Compartir
El cáncer de piel crece en Costa Rica. Según la CCSS, seis personas son diagnosticadas cada día con este mal y cada mes mueren seis personas por este tumor (foto Wikimedia Commons).

El cáncer de piel es una enfermedad crónica, la que más se presenta en el país y que se adquiere por malos hábitos, según los especialistas en la materia.

Los estudios indican que no es conveniente exponerse al sol por mucho tiempo entre las 11 a. m. y las 4 p. m., en especial en las dos primeras horas; pero parece que muy pocos dirigentes de nuestro fútbol y de las demás disciplinas entienden sobre este riesgo para la salud de los deportistas y los aficionados, y a la hora de programar actividades velan por otro tipo de intereses económicos y de organización.

Las medidas para enfrentar este mal y el envejecimiento de la misma piel se aplican a medias, a unos no y a otros sí; es decir, no se toman por parejo y esto se evidenció con las últimas decisiones del Comité Ejecutivo de la Unión de Clubes de Fútbol de la Primera División (Unafut), que han sido contradictorias.

El público también sufre por las altas temperaturas en los estadios del país. Su salud corre riesgo de contraer males como el cáncer de piel, al exponerse al sol entre las 11 a. m. y 4 p. m. (foto 'La Nación').
El público también sufre por las altas temperaturas en los estadios del país. Su salud corre riesgo de contraer males como el cáncer de piel, al exponerse al sol entre las 11 a. m. y 4 p. m. (foto ‘La Nación’).

Hace un tiempo, esta entidad que reúne a los 12 clubes de la máxima categoría, emprendió una campaña con la Fundación Saprissa y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para la prevención de esta trastorno, que llamó “Unidos por el Cáncer de Piel”, a propósito del comienzo del anterior Torneo de Invierno en el 2014.

La consigna era hacer un llamado social para “adoptar la protección de la piel como una medida diaria de autocuidado”, debido a que este tipo de cáncer ha llegado a ser el número uno de incidencia en nuestro país.

Sin embargo, la medida que el país aplaudió la asumió la Unafut para el presente Torneo de Verano 2015, con fin de qu no se jugara entre las 11 a. m. y las 2 p. m. Y por ahí vimos que el tema fructificó y el público le agradó ir a los estadios en las tardes a ver a su equipo preferido, en un horario de menor incidencia solar.

Aquella vez, para respaldar este acuerdo, la CCSS reveló cifras alarmantes. Cada día seis personas son diagnosticadas aquí con cáncer de piel y cada mes mueren seis personas por ese mal.

El fútbol femenino se juega los domingos a las 11 a. m. Así se dio en la semifinal del domingo pasado entre  Moravia y Arenal Coronado, en el estadio 'Colleya' Fonseca en Guadalupe (foto Manuel López Sánchez).
El fútbol femenino se juega los domingos a las 11 a. m. Así se dio en la semifinal del domingo pasado entre Moravia y Arenal Coronado, en el estadio ‘Colleya’ Fonseca en Guadalupe (foto Manuel López Sánchez).

Pero lo disparatado del tema fue que el organismo no aplicó esta misma medida para sus certámenes de liga menor y vimos como la programación de 45 juegos semanales en promedio, para la Copa de Prospectos, el Torneo Sub-15 y los Torneos Infantil y Juvenil de Alto Rendimiento, se establecieron entre las 10 a. m. y 4 p. m., principalmente. Todo un crimen para nuestros jóvenes futbolistas.

Volvemos al mismo punto por esta paradoja; el sol es malo para todos. No se mide a la Primera División en forma equivalente con respecto a las jóvenes promesas de nuestro balompié. Y vemos también cómo en otras Ligas, como la de Ascenso y la del fútbol femenino –sin incluir deportes al aire libre–, las disposiciones son organizar partidos o eventos en horarios en los que el astro rey es más intenso y peligroso.

QUEJAS DE LOS PADRES

La Unafut acepta que varios padres de familia enviaron sus reclamos por esta anomalía, incluso sugirieron que los juegos se programaran alrededor de las 9 a. m. o las 4 p. m.

El sitio Crónica.cr recibió la queja de uno de ellos que denunció que se juegan partidos en la mañana en Belén, con una temperatura promedio de 35 grados Celsius; o a las 12 mediodía en estadios con cancha sintética, donde en promedio en la cancha se alcanza los 40 grados celsius.

Los partidos de Pérez Zeledón, en el estadio Municipal de San Isidro de El General, ya no se jugarán a las 3 p. m. y en el Torneo de Invierno se darán a las 11 a. m., según acordó esta semana la Unafut (foto 'La Nación').
Los partidos de Pérez Zeledón, en el estadio Municipal de San Isidro de El General, ya no se jugarán a las 3 p. m. y en el Torneo de Invierno se darán a las 11 a. m., según acordó esta semana la Unafut (foto ‘La Nación’).

Con lo anterior, hay una evidente inconsistencia con esta situación con respecto a las recomendaciones que envió en su momento el Ministerio de Salud, para que no se jugara a esas horas por la exposición a los rayos solares y la generación de cáncer de piel.

Pero nuestros dirigentes prestaron oídos sordos ante todas estas denuncias, pues todo siguió igual.

Sus argumentos para ponerlos en ese horario es que no pueden salirse de ese rango en los torneos del fútbol menor, por la cantidad de encuentros que se deben fijar, aparte de que dicen que velan por la seguridad de los muchachos al no planificar juegos a las 5 o 6 p. m., cuando tienen viajes largos.

Lo último en este tema se dio esta semana, cuando el Comité Ejecutivo de la Unafut acordó regresar a la franja del horario anterior, entre las 11 de la mañana y las 2 de la tarde con vistas del Torneo de Invierno 2015, con el fin de que equipos como Pérez Zeledón o Cartaginés no sufran al proyectar partidos en horas de la tarde, en que se verán afectados por la lluvia y sus terrenos de juego sufren más al ser naturales.

EJEMPLOS A SEGUIR

Hay algunos ejemplos que se pueden acompañar al tema para fijar que el fútbol puede ser un buen ejemplo para otras disciplinas o la población, con el fin de prevenir el cáncer de piel.

En Suecia, los inviernos son largos y oscuros, pero cuando el verano llega, lo hace de verdad. El sol está definido allá como “uno de los grandes enemigos del ser humano moderno, porque hay poco respeto por enfermedades como el cáncer de piel”.

Por eso, la Sociedad Sueca contra el Cáncer tomó cartas en el asunto y creó una original campaña para concientizar a la población con el fin de protegerse del sol de una forma amena y divertida: construyó un campo de fútbol, hecho con sombra, para combatir este mal.

Esta acción fue aprovechada durante la fiebre futbolera causada por el pasado Mundial de Brasil 2014 y la asociación puso este campo de fútbol en un parque de Estocolmo, en el que los únicos rayos de sol que entraban eran los que dibujaban las rayas del suelo.

De esta forma, invitaron a la ciudadanía del país nórdico a jugar al balompié sin tener que preocuparse por su piel, con lo que logró concientizarla sobre la importancia de protegerse de los rayos solares mientras se divertían con un balón.

En Suecia, se dio una campaña para que la población se proteja del sol de una forma amena: construyó un campo de fútbol en Estocolmo, hecho con sombra, para combatir el cáncer de piel (foto Wikimedia Commons).
En Suecia, se dio una campaña para que la población se proteja del sol de una forma amena: construyó un campo de fútbol en Estocolmo, hecho con sombra, para combatir el cáncer de piel (foto Wikimedia Commons).

Además, la FIFA estableció horarios en el último Mundial alejados de las altas temperaturas que hubo en sedes de Brasil o los lapsos en los juegos para detener los partidos, con el fin de que los jugadores recibieran la respectiva hidratación con agua o refrescos artificiales.

En Guatemala, la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala avaló en marzo pasado para que los árbitros concedan a los jugadores dos pausas para refrescarse durante los partidos de la liga profesional, debido al fuerte calor en algunas canchas.

La Fedefúbol chapina, “en aras de prevención y resguardo de la salud de todos los futbolistas, autorizó a que los árbitros interrumpan el desarrollo del partido siempre y cuando la temperatura supere los 32 grados centígrados”, aclaró esa vez Renato Durán, secretario general de la entidad.

De acuerdo a Durán, la disposición tiene como base la citada medida aprobada por la FIFA en el Mundial brasileño y ya se extendió a las ligas de ascenso y otras competencias federadas en Guatemala, como femeninas y juveniles.

Las pausas de hidratación se realizan “bajo responsabilidad” de los jueces al minuto 30 y 75 del partido, agregó este federativo. Todo surgió porque algunos partidos del Torneo de Clausura 2015 se programan en horarios donde el calor es asfixiante, principalmente en regiones del sur y este del territorio guatemalteco.

Así está el panorama en otros países, pero a nosotros nos ocupa Costa Rica y aquí hay que tomar medidas y rápido.

Sería bueno que nuestros dirigentes en la Unafut recapaciten más sobre este tema y vean que el balompié de la Primera División puede ser un excelente modelo para otros deportes.

Hay que mantener los horarios que se dieron en el Torneo de Verano 2015 y pulir más la medida, pero sobre todo extenderlo a las ligas menores, con total responsabilidad, en beneficio de la salud de todos los jugadores y las generaciones futuras.

Compartir
Artículo anteriorEquipos hacen “milagros” en este parón sin fútbol
Artículo siguienteSuspendidas competiciones de fútbol en España desde el 16 de mayo (RFEF)

Tiene 35 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Noticias Monumental, de Radio Monumental (1981-1983), y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (1991-1992). Estuvo ligado al Grupo Nación, primero en la revista “Triunfo” (1983-1991 y 1992-1993), luego en los periódicos “Al Día” (1993-1995) y “La Nación” (1995-2014). Fue designado “Redactor del Año” de “La Nación” en 1997 y obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas” en 1993 (compartido) y 2013. Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional, especializado en datos de selecciones nacionales de fútbol y de los futbolistas costarricenses que juegan en el exterior. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo”, en la que responde consulta de los lectores.

Tiene amplia experiencia en la cobertura de Mundiales de Fútbol en todas las categorías, así como de la Copa América 2011, la Copa de Oro del 2000 y la “Champions League” de la UEFA del 2000. Del 2010 al 2014 fue subeditor de Puro Deporte (“La Nación”), encargado de publicaciones deportivas especiales. Desde 1989 es corresponsal del semanario “France Football” de Francia y, desde 1990, integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania.

A partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football”, para elegir cada año al mejor jugador del mundo.

Dejar una respuesta