plycem, en San Rafael de Alajuela (foto Facebook de la Fedefútbol).
Los 25 árbitros y asistentes de Costa Rica que, en las ramas masculina y femenina, recibieron los gafetes oficiales de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), en una ceremonia realizada el 19 de enero anterior en el Complejo Deportivo FEDEFUTBOL- Plycem, en San Rafael de Alajuela (foto Facebook de la Fedefútbol).

Cuando se le consultó a su presidente, Daniel Vargas, sobre el tema, dijo que la Comisión de Arbitraje no tenía en cuenta a las mujeres para pitar partidos de la Primera División porque le van a dar prioridad a árbitros masculinos que se han ido quedando relegados durante el proceso de preparación. Supongo, que si se han quedado fuera del proceso, o es porque no quieren pitar o son igual de anodinos como los que están pitando en la Primera.

Lamentable la respuesta de Vargas que reflejó el sexismo aún imperante en el deporte a nivel mundial, donde las mujeres a lo largo de la historia han sufrido ninguneos (menosprecios), agresiones, violaciones, acosos y demás.

Esa decisión de la Comisión de Arbitraje es tan violento y vergonzoso como golpear físicamente a una mujer. Lo que sufren las referís es una agresión igual de vergonzosa y humillante. Tal medida flaco favor le hace ya una Comisión de Arbitraje que es humillada en redes sociales a través de memes y cuestionada por la prensa deportiva.

El referato nacional ha caído en un mar de mediocridades y cobardías, que se ha ausentado desde el año pasado cuando el línea Christian Foster cometió el terrible y grave error de convalidar un gol del Saprissa en la semifinal del Invierno ante Herediano. Foster debería estar fuera, expulsado y en tártaro (en el abismo).

La asistente arbitral de Costa Rica, Kimberly Moreira, tiene gafete internacional de la FIFA desde hace seis años, a partir del 2010, y en diciembre pasado fue elegida como la mejor silbatera de la Concacaf en el 2015 (foto Mynor Campos).
La asistente arbitral de Costa Rica, Kimberly Moreira, tiene gafete internacional de la FIFA desde hace seis años, a partir del 2010, y en diciembre pasado fue elegida como la mejor silbatera de la Concacaf en el 2015 (foto Mynor Campos).

No digo que una mujer no pueda llegar a cometer errores tan patéticos como los que han cometido los árbitros varones en este torneo, pero no lo sabremos gracias a una Comisión de Arbitraje que refleja ignorancia absoluta, mentalidad precaria y preparación risible y un alto grado de sexismo, al dejar arbitrariamente a un grupo de mujeres por fuera.

Quiero que Vargas me diga, con argumentos válidos, por qué las mujeres no pueden pitar en este torneo, y por qué bajo qué premisa se le rebaja dinero de sus dietas.

En nuestra doble moral, todos aplaudimos a Gerardo Cruz, el joven que denunció en las redes sociales el acoso callejero en San José, y repudiamos al gordo de la camisa tallada, todos nos solidarizamos con su muerte y todos también basureamos al tipo que agredió a golpes a una mujer embarazada fuera del hospital, por lo que estas medidas de la Comisión de Arbitraje contra las mujeres deberían ofendernos de igual manera.

Quizá le esté pidiendo peras al olmo a personeros cuyo trabajo queda reflejado en las canchas cada domingo; si no son capaces de poder solucionar lo práctico, no serán capaces de ver su propio machismo. Y sí, les estoy pidiendo mucho, la verdad, sí.

Compartir
Artículo anteriorPremiarán la fidelidad de Paolo Maldini
Artículo siguienteLos Lakers buscan a un nuevo entrenador
Ha publicado el cuentario Finales aparentes 2008 y la novela Bajo la lluvia Dios no existe 2011 ( Premio Nacional Aquileo J. Echeverría 2011) Ambos libros fueron publicados por Uruk Editores y Elefantes de grafito (2015). Participó en la feria del libro de Fráncfort, Alemania, el festival Centroamérica Cuenta, Nicaragua y del programa Latinoamérica viva, de la feria del libro de Guadalajara. Su cuento “El sacrofetichista” fue incluido en la antología “Un espejo roto” de Sergio Ramírez y traducido al alemán para la antología Zwischen Süd und Nord, Neue Erzähler aus Mittelemaerika. Actualmente, es director de la revista literaria centroamericana www.literofilia.com además de locutor y director del programa radial: Literofilia Radio, transmitido por Radio Nacional, 101,5 fm.

Dejar una respuesta