Compartir
Óscar Duarte (6) disputa el balón en las alturas con el paraguayo Paulo da Silva durante el partido del jueves en el Estadio Nacional. Foto: Imágenes en Costa Rica.

Después de casi 8 meses de vivir la pagina mas dorada de nuestro fútbol, salta a escena el equipo de todos, esta vez contra un rival sudamericano y uno centroamericano que también empiezan a formar sus primeras armas y con el sueño de asistir al Mundial de Rusia 2018.

Cada vez que se comienza un proceso mundialista hay expectativa de los jugadores que se mantienen y los que vienen, salta la inquietud de lo que el nuevo seleccionador va mostrar desde el punto de vista táctico y estratégico, nos llenamos de curiosidad y de buenas vibras, especialmente cuando se trata de un estratega nacional que esperemos lleve el barco a buen puerto.

Es hora de apoyar esto que empieza, ser optimista y tener la credibilidad en los jugadores que luchan cada día por en ser tomados en cuenta, tal vez no van a ser los mismos porque el proceso puede ser largo, pero la base estará seguramente.

Me tocó en el 2010 enfrentar el inicio de un proceso similar como técnico interino de Costa Rica.

Jugamos contra la selección de Argentina de Diego Maradona y nunca voy a olvidar las ganas y la entrega de todos esos muchachos, jugando de tú a tú contra una selección mas mediática y de renombre. La ilusión y ese brillo en sus ojos debe repetirse en esta semana FIFA.

El camino va ser duro y arduo, vendrán obstáculos que hay que vencer, visitar estadios complicados, rivales y aficiones que por nuestra posición en el ranquin van a querer vencernos, de todos es conocido que somos el equipo a vencer en Centroamérica.

Además, ya México nos ha heredado el favoritismo y lo debemos defender a capa y espada con este grupo de jugadores, algunos de experiencia y los jóvenes que van a empujar para ganarse un lugar en el equipo.

A diferencia de otras veces, contamos con una excelente camada de jugadores provenientes de selecciones menores, Primera División y por supuesto del extranjero, que con su participación en esas ligas le dan un salto importante de calidad al seleccionado, y por supuesto un cuerpo técnico renovado e ideas frescas y modernas que nos pueden catapultar en los próximos meses como la selección de mayor ascenso en nuestra confederación.

Es hora de empujar todos hacia el mismo lado!!.. si fuimos tan solidarios con el proceso de Brasil 2014 , debemos mantenernos ahora con más razón para Rusia 2018.

Compartir
Artículo anteriorUruguay se prueba en Marruecos en el partido 100 de Maxi Pereira
Artículo siguienteEximen a exseleccionados salvadoreños acusados de lavado de dinero
Ronald González Brenes es entrenador de fútbol con amplia experiencia en Costa Rica y Guatemala, donde se proclamó campeón con Saprissa y Comunicaciones respectivamente. Dirigió a la Selección Juvenil en el Mundial de Egipto 2009 (cuarto lugar). Fue jugador profesional durane 19 años en Costa Rica, Guatemala, Austria, Yugoslavia, seleccionado en Mundial Juvenil Arabia Saudi Sub-20 , Mayor en Italia 90,y con Saprissa en mundial de clubes en Japón. Vistió la camisa tricolor en 68 partidos clase A.

Dejar una respuesta