Compartir
Con el técnico costarricense Hernán Medford en el banquillo, el equipo Xelajú conquistó la primera fase del Torneo Apertura 2015 de Guatemala. (Foto tomada de prensalibre.com).

Ya tengo cuatro años de estar fuera de Costa Rica como entrenador de fútbol. El primer lugar de llegada fue Guatemala, concretamente en la ciudad de Quetzaltenango, donde dirigí al equipo Xelaju Mario Camposeco, donde tuve momentos exitosos.

Allí logré un campeonato y la mejor participación de un club guatemalteco en el Torneo de Campeones de la Concacaf, conocido como Concachanpion.

Tuve que cerrar el ciclo por una mejor oportunidad en Honduras, país en el cual también me fue muy bien, pues logré un campeonato con el Real España.

Me tocó la oportunidad de volver a Guatemala, en donde hoy, después de cuatro meses de campeonato, se logró el primer objetivo, el cual era ganar la fase de clasificación del Torneo Apertura 2015.

Y lo hicimos en una forma paradigmática. Primero porque es la segunda vez que el Xelajú lo consigue, segundo porque rompimos el récord de sumar más puntos en torneos cortos (41 unidades en 22 partidos) y, tercero, porque somos el único equipo en la historia de Guatemala que gana todos los partidos como local.

En resumen, fue un torneo histórico y obvio nos impone mayor compromiso para buscar el objetivo principal: volver a ser campeones del fútbol chapín.

Aprovecho para dar gracias a mis jugadores, directivos, cuerpo técnico y a unas de las mejores aficiones de Centroamérica y no puedo olvidar a dos personas que me dan toda la energía para seguir consiguiendo éxitos: mis hijas.

Gracias Dios mío, por tantas bendiciones.

Compartir
Artículo anteriorEl Bayern Múnich visita al cuarto y el Borussia Dortmund al tercero
Artículo siguienteParís SG espera consolidar su liderato ante el Niza de Ben Arfa
El josefino Hernán Evaristo Medford Bryan, hoy director técnico de profesión, está instalado en el repertorio de los mejores futbolistas de la historia del fútbol costarricense. Empezó en este deporte en 1980, con 12 años, y se retiró en el 2003, tras jugar para Barrio México (1980- 1985), en ligas menores y la Segunda División; Sagrada Familia (1986); y Deportivo Saprissa (1987-1990, 1993-1994 y 2002-2003), en Costa Rica; Dinamo Zagreb (1990), en Yugoslavia; Rapid de Viena (1991), en Austria; Rayo Vallecano (1991-1992), en España; Foggia (1992-1993), en Italia; Pachuca, (1994-1997), León de Guanajuato, México (1997-2000), y Necaxa (2000-2002), en México. Como jugador del Saprissa ganó tres títulos nacionales (1988, 1989 y 1994) y uno de la Concacaf (1993), además de que monarca de la Liga de Ascenso de España en 1992 con el Rayo Vallecano y de la Primera A de México en 1995-1996 para ascender a la liga profesional con Pachuca, que retiró de por vida su camiseta número 17. También se convirtió en Zagreb en el primer centroamericano en disputar la Copa de la UEFA (hoy ‘Europa League’), junto a Ronald González. En su carrera marcó más de 136 goles en clubes profesionales de seis países y fue elegido el jugador tico más destacado en la década de 1990-1999. Como seleccionado jugó en el Mundial Infantil Sub-16 de China 1985 (anotó ocho goles en el proceso; uno fue a Arabia Saudí en el Mundial), las Copas América de Bolivia 1997 y Colombia 2001, los Mundiales mayores de Italia 1990 (hizo un gol a Suecia) y Corea del Sur y Japón 2002; sumó 18 goles en 89 juegos de clase A. También marcó el famoso del ‘Aztecazo’ a México en el Premundial del 2002, al quitarle al ‘Tri’ un invicto eliminatorio en el Estadio Azteca. Actuó con selecciones de estrellas mundiales, durante las despedidas del arquero inglés Peter Shilton, (1990) y del volante brasileño Dirceu Guimaraes (1991).Como director técnico, dirigió al Saprissa (2003-2006), la Selección de Costa Rica (2006-2008), el León de México (2009), Xelajú Mario Camposeco de Guatemala (2011 -2013 y desde el 2015), el, Real España de Honduras (2013 -20114 y 2015) y la Selección de Honduras (2014). Entre sus logros en el banquillo figuran con Saprissa dos títulos nacionales (2004 y 2006), uno de la Concacaf (2005) y un tercer lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA (2005); uno con Xelajú en Guatemala (2012) y otro con Real España en Honduras (Apertura 2013); una vez ganó el grupo 8 de la Liga de Campeones de la Concacaf ante Chivas de Guadalajara (México) y el W Connection (Trinidad y Tobago). Con la Selección ganó la Copa Uncaf en El Salvador (2007) y superó la primera ronda eliminatoria al Mundial de Sudáfrica (2010). Fue elegido una vez entrenador mundial Nº 18, tercero de América y primero de la Concacaf. Dos veces fue nombrado el técnico del año en Costa Rica y una vez en Guatemala; único entrenador de Centroamérica en lograr tres campeonatos en distinto países.

Dejar una respuesta