Compartir
El MGM Grand Hotel & Casino será el escenario del combate entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao. Foto AFP

Floyd Mayweather Jr y Manny Pacquiao pueden llamar el combate que tendrán el sábado como se les antoje, pero habría que revisar si es prudente que la prensa la considere como “la pelea del siglo”.

Primero, por una razón histórica y, segundo, dado el sentido estrictamente comercial de la contienda.

¿Cómo puede ser “la pelea del siglo” si apenas llevamos 15 años de la presente centuria? Si ésta fuese “la pelea del siglo”, quedamos todos avisados que las que vendrán son de pacotilla.

Ya pueden darse por enterados todos los fajadores de ésta centuria, incluidos muchos que aún no nacen, que por más que se esfuercen, no podrán realizar “la pelea del siglo”.

¿Y qué pasa si dentro 40, 50 o 70 aparecen dos pugilistas de la talla de Muhammad Alí y de Teofilo Stevenson? ¿Cómo no llamarla, esa sí, “la pelea del siglo”?

Este ahistórico calificativo se da porque el encuentro Mayweather-Pacquiao mueve tantos millones de dólares que alcanzan para hacer una excelente campaña mediática con el objetivo de que algunos lo presenten como “la pelea del siglo”.

Tal vez los medios no quieren quedarse fuera de esa lujuria de dinero y presenten el combate con epítetos exagerados.

Puede ser que dentro 80, 90 0 100 años, los historiadores hagan una revisión seria y determinen que, en efecto, ésta sea “la pelea del siglo”, pero de momento, es presuntuoso llamarla así, pues denota que en 85 años no habrá otra pelea más importante.

Que Mayweather, Pacquiao y sus promotores presentan el combate con tanta estridencia no es presunción, sino pensar y defender sus intereses comerciales, pues la bolsa supera los $300 millones.

Compartir
Artículo anteriorValencia se mantiene en ‘zona Champions’ pese a empate con Rayo
Artículo siguienteEliminan página en Internet que pedía ayuda para la Femenina
Bachiller de Historia en la UCR, egresado de la Maestría Centroamericana de Historia. Ejerce el periodismo desde 1991 en el Semanario Universidad de la UCR, La República y La Nación. Ha cubierto Juegos Nacionales, Vuelta a Costa Rica, Juegos Centroamericanos, Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, Juegos Olímpicos, Mundial Infantil (Finlandia), Juegos Olímpicos (Atenas 2004), Transat (competencia de veleros) y gran cantidad de partidos de la Selección Nacional en América, Europa y Asia. En La Nación ejerció durante 21 años, en los que fue Subeditor de Deportes (2005 a 2008), Editor Web de Deportes (2008 a 2011). Recibió los premios como Periodista Web de La Nacion (2009) y Tributo Gatorade 2010 (Especilidad: Libertad).

Dejar una respuesta