Compartir
Hernán Medford celebra el gol que le anotó a Suecia para la victoria tica 2 a 1. Esa triunfo dio la clasificación a los octavos de final del Mundial de Mundial de Italia 90. (Foto tomada de fifa.com).

Antes de los años 90, fueron muy pocos los futbolistas costarricenses que salieron a jugar en el exterior.

Uno de los más importante fue Alejandro Morera Soto, a quien obviamente no tuve la oportunidad de verlo jugar, pero dicen que fue el mejor.

Después del 90, tuve la gran oportunidad de formar parte de un grupo de jugadores que nos tocó ir a jugar al exterior después del Mundial de Italia 90.

Nombres como Juan Arnoldo Cayaso, Luis Gabelo Conejo y muy orgulloso de ser junto, a Ronald González, los primeros centroamericanos en jugar la Copa UEFA, hoy llamada Champions League.

González y yo lo hicimos con el Dínamo Zagreb, en la antigua Yugoslavia, hoy Croacia.

Allí tuvimos compañeros como los croatas Zvonimir Boban, quien jugó muchos años en el Milán italiano, y Davor Suker, quien luego brilló en el Real Madrid español.

Después de esa camada que jugó el primer Mundial para Costa Rica en el verano italiano, empezaron a sobresalir legionarios como Paulo César Wanchope, Mauricio Wright, Walter Paté Centeno, Gilberto Tuma Martínez y algunos más.

Actualmente figuran nombres como Bryan Ruiz, Celso Borges, Joel Campell y Keylor Navas.

A esté lo dejé de último por que vale la pena hablar un poco del tema y principalmente, me siento orgulloso de haberlo hecho debutar.

En realidad, es el legionario tico que más historia está haciendo, debido a que juega en un equipo como Real Madrid, el más mediático del mundo.

En este plantel de alta alcurnia, Navas es en estos momentos el portero titular y ha realizado grandes intervenciones.

En general, estos futbolistas que mencione y otros que de igual manera han jugado en el exterior de buena forma, nos sentimos muy orgullosos de haber representado a Costa Rica, un país pequeño en tamaño pero grande en historia futbolística.

Compartir
Artículo anteriorBryan Ruiz quedó fuera de la Sele
Artículo siguienteEl COI espera que la FIFA se inspire en sus reformas
El josefino Hernán Evaristo Medford Bryan, hoy director técnico de profesión, está instalado en el repertorio de los mejores futbolistas de la historia del fútbol costarricense. Empezó en este deporte en 1980, con 12 años, y se retiró en el 2003, tras jugar para Barrio México (1980- 1985), en ligas menores y la Segunda División; Sagrada Familia (1986); y Deportivo Saprissa (1987-1990, 1993-1994 y 2002-2003), en Costa Rica; Dinamo Zagreb (1990), en Yugoslavia; Rapid de Viena (1991), en Austria; Rayo Vallecano (1991-1992), en España; Foggia (1992-1993), en Italia; Pachuca, (1994-1997), León de Guanajuato, México (1997-2000), y Necaxa (2000-2002), en México. Como jugador del Saprissa ganó tres títulos nacionales (1988, 1989 y 1994) y uno de la Concacaf (1993), además de que monarca de la Liga de Ascenso de España en 1992 con el Rayo Vallecano y de la Primera A de México en 1995-1996 para ascender a la liga profesional con Pachuca, que retiró de por vida su camiseta número 17. También se convirtió en Zagreb en el primer centroamericano en disputar la Copa de la UEFA (hoy ‘Europa League’), junto a Ronald González. En su carrera marcó más de 136 goles en clubes profesionales de seis países y fue elegido el jugador tico más destacado en la década de 1990-1999. Como seleccionado jugó en el Mundial Infantil Sub-16 de China 1985 (anotó ocho goles en el proceso; uno fue a Arabia Saudí en el Mundial), las Copas América de Bolivia 1997 y Colombia 2001, los Mundiales mayores de Italia 1990 (hizo un gol a Suecia) y Corea del Sur y Japón 2002; sumó 18 goles en 89 juegos de clase A. También marcó el famoso del ‘Aztecazo’ a México en el Premundial del 2002, al quitarle al ‘Tri’ un invicto eliminatorio en el Estadio Azteca. Actuó con selecciones de estrellas mundiales, durante las despedidas del arquero inglés Peter Shilton, (1990) y del volante brasileño Dirceu Guimaraes (1991).Como director técnico, dirigió al Saprissa (2003-2006), la Selección de Costa Rica (2006-2008), el León de México (2009), Xelajú Mario Camposeco de Guatemala (2011 -2013 y desde el 2015), el, Real España de Honduras (2013 -20114 y 2015) y la Selección de Honduras (2014). Entre sus logros en el banquillo figuran con Saprissa dos títulos nacionales (2004 y 2006), uno de la Concacaf (2005) y un tercer lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA (2005); uno con Xelajú en Guatemala (2012) y otro con Real España en Honduras (Apertura 2013); una vez ganó el grupo 8 de la Liga de Campeones de la Concacaf ante Chivas de Guadalajara (México) y el W Connection (Trinidad y Tobago). Con la Selección ganó la Copa Uncaf en El Salvador (2007) y superó la primera ronda eliminatoria al Mundial de Sudáfrica (2010). Fue elegido una vez entrenador mundial Nº 18, tercero de América y primero de la Concacaf. Dos veces fue nombrado el técnico del año en Costa Rica y una vez en Guatemala; único entrenador de Centroamérica en lograr tres campeonatos en distinto países.

Dejar una respuesta