Compartir

Una nueva vestimenta, otra marca, unos a favor y otros en contra de New Balance.

Yo me apunto con la firma estadounidense, los que la adversan dicen que esta empresa apenas incursiona en el fútbol y no tiene nada que hacer ante los ‘monstruos’ que por años han patrocinado a clubes y selecciones del mundo.

Tienen razón, New Balance apenas le da los primeros puntapiés a la pelota, pero ojo apenas coquetea con este deporte y ya Liverpool FC, Stoke City FC (ambos de Inglaterra),FC Porto (Portugal) y Sevilla FC (España), le dijeron sí a los norteamericanos.

Como también dijeron sí a vestirse con esta compañía deportiva, futbolistas que han sido campeones de la Copa Mundial y Europa League hasta ganadores de la Premier League; entre ellos figuran Aaron Ramsey, Adnan Januzaj, Vincent Kompany, Samir Nasri, Marouane Fellaini, Tim Cahill, Álvaro Negredo, Jesús Navas, Fernando Reges, Nikica Jelavi? y hasta el costarricense Kendall Waston es un chico New Balance.

Si bien es cierto la venta de implementos para el atletismo representa el principal negocio de New Balance, sin embargo, como publicó el periódico La Nación, el crecimiento en los ingresos de la empresa (subió un 17 % desde 2010, y obtuvo $3.300 millones el año anterior, según la revista Forbes) y esto le permitió invertir en el fútbol.

Además, según los datos de la empresa, New Balance es la única compañía que fabrica más de 4 millones de pares de calzado deportivo cada año en Estados Unidos. La marca tiene cinco fábricas en Nueva Inglaterra y una en Flimby, Reino Unido. Emplea a más de 4.000 personas alrededor del mundo, y en 2013 reportó ventas mundiales de $2.73 billones.

Hoy día New Balance se ubica en el puesto número siete entre las principales marcas deportivas del mundo y si incursionó en el fútbol, es porque busca dar el salto a los primeros puestos.

Más allá de ventas, cifras y dólares, lo que más me llama la atención del nuevo patrocinador de la Selección, son sus diferentes diseños con que viste a clubes deportivos y atletas, superiores a lo que nos entregó Lotto y tanta discordia generó entre los aficionados.

Pero de algo sí estoy convencido, sea New Balance, Lotto, o la empresa que sea, no se le va a quedar bien a todos y quienes por lo general dicen que los uniformes de la Sele son feos, es porque prefieren pagar por indumentaria pirateada y no gastar en los originales.

Dicen son feos y andan felices con las camisas pirateadas, entonces feos y los compran. ¿No será que a los criticones les duele el precio?

Compartir
Artículo anteriorAston Villa y Queens Park Rangers empatan 3-3 con lluvia de goles
Artículo siguienteJuventus destroza a Fiorentina 3-0 y se clasifica para final de la Copa de Italia

Tiene 20 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad Federada (hoy día Universidad San Judas).
Desde 1996 laboró como periodista deportivo en el periódico Al Día.

Dos años antes inició en deportes de La Nación. Colaboró con el programa ADN Deportes, proyecto radiofónico de Al Día.
Creador del periódico regional Heredia Hoy, producto provincial de La Nación.

En los últimos dos años se desempeñó como editor en deportes de Al Día. Para el periódico Al Día efectuó diversas coberturas deportivas nacionales, así como eventos internacionales como Juegos Deportivos Centroamericanos en 1997 en Honduras. Gira amistosa de la Selección a Corea y Japón en el 2002, Copa Oro del 2003, Copa América 2004 en Colombia y Perú. Mundial Juvenil 2007 en Canadá, Gira amistosa de la Selección a Europa en el 2010 y Copa América del 2011 en Argentina.

Varios partidos eliminatorios de la Selección en diferentes procesos mundialistas en países como: Jamaica, Estados Unidos, Granada, México, Honduras y Guyana.

Dejar una respuesta