Compartir
El último Clásico del fútbol costarricense no se jugó a estadio lleno, el pasado 21 de febrero en Alajuela. Aquí el morado Hansell Araúz (izquierda) trata de quitarle el balón al rojinegro Javier Loaiza (foto Facebook de L. D. Alajuelense).

Por: Lic. Pedro Beirute (*)

Pedro Beirute1

Con la realización del Torneo de Verano 2016, que ya superó la primera vuelta y ya registra una jornada de la segunda vuelta, incluida una edición del Clásico del fútbol costarricense, los finalistas del certamen anterior, Alajuelense y Saprissa (1-0), ¿podríamos afirmar que nuestro fútbol verdaderamente avanza?

Luego de ver partidos como el reciente Real Madrid-Málaga, (ni siquiera pensemos Real Madrid-Barcelona) y desde luego considerando la distancia astronómica entre el fútbol español y el nuestro, comprobamos que estamos a años luz de poder decir que somos en verdad un país técnico y táctico en esta disciplina tan universal.

Nunca he entendido por qué razón los entrenadores que operan acá, nacionales o extranjeros, a excepción de uno o de otro, no les enseñan a nuestros jugadores –no a todos, desde luego– a “marcar”. Muy pocos lo saben hacer. Muy pocos son “decentes” en la marca, en el asedio por quitarles el balón o de alguna forma obstruir jugadas importantes.

El “pressing”, la marca por detrás, no significa prácticamente mandar al hospital al contrario. Sólo critiquen con razón el próximo partido, cualquiera que se juegue la próxima jornada.

No pasan dos minutos sin que se paralice el juego por un “foul” estúpido. Digo estúpido porque no logramos comprender cómo, en media cancha, se haga una marca férrea por detrás. No comprendemos cómo cada segundo alguien se barre a los tobillos del contrario como queriendo impresionar al público o a su entrenador. Como para que digan que qué aguerridos, que qué entregados al equipo, pero de técnica nada, de juego táctico nada.

¿Qué son todos? No. ¿Qué a veces se justifica alguna falta un poco fuerte? Sí. Pero que hagan eso durante 90 minutos, me suena a desinformación. Cuenten los minutos efectivos de juego. ¿Eso es fútbol? No.

Belén FC ha sido el equipo sorpresa del Torneo de Verano 2016, mientras que el Herediano ha confirmado su condición de favorito al título. En la acción del pasado 27 de febrero en Heredia, el volante belemita Junior Alvarado (izquierda) le pelea el balón al zaguero florense Keyner Brown (foto Facebook de la Unafut).
Belén FC ha sido el equipo sorpresa del Torneo de Verano 2016, mientras que el Herediano ha confirmado su condición de favorito al título. En la acción del pasado 27 de febrero en Heredia, el volante belemita Junior Alvarado (izquierda) le pelea el balón al zaguero florense Keyner Brown (foto Facebook de la Unafut).

Los entrenadores: Sería interesante que dentro de las informaciones televisivas, sobre todo, nos hagan ver cómo les enseñan a nuestros jugadores la táctica y la técnica del juego. ¿Algo rudimentario? ¿Algo actualizado? ¿Cómo enseñan? Así sabríamos en manos de quiénes están estos jugadores.

Obviamente sabemos de la inteligencia, cuidado, dedicación y conocimientos de muchos entrenadores. Pero, ¿están todos los que son?

Un gran partido protagonizron Cartaginés y Alajuelense, en el clásico provincial que finalizó 3-3, el 28 de febrero anterior en Cartago. En la jugada, los manudos Jorge Claros (semitapado), José Salvatierra, Jonathan McDonald y Johnny Acosta defienden su territorio ante los brumosos Gabriel Gómez, Fernando Brenes (al fondo) y Randall 'Chiqui' Brenes (foto Facebook del C. S. Cartaginés).
Un gran partido protagonizron Cartaginés y Alajuelense, en el clásico provincial que finalizó 3-3, el 28 de febrero anterior en Cartago. En la jugada, los manudos Jorge Claros (semitapado), José Salvatierra, Jonathan McDonald y Johnny Acosta defienden su territorio ante los brumosos Gabriel Gómez, Fernando Brenes (al fondo) y Randall ‘Chiqui’ Brenes (foto Facebook del C. S. Cartaginés).

Campeonato Nacional: Se debe reformar urgentemente. Si queremos ser grandes, pensemos como grandes. Si los que se oponen razonaran cómo harían para tener mayores ingresos, votarían para que los competidores no sean más de 10 equipos.

Me atrevo a pensar que debería ser uno por provincia. La verdad es que el Campeonato Nacional, hace años, es de solo cuatro equipos. Ya lo sabemos todos: Saprissa, Alajuelense, Herediano y Cartaginés.

Por otro lado, ascendería el primer lugar de la Segunda División. Y el penúltimo y el último puesto de la Primera División competirían con el segundo y tercero de la Segunda División a través de una cuadrangular. Así sabríamos que quienes ascienden son los más competitivos.

Saprissa se vio sorprendido por Belén FC y salió goleado 3-0 en Heredia, este domingo 6 de marzo. Francisco Calvo (centro), lateral izquierdo morado, trata de despejar el balón ante los belemitas William Quirós (Nº 4), el capitán José Luis Cordero y un rival no identificado (foto Facebook de la Unafut).
Saprissa se vio sorprendido por Belén FC y salió goleado 3-0 en Heredia, este domingo 6 de marzo. Francisco Calvo (centro), lateral izquierdo morado, trata de despejar el balón ante los belemitas William Quirós (Nº 4), el capitán José Luis Cordero y un rival no identificado (foto Facebook de la Unafut).

Infraestructura: Equipos sin estadio debidamente acondicionados, no pueden participar. Los estadios deben ser atractivos, con asientos confortables, nadie de pie. Áreas debidamente definidas de paso. Donde la gente no debe sentarse. Baños de fácil acceso y con servicios adecuados. Revisiones periódicas que constaten esto por los personeros correspondientes de la Federación Costarricense de la Fútbol (Fedefútbol) y la Unión de Clubes de la Primera División (Unafut).

Por ejemplo, en el reciente Clásico del balompié costarricense, que los manudos ganaron 1-0 en casa a los tibaseños, le faltó gente. ¿Por qué? Porque hay desmotivación para asistir a los estadios. Los últimos acontecimientos de barras vulgares (no todos los miembros lo son) hacen que un espectáculo de familia lejos de unirla, la desgarra y la separa. La divorcia.

¡Atención, se hacen necesarios cambios urgentes en el fútbol nacional!

Esos cambios exigen sacrificios de todos. Esto es tarea de todos los días. Es una forma de volver a interesar a la gente a que vaya al estadio a disfrutar, no a matarse.

(*) Lic. Pedro Beirute es abogado y notario público, y expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) en 1998.

Dejar una respuesta