Compartir

Igual como lo hizo con FIFA, el FBI se le metió a la Concacaf, investiga el robo descarado que le hicieron a Costa Rica en la Copa Oro.

Desearíamos que esto sucediera en realidad, pero no se necesita del FBI cuando todos sabemos que los intereses de Concacaf es tener a como de lugar y a cualquier costo a México y Estados Unidos en la final.

Ya nos robaron y no se puede hacer nada. Ahora lo que se debe efectuar es un análisis exhaustivo de la participación de la Sele en el torneo, de los jugadores que dieron la talla y de los que no, del juego del equipo y la continuidad o no de Paulo César Wanchope como entrenador de la Tricolor.

Y aquí hago un punto y aparte, porque así como en mi columna anterior lancé algunos cuestionamientos contra Paulo César, hoy debo reconocerle al timonel el cambio en la Selección.

La Sele hizo ante México el mejor partido en la Copa Oro y uno de los mejores encuentros con Paulo como estratega del equipo.

Esta vez no jugó horrible, tuvo orden e identidad, mucho criterio con el balón y sobre todo seguridad en la zaga.

Esa es la Selección que me cautiva, me agrada y siempre quiero ver. Así da gusto, cuando se propone, se juega con propiedad y conexiones entre las líneas, muy diferente cuando se actúa de forma calculadora y jugando al filo de la navaja.

Tras ver el accionar de la Tricolor y el robo descarado del chapín Wálter López, es claro que Paulo César Wanchope terminó muy fortalecido.

Lo dije antes, Paulo debe irse de la Sele, lo manifesté porque el timonel incurría una y otra vez en los mismos errores que señalé en la anterior columna.

Escribí que si no hay un cambio y esos yerros crecen como la espuma, el tiempo y la paciencia se terminan. Añadí que si Paulo continúa entonces que la Federación le asigne un asistente de trayectoria, un técnico que lo asesore y ayude a llevar el barco a mejor puerto.

Decía, Paulo no debe seguir porque no hay un cambio, pero si corrige, si examina sus faltas y empieza a construir una mejor Selección en buena hora y Wanchope varió.

Ante México se jugó bien y ese accionar es el camino que se debe trazar en la eliminatoria. Todavía hay cosas por mejorar como tener una misma intensidad de juego, ser certeros en el ataque y llegar a la ofensiva con más solidez por los costados, pero es un tema que Paulo ya debe tener entre sus apuntes.

Luego del encuentro ante México alguien me dijo: “Wanchope te dejó callado”, si lo quieren ver así está bien, entonces Paulo me dejó callado.

Confío en que la Sele con Wanchope siga jugando igual o mejor que lo hizo contra México, que Paulo haya aprendido de sus errores y los federativos apuren el paso para contratar el asistente de peso y colmillo que requiere Paulo César y considero que la persona ideal es Óscar Ramírez.

El “Macho” debe concentrarse junto con Paulo única y exclusivamente en la Sele, no se debe pensar que  Óscar también tiene que hacerse cargo de la Sub 23.

La Copa Oro nos demostró que las eliminatorias serán durísimas y Ramírez y Paulo desde ya deben preparar lo que será esa fuerte lucha que arranca en noviembre.

Compartir
Artículo anterior“No seré candidato”, responde Blatter a los rumores
Artículo siguienteChris Froome no afloja el liderato
Tiene 20 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad Federada (hoy día Universidad San Judas). Desde 1996 laboró como periodista deportivo en el periódico Al Día. Dos años antes inició en deportes de La Nación. Colaboró con el programa ADN Deportes, proyecto radiofónico de Al Día. Creador del periódico regional Heredia Hoy, producto provincial de La Nación. En los últimos dos años se desempeñó como editor en deportes de Al Día. Para el periódico Al Día efectuó diversas coberturas deportivas nacionales, así como eventos internacionales como Juegos Deportivos Centroamericanos en 1997 en Honduras. Gira amistosa de la Selección a Corea y Japón en el 2002, Copa Oro del 2003, Copa América 2004 en Colombia y Perú. Mundial Juvenil 2007 en Canadá, Gira amistosa de la Selección a Europa en el 2010 y Copa América del 2011 en Argentina. Varios partidos eliminatorios de la Selección en diferentes procesos mundialistas en países como: Jamaica, Estados Unidos, Granada, México, Honduras y Guyana.

Dejar una respuesta