Compartir
Ronald González fue futbolista de alto rendimiento y ahora es entrenador. Foto: Archivo

A través de los juegos que he visto en mi carrera deportiva, tanto dentro del campo como fuera, los comportamientos y rendimientos de los jugadores de un tiempo a otro en el mismo partido de fútbol es muy variado de acuerdo como vaya el marcador.

Ese lapso de 15 minutos que tiene el entrenador para hablar con sus pupilos puede enfocarse de acuerdo el carácter y conocimiento que tenga del grupo.

Ya conocemos historias de que si se habla muy fuerte y con regaños, puede ser que bloquee a los jugadores y que si es muy dócil, los jugadores entran dormidos.

Yo soy del criterio que vaya ganando o perdiendo, siempre hay que apretar la faja y mostrarles carácter y credibilidad en el trabajo diario del equipo.

En una oportunidad, perdí por completo los estribos al ver que en la primera parte, el rival nos masacraba y el problema radicaba en la falta de entrega y personalidad de mis dirigidos. Eso nos dejaba en evidencia.

Para la segunda parte, fue como si entraran otros jugadores y el rendimiento cambió por completo.

La pregunta salta a la vista y en conferencia de prensa me preguntaron, ¿qué les dijo en el vestuario?

Contesté que, entre otras cosas: “Tocarles el orgullo a mis jugadores!”.

Otra anécdota me tocó vivirla como jugador de futbol. En un medio tiempo en el cual íbamos perdiendo, un técnico que tuve pateó todo lo que se topaba en el camino, tiró los vasos de agua por los aires, golpeó las puertas de los baños y levantó la mesa de masajes.

Dijo cualquier cantidad de obscenidades y nos trató muy mal. Cuando entramos al campo, los jugadores nos reunimos y hablamos entre nosotros, estábamos molestos y jugamos con el alma, le dimos vuelta al partido y lo ganamos.

Este comportamiento me ratificó que el ser humano, en sus reacciones y forma de actuar y pensar, es más complejo que cualquier acertijo que haya existido, y nos obliga a los entrenadores a leer y conocer a los jugadores que entrenamos, indagar su estrato social, personas con quien conviven y muchas otras cosas de índole personal que hace algunos años no se trataban en la relación entrenador-jugador.

Y es que en el fútbol, además del talento y capacidad de los jugadores y estrategia del técnico, el factor mental juega un papel muy importante. La psicología del deporte nos ha llevado a que ahora en los grandes equipos el papel de un profesional en esa rama se ha vuelto preponderante.

Esto no significa que el fútbol es solo mental. Si fuese así, sería ajedrez!. Sin embargo, así como hay que entrenar las piernas de los futbolistas, se debe entrenar su mente. Es un complemento de muchos factores técnicos, físicos, tácticos y estratégicos.

En un partido de fútbol pueden pasar mil y una cosa. Situaciones que pueden variar al estado anímico de los jugadores y por eso, la preparación debe ser completa.

El fútbol en un deporte muy complejo. Imagínese lo difícil que es poner de acuerdo y en sintonía a 24 jugadores.

La respuesta del factor mental en la adversidad es muy incierta, pero cuando se trabaja ese factor puede resultar favorable y beneficiosa. En cambio, cuando no se trabaja y aparece en el partido, puede ser catastrófica.

Tenemos muchos ejemplos para recordar, desde grandes momentos de gloria y remontadas espectaculares, hasta dolorosas derrotas y goleadas.

Compartir
Artículo anteriorOtorgan pensión vitalicia a ‘Mágico’ González
Artículo siguienteÓscar Ramírez: “El equipo ha tomado fuerza”
Ronald González Brenes es entrenador de fútbol con amplia experiencia en Costa Rica y Guatemala, donde se proclamó campeón con Saprissa y Comunicaciones respectivamente. Dirigió a la Selección Juvenil en el Mundial de Egipto 2009 (cuarto lugar). Fue jugador profesional durane 19 años en Costa Rica, Guatemala, Austria, Yugoslavia, seleccionado en Mundial Juvenil Arabia Saudi Sub-20 , Mayor en Italia 90,y con Saprissa en mundial de clubes en Japón. Vistió la camisa tricolor en 68 partidos clase A.

1 Comentario

  1. Ronald me gusta tu comentario de los quince minutos y porque fallaste en el saprissa por creer en ciertos jugadores como Russel Estrada y Guzman aunque este ultimo es pieza clave hoy dia en saprissa esta media cancha te fallo a usted y vea usted Russel en banca extrada en banca. Y ahora responde el equipo muy bien. Disculpe siempre fui admirador tuyo con saprissa y la seleccion y espero volverlo a ver en el banquillo de saprissa con esa mentalidad positiva tuya gracias Ronald

Dejar una respuesta