Compartir
El tesón, el sacrificio y la disciplina de Andrey Amador a lo largo de los años está dando sus frutos con sus exitosas actuaciones en el Giro de Italia (foto Facebook de Movistar Team).

Por: Lic. Pedro Beirute (*)

Pedro Beirute1

Desde luego que nos gusta hablar del gran triunfo del pasado viernes 20 de mayo de nuestro compatriota Andrey Amador, quien por primera vez –para Costa Rica y Centroamérica– lideró el 99º Giro de Italia con la camiseta rosa. Fue algo histórico, pero hay que analizar qué hay detrás de este gran triunfo.

Su gran éxito se suma al de otros excelentes deportistas nacionales como Keylor Navas y Shirley Cruz, ambos en el fútbol; Héctor Arce que, a pesar de su Síndrome de Down, destacó en el atletismo; Maricruz Ortiz en el racquetbol, los hermanos Noé y Leilani McGonagle en el surf y Leonardo Chacón y Carlos Moncada en el triatlón.

¿Qué tienen en común dichos deportistas? Sin duda alguna, la perseverancia, la disciplina, el orden, el sacrificio, el entrenamiento arduo y que han creído en ellos.

Si hurgamos más en sus vidas, concluimos en que sus familias siempre creyeron en ellos, los apoyó, los amó, respetó y les acompañó.

Keylor Navas está en su primer año como portero titular del Real Madrid, el club más exitoso y mediático del fútbol mundial, y está a las puertas de ganar su primer título en la Liga de Campeones de Europa. De lograrlo el próximo 28 de mayo, sería un hecho histórico para la historia del balompié costarricense (foto Facebook del Real Madrid).
Keylor Navas está en su primer año como portero titular del Real Madrid, el club más exitoso y mediático del fútbol mundial, y está a las puertas de ganar su primer título en la Liga de Campeones de Europa. De lograrlo el próximo 28 de mayo, sería un hecho histórico para la historia del balompié costarricense (foto Facebook del Real Madrid).

No importa si la familia es uno o varios miembros de un núcleo. Simplemente creyeron en ellos y los apoyaron. Son excepcionales aquellos deportistas que absolutamente solos salen adelante en un proyecto deportivo.

Cosa distinta sucede con los deportistas de grupo o de equipo. Aún y triunfando, se deben a ese grupo, a ese conglomerado de colegas que todos juntos ponen su grano de arena para triunfar.

Diríamos que esto es muy valioso claro está, pero no representa jamás el esfuerzo individual.

Debemos sentirnos orgullosos de tener como conciudadanos a estos deportistas. Ver cómo Amador escala y baja montañas, oír su nombre y verlo en la televisión, y todos hablando de Costa Rica, nos eriza la piel.

Shirley Cruz es la referente del fútbol femenino nacional. Tiene 10 años de jugar en el fútbol francés, primero lo hizo en el Olympique de Lyon y, a partir del 2012, con el Paris Saint-Germain. Allá registra 10 títulos: 6 de la Liga 1 de Francia, dos de la Copa gala y dos de la 'Champions League' de Europa, todos en su época con el Lyon (fotos Team pics/PSG).
Shirley Cruz es la referente del fútbol femenino nacional. Tiene 10 años de jugar en el fútbol francés, primero lo hizo en el Olympique de Lyon y, a partir del 2012, con el Paris Saint-Germain. Allá registra 10 títulos: 6 de la Liga 1 de Francia, dos de la Copa gala y dos de la ‘Champions League’ de Europa, todos en su época con el Lyon (fotos Team pics/PSG).

No importa que su camisa rosa pase a manos de otro. Todavía falta un buen trecho en el cual se podría recuperar y retomar la camiseta. Lo que importa es el ejemplo que nos da a todos, jóvenes y adultos. Niños y ancianos. No hay edad para aprender de lo bueno.

Quizás a muchos nos influya para cambiar de actitud o para tomar decisiones que hemos dejado postergadas, ya sea en el trabajo, en el deporte, en nuestra salud, en nuestras relaciones de pareja o de familia. Es hoy y no mañana que debemos actuar. Y así hacerlo día a día.

A veces hacemos planes a muchos meses plazo y se nos olvida el diario vivir. Es hoy que debemos empezar la dieta, a dormir mejor, a acostarnos más temprano y levantarnos también más temprano. A dejar los vicios, cualquier cosa que sea.

El deporte y la familia van de la mano. Y respecto a nuestros niños se empieza desde su nacimiento. Los padres hacen de sus hijos lo que quieran hacer. Si quieren que sean gordos, sencillamente les meterán a su boca o les permitirán cualquier comida chatarra. Si desean que se dediquen al deporte, a tener una buena salud, harán lo contrario.

La fecha del 20 de mayo del 2016 quedará marcada en la historia del deporte costarricense, luego de que Andrey Amador portó la camisa rosa como líder por un día del Giro de Italia, una de las tres vueltas grandes de este deporte, junto al Tour de Francia y la Vuelta a España (foto Facebook de Movistar Team).
La fecha del 20 de mayo del 2016 quedará marcada en la historia del deporte costarricense, luego de que Andrey Amador portó la camisa rosa como líder por un día del Giro de Italia, una de las tres vueltas grandes de este deporte, junto al Tour de Francia y la Vuelta a España (foto Facebook de Movistar Team).

Y lo más importante, tendrán que darles tiempo. Y mucho más tiempo que el que se puedan dar a ellos mismos. Lo dicen los padres de Andrey Amador: Desde pequeño le inculcaron el deporte. Ya en el año 2001 participaba en los XXXIII Juegos Deportivos Nacionales.

Le puso el ojo al ciclismo y ya en el 2003 era miembro del equipo Pizza Hutt, con el cual estuvo por dos años. En el 2004 fue líder de la Vuelta a la Juventud. Empezó como aficionado en Europa y ya en el 2001 participó en el Tour de Francia y aún lesionado lo terminó. No es cualquiera que lesionado continúa con su sueño de escalar posiciones.

En el 2012 puso por primera vez el nombre de Costa Rica en alto en este tipo de competencias, pues ganó una de las etapas del Giro de Italia, donde luego, en el 2015, quedó de cuarto en la general. Ya se vislumbraba lo que está pasando ahora, porque ese era su “sueño”.

En fin, Amador, sus padres, su familia, Costa Rica y nosotros, claro está, ya estamos en la élite del ciclismo mundial. ¡Felicitaciones, Andrey!

(*) Lic. Pedro Beirute es abogado y notario público, y expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) en 1998.

Dejar una respuesta