Compartir
El sueño olímpico se le esfumó a Shirley Cruz (Nº 10) y a sus compañeras de la Selección de Costa Rica, tras caer 3-1 con Canadá en semifinales en Houston, Texas (Estados Unidos), pero la capitana de la Tricolor dijo que el fútbol femenino tico tiene mucho futuro con una buena fase de jugadoras. Aquí ante la canadiense Desiree Scott (foto Facebook de la Concacaf).

Dentro de mi columna en el sitio digital Cronica.cr, quiero lanzarle al país futbolero de Costa Rica una pregunta que se me viene a la mente, en estos días del Preolímpico de la Concacaf en Estados Unidos, luego de que, en forma dolorosa, fuimos eliminadas por Canadá (3-1) en la ronda de semifinales: ¿Cómo podría crecer el balompié femenino del país?

Nuestro fútbol femenino ha venido creciendo, pero dando pasos pequeños. El mayor acontecimiento que ayudó muchísimo a la imagen de este deporte entre las mujeres del país fue la Copa del Mundo Sub-17, que se jugó entre marzo y abril del 2014 en Costa Rica, en el cual el pueblo costarricense se envolvió en dicho evento y se logró así un récord en la cantidad de espectadores que asistió a todo el certamen y a la final en el Estadio Nacional.

Sin embargo, la historia no quedó ahí. Luego nuestra Selección Sub-20 nos dio la alegría de clasificarse al Mundial Juvenil del 2014 en Canadá. Y para terminar el año pasado se cerró con broche de oro, cuando la Selección Femenina de Costa Rica se clasificó por primera vez a un Mundial Mayor de la FIFA en Canadá, y ahora este año se llegó hasta las semifinales del Preolímpico de la Concacaf, tras dejar en el camino a México, una de las potencias femeninas de la región.

Shirley Cruz lleva el balón en el fallido debut de Costa Rica ante Estados Unidos, que se perdió 5-0, el 10 de febrero pasado, en el estadio Toyota Park, en Frisco, de Dallas, Texas (foto Facebook de la Concacaf).
Shirley Cruz lleva el balón en el fallido debut de Costa Rica ante Estados Unidos, que se perdió 5-0, el 10 de febrero pasado, en el estadio Toyota Park, en Frisco, de Dallas, Texas (foto Facebook de la Concacaf).

Estos logros me llevan a pensar que, con una mejor estructura en el Campeonato Femenino de la Primera División, haciéndolo más largo en su temporada anual, incluyendo el Torneo de Copa y al utilizar todas la fechas FIFA, con amistosos internacionales de buena calidad y un planeamiento de un calendario internacional real por parte de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), nuestras muchachas llegarían a las competencias con una buena preparación.

Estoy convencida que, con los resultados obtenidos anteriormente en las Selecciones Nacionales, lo que falta es el roce internacional y eso se logra enfrentándose a las mejores equipos del mundo en juegos amistosos de preparación, no faltando solo dos semanas antes de una competencia eliminatoria de la Concacaf.

“Cada gota de sudor valió la pena. Ha sido una montaña rusa de emociones. ¡Gracias Costa Rica por tanto!”, Shirley Cruz, capitana de la Tricolor, tras la eliminación en el Preolímpico de la Concacaf.

La tristeza de Shirley Cruz tras la eliminación de la Olimpiada 2016 en Río de Janeiro, Brasil, tras perder 3-1 con Canadá en las semifinales del Preolímpico de la Concacaf, en Houston Texas (foto 'USA Today Sports').
La tristeza de Shirley Cruz tras la eliminación de la Olimpiada 2016 en Río de Janeiro, Brasil, tras perder 3-1 con Canadá en las semifinales del Preolímpico de la Concacaf, en Houston Texas (foto ‘USA Today Sports’).

Sería bueno que todos los clubes masculinos de la Primera División (Unafut) tuvieran un equipo en la división femenina o mezclar las divisiones menores entre las niñas y los niños hasta cierta edad. Esto lo digo con pleno conocimiento.

Por ejemplo, la Selección de Francia y las actuales campeonas del mundo, Estados Unidos, utilizan ese sistema que les ha dado buenos resultados. De esta forma, no pierden el tiempo enseñándoles las bases del fútbol en edades avanzadas, ya que a nivel femenino hay mucho déficit, porque las jugadoras inician tardíamente.

Al formar parte de una institución profesional masculina, las futbolistas de la rama femenina también podrían utilizar las instalaciones con el objetivo de mejorar su rendimiento.

Es imperativo lograr incentivar a las niñas para que practiquen este deporte, porque, en mi opinión, nos inculca disciplina y respeto, y además nos enseña lo que es el trabajo en equipo.

Creo que si las jugadoras pudieran recibir una ayuda económica –con viáticos semanales o por mes–, la situación cambiaría en forma favorable para nuestro balompié femenino.

Shirley Cruz (derecha), capitana de Costa Rica, conduce la pelota ante la mexicana Karla Nieto, en el juego del grupo A que ganó Costa Rica 2-1 para avanzar a las semifinales del Preolímpico de la Concacaf, el lunes 15 de febrero en Dallas, Texas, Estados Unidos (foto Facebook de la Concacaf).
Shirley Cruz (derecha), capitana de Costa Rica, conduce la pelota ante la mexicana Karla Nieto, en el juego del grupo A que ganó Costa Rica 2-1 para avanzar a las semifinales del Preolímpico de la Concacaf, el lunes 15 de febrero en Dallas, Texas, Estados Unidos (foto Facebook de la Concacaf).

Las jugadoras se podrían formar mejor en este deporte, siempre y cuando su actividad vaya de la mano con los estudios, porque el fútbol tiene su fin y, desgraciadamente, todavía en Costa Rica las mujeres futbolistas no pueden vivir de esta disciplina.

Necesitamos más apoyo de la empresa privada para establecer un fondo específico por parte de la Fedefútbol, para descubrir a los jugadores del futuro en toda Costa Rica, que sean los mejores en las ramas femenina y masculina.

Luego hay que ofrecerles un lugar donde se puedan hospedar, alimentarse y que puedan continuar su educación, ya que muchos procesos en distintas categorías fracasaron porque no están los mejores, sino los que pueden.

Necesitamos formar más futbolistas con valores como lo han demostrado las Selecciones Mayores en masculino y femenino, con jugadores y jugadoras que se sientan orgullosos de salir y representar a su país.

Para finalizar, me parece que el Gobierno de Costa Rica podría establecer una ley especifica en la que ayude al atleta que tiene su trabajo, con el propósito de que pueda asistir a sus respectivas competencias sin temor a que sea despedido, ni que tenga que dejar de trabajar porque las empresas no les dan los permisos respectivos. Esa incertidumbre la viven mis compañeras de la Selección Femenina antes y después de cada torneo.

"Estoy agradecida con la vida de ser costarricense", escribió Shirley Cruz en su Facebook al publicar esta fotografía. Luego agregó: 'Como capitana del equipo nacional, no voy a negar que la Selección Femenina sigue sin recibir el premio del Mundial" (foto Facebook de Shirley Cruz).
“Estoy agradecida con la vida de ser costarricense”, escribió Shirley Cruz en su Facebook al publicar esta fotografía. Luego agregó: ‘Como capitana del equipo nacional, no voy a negar que la Selección Femenina sigue sin recibir el premio del Mundial” (foto Facebook de Shirley Cruz).
Compartir
Artículo anteriorEl Levante gana 3-0 al Getafe y se acerca a los puestos de salvación
Artículo siguienteFigo afirma que el tiempo puso todo en su lugar en la FIFA
Mediocampista estelar del Paris-Saint Germain (PSG) de Francia es la principal referente del fútbol femenino costarricense, ubicada como la más exitosa legionaria de nuestra historia, con 10 títulos ganados en Europa, con dos Champions League de la UEFA (2011 y 2012), seis de la Liga 1 de Primera División y dos de la Copa francesa, con el Olympique de Lyon, Francia. Desde niña, rodeada por siete hermanos amantes del fútbol, la josefina empezó a jugar a los ocho años en la escuela de Rincón Grande de Pavas. A los 12, la joven ya debutaba en la Primera División femenina con el Saprissa. Dos años después, se estrenó en los Juegos Deportivos Nacionales de San Carlos 1999. Aquí jugó con San José, Goicoechea, Desamparados, UCEM-Alajuela y Saprissa (dos veces). Posee tres preseas de oro en los Juegos Nacionales con San José y Alajuela, así como tres títulos de la Primera División y uno de goleo. Desde el 2001 pertenece a la Selección Femenina, primero en la categoría Sub-19 y luego en la Mayor. Medallista de oro de los Juegos Centroamericanos "San José 2013" y de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe "Veracruz 2014", guió a la Tricolor al subcampeonato de la Concacaf y al primer Mundial de la FIFA "Canadá 2015".

1 Comentario

  1. A esta generación de jugadoras será muy difícil buscarles sustitutas en un futuro no muy lejano, ya que en general no existe ningún proceso, y no hay otro si no el de las Selecciones Regionales, aparte de otros aspectos que no se han tenido en cuenta. Un ejemplo lo tenemos en España que ha venido de menos a más. ¿Sabéis cuál es la estructura del fútbol femenino español?

Dejar una respuesta